Los números de Quentin pueden atraen a los equipos contendientes en el 2012.

¿Marcará Carlos Quentin el deseoso punto de inflexión en la fuga de talentos de San Diego, que tanto necesitan los Padres para aspirar a las cotas altas que aspira alcanzar la fanaticada y la organización, o sus números seducirán a los contendientes del 2012 y entrará en el mercado veraniego?

Esta es una cuestión que se hace patente en el seno de la fanaticada, tras la magistral irrupción de Carlos Quentin en el panorama de los Padres de este año, después de haberse perdido los primeros 49 juegos de la temporada. Un panorama que por otro no parecía del todo ilusionante por el pobre balance que actualmente tenemos, lo que ha hecho que la llegada al equipo de Quentin haya supuesto la llegada de una bocanada de aire fresco para el equipo y los fans que desean ver a los Padres.

Viéndole jugar nos preguntamos que hubiera sido de esta temporada si hubiese estado sano desde el principio y a disposición de Bud Black, a primeros de Abril. Eso no lo podemos saber, pero por encima de esa cuestión surge otra más importante y transcendental para nuestro futuro: ¿Decidirán los Padres tener a Quentin, como uno de los pilares fundamentales de nuestro proyecto del 2013 o por el contrario el jardinero de San Diego recalará este verano en alguno de los equipos contendientes a la postemporada 2012?

Mi deseo es el mismo que el de toda la fanaticada… que Quentin permanezca en San Diego y la fuga de talento de San Diego cese, apostando por la llegada ya del brillante futuro que seguro nos aguarda, gracias en parte a la excelsa granja que tenemos. Aunque ella, por sí misma, no se bastará sola para alcanzar los objetivos marcados.

Quentin ha demostrado ser un gran valor para cualquier equipo en el que pudiera estar y los Padres podrían beneficiarse mucho de su presencia, en un proyecto 2013 que tal vez pudiera tener un payroll mucho más significativo que el que hemos tendido hasta ahora. Perder a Quentin no significaría más que retrasar algo más la recuperación de este equipo, que ya está sobrado de talento joven a falta de madurar para las Mayores.

¿Y es que acaso no recibiríamos más talento joven para nuestra granja, a cambio de nuestro jardinero?  Por supuesto que el cambio sería por más piezas para la granja. Y a menos que ese talento fuese usado para un canje por un pelotero de prestigio y solvencia en las Grandes Ligas, lo único que habríamos conseguido es alejarnos un poco más de la posibilidad de tener a los Padres contendiendo por la postemporada, en un plazo razonable de tiempo.

Pero para canjear piezas de la granja para obtener a un pelotero de solvencia con el bate, para eso mejor apostar desde ya por Quentin, que ya ha demostrado encajar a la perfección en los Padres, logrando recordar incluso al gran Adrian González, cuando Quentin ha tomado el plate en el PETCO Park. Algo que parecía que sería difícil de conseguir, pero que ha logrado en un muy corto espacio de tiempo, convirtiéndose en una referencia clave en la pobre (hasta el momento) ofensiva de los Padres.

Los números de Quentin, incontestables, a la vez que llamativos si los mantiene hasta el Juego de las Estrellas. Un porcentaje de bateo de .429 y un porcentaje en base de .500, en los 35 turnos de bateo que ha dispuesto hasta el momento. Cuatro series disputadas (nueve juegos en los que haya dispuesto de turno de bateo), en los que ha logrado diez carreras impulsadas, nueve anotadas, tres pasaportes a primera y 15 hits (de los cuales cinco han sido HRs, y cuatro dobles).

Todo esto hace que se haya convertido en una pieza bastante codiciada en el mercado, de cara a reforzar a equipos que aspiren a esta postemporada (si mantiene este ritmo productivo al bate) y que además le convierte en una de las grandes bazas de los Padres de cara a representar al equipo en el Juego de las Estrellas de Kansas en el próximo mes.

Un atractivo peligroso para los Padres en el futuro, porque el riesgo de no poder retenerlo es alto. El problema (o tal vez la solución) de esto es en parte el proceso de venta del equipo a un nuevo dueño. ¿Cómo puede Josh Byrnes saber ahora cuál será el payroll de los Padres para el 2013? Realmente no lo sabe, pero si podemos hacer una valoración de la situación y preveer que el nuevo dueño no vaya a seguir los mismos pasos presupuestarios que hasta ahora se han seguido por parte de los altos cargos de los Padres, en anteriores temporadas.

El planteamiento es sencillo. Hasta ahora los recortes en el presupuesto de los Padres han significado dos cosas para el equipo. Por un lado la granja de los Padres es una de las mejores granjas de las Mayores y ello nos confiere un futuro bastante prometedor (cosa a la que nos aferramos con insistencia los fans). Por otro lado, llenar la granja de brillante talento, ha sido a costa de perder gran talento maduro para las Grandes Ligas, lo que ha significado hipotecar nuestro presente, en aras de poder tener un futuro mejor.

Esa parte del proceso de regeneración de los Padres ya está completa en mi opinión y en el camino hemos visto como se han quedado fuera de los Padres el anterior grupo que pretendía hacerse con los Padres, incapaz de liderar la segunda fase del proceso de regeneración de los Padres, y que tiene como misión hacer que el brillante futuro del equipo llegue lo antes posible y no se eternice en el tiempo, como una promesa mesiánica que nunca termina de llegar para San Diego.

Si no apostar por la inversión en grandes peloteros dejó fuera del camino de los Padres al anterior grupo, liderado por Moores, no es lógico pensar que el nuevo grupo que termine comprando a los Padres antes de final de año, no vaya a venir con un impulso monetario fuerte. Creo que vendrá con renovadas energías, sabedores de que parte del camino está hecho y que necesitan de algún modo romper con el pasado restrictivo, para poder ilusionar de nuevo a una fanaticada que ve la meta de unos Padres mejores, cada vez más lejos.

A los nuevos dueños del equipo les va tocar la misión de acercar la meta y que los fans de los Padres sean conscientes de ello. Este planteamiento, bien podría tenerlo presente Byrnes a la hora de tomar decisiones de traspaso que afecten significativamente al proyecto de los Padres en el 2013. Y un buen modo de empezar el camino hacia la apuesta por peloteros de prestigio, que le vuelvan a dar solera a San Diego, sería no deshacerse de Quentin y apostar por el jardinero como una de las piezas clave de los Padres del futuro.

Al menos apostar por él para empezar el despegue de la organización hacia la tierra prometida. Un viaje que no dudo que será largo, pero no eterno si se apuesta con la inversión, por parte de los nuevos dueños. Y en ese despegue, Quentin sería una pieza muy valiosa para los Padres.

Sin embargo, desprenderse de él este verano solo alejaría un poco más el momento de ese tan ansiado despegue hacia cotas más altas. Y al retraso a ese despegue hay que ponerle freno ya. Habría que empezar a poner freno a la fuga de talento de San Diego. Porque una cosa es sacrificar algo de talento (que por ejemplo te puede sobrar en la loma) para apostar por peloteros que desde casi ya te den frutos en las Grandes Ligas y otra muy distinta es no poder retener a valiosas piezas de tu proyecto, porque no puedes retenerlas.

El que haya nuevos dueños para los Padres muy pronto, es un horizonte esperanzador que se pone frente a nosotros y en el que debemos confiar. Que se den los pasos necesarios para confirmar que efectivamente hay esperanzas fundadas en ese horizonte y no solo ilusiones vanas, es fundamental para la credibilidad de los Padres.

Hasta muy pronto desde España.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: