Semana de escobas, recuerdos del pasado y miradas al futuro.

Los Padres de San Diego están tan en racha que parece que estuviésemos al rojo vivo. Dos barridas consecutivas nos colocan en una situación casi inmejorable para poder alcanzar a los D-Backs, a pesar de la tremenda ventaja que los del desierto todavía nos tienen. Pero con más de un mes por delante, los Padres bien parece que aspirarán a la tercera plaza del Oeste en la recta final del campeonato y sentarán las bases para que en el 2013 podamos aspirar a posiciones aún más altas.

Todo esto nos coloca con un balance de 59-70 lo que incluso nos hace plantearnos si incluso se podrán alcanzar las 81 victorias en los 33 que restan de temporada. Y es que hemos pasado de ser el peor equipo de las Mayores en los dos primeros meses, acumulando un balance de 19-40, a acumular un balance positivo de 40-30 en los siguientes 70 juegos (un porcentaje de victorias/derrotas de 0,572).

Es complicado salvar la temporada, para que esta no sea un año con balance por debajo del .500, pero las bases que se están asentando en San Diego para el año que viene recuerda tanto al 2009 y lo que posteriormente vivimos en el 2010, que toda la fanaticada está más que ilusionada. Nuevos dueños, posible cambios de las dimensiones del PETCO Park (acercando las vallas), extensión de peloteros de postín y efectividad y llegada de tremendo talento desde la granja, son ingredientes que hace que las expectativas suban como la espuma para aquellos que llevamos a los Padres en la sangre.

Y en lo que se refiere a la llegada de talentos procedentes de la granja al equipo grande, hay que decir que esto no se ciñe exclusivamente a Grandal y su tremendo impacto de su llegada al equipo de las Mayores. En lo loma ya se está dejando ver cosas tremendas y beneficiosas para nuestro futuro, como fue el caso de Werner que frente a los Piratas logró su primera victoria en las Mayores, cediendo tan solo dos carreras en seis entradas. El martes le volveremos a ver frente a los Bravos de Atlanta con Kris Medlen en frente suya. Aunque esta semana no será el gran protagonista de la loma de los Padres, ya que Casey Kelly debutará el lunes (también frente a los Bravos) y eso es una noticia que la fanaticada estaba esperando darla a bombo y platillo.

Un Casey Kelly que fue la pieza clave de Adrian Gonzalez a los Medias Rojas. Ahora es el momento de que Kelly demuestre quien salió ganando realmente del canje que San Diego y Boston efectuaron un su día, ahora que el Titán ha recalado en nuestro rival.  Un canje que viene a demostrar la tremenda debacle de los de Massachusetts y el empuje económico que los nuevos Dodgers poseen en la recta final de la temporada.

No se puede catalogar el canje con otro apelativo que no sea el de Impresionante.

Adrián González, Josh Beckett y Carl Crawford pasan a nuestro vecino del norte, dejando en Boston a James Loney, el pitcher Allen Webster y el infielder puertorriqueño Iván De Jesús Jr., además de un par de jugadores que serán anunciados después, lo que supone el canje más grande en la historia de los Dodgers.

Esto coloca la división del Oeste para el año que viene de color de hormiga, ya que el canje no solo que les refuerza enormemente de cara a la lucha que están teniendo con San Francisco por el cetro del Oeste, sino que convierte al Oeste de la Nacional en un auténtico infierno si los Padres se refuerzan convenientemente para la lucha (y créanme que lo haremos).

“Ladies and gentleman… welcome to the west jungle”. Sin lugar a dudas ese será el titular del blog que el año que viene escribiré cuando empecemos a repasar la división a comienzos de temporada. O tal vez lo titule “el mundo al revés”, por que Adrian Gonzalez en Los Angles y la familia O´Malley en San Diego…

Este mundo no para de rodar y si antes en L.A. se celebraban títulos en casi todos los deportes, ¿por qué no celebrarlos ahora en S.D.?

Y el mundo que no para de rodar, jajajajaja. ¿Dónde iremos a parar?

Hasta pronto desde España.

1 Comentario

Se te olvidó el “we’ve got fun and games”, aunque a estas alturas eso ya se explica por sí mismo.

No sabes la envidia que me da el ver cómo van los frailes ahora. De cierto modo, es lo mismo que tú sentiste en mayo pasado, al ver que nosotros arrasábamos con todos los rivales y ustedes se mantenían en la línea de flotación a duras penas. Otra prueba de que es mejor estar bien lejos de la espada de Damocles.

Un año para olvidar, sin dudas. Bueno, al menos me queda la NPB para consolarme un poco. Si vieras lo estrechas que están las cosas en ambas ligas, te tensarías al máximo.

En fin, me despido para no seguir dándote la lata.

Muchos saludos desde Santiago de Chile.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: