La loma de los Padres severamente diezmada.

Si la salud es una de las cuestiones más fundamentales para el destino de un temporada en las Grandes y la loma tan fundamental para el destino de una temporada para los Padres, tenemos un problema.

Si no fuese poco haber tenido a diez jugadores en la lista de lesionados (entre lanzadores y demás peloteros), ahora que Mayo había empezado con cierto aire renovado para San Diego, vemos como Joe Wieland entra en la lista de lesionados, dejando a la lomita de San Diego en una situación tan delicada como inusual.

Wieland, que tiene marca de 0-4 con una efectividad de 4.55 en cinco aperturas, dijo que no ha experimentado ningún tipo de dolor en su codo derecho, pero que ha tenido algunas molestias, sobre todo cuando lanza bolas curvas, lo que llevó a los Padres a que nuestro lanzador se sometiese a una resonancia magnética el miércoles por la mañana, descubriendo que no hay daño estructural. Pero esto no impide que San Diego no quiera arriesgar y le restringirá por los próximos 10 días, dijo comentaba nuestro manager Bud Black.

Impresionante, porque Wieland llegó a la rotación de los Padres tras una serie de bajas en la loma de los Padres, que forzaron a reconstruir los planes del montículo de nuestro, desde el principio de la temporada y a cada día que pasa, lo reestructurado, se tiene que volver a reestructurar porque las lesiones no dejan en paz a los Padres, en un año en donde los resultados no están acompañando del todo.

Así podemos ver como lanzadores, que en principio estaban llamados a estar en la rotación de los Padres para este 2012 y estaban llamados a cimentar una sólida loma en que sostener las aspiraciones de los Padres, como son los casos de Tim Stauffer, Cory Luebke o Dustin Moseley, o bien no han debutado todavía en las Mayores o no podemos ya contar con ellos en lo que resta de temporada.

Stauffer comenzó el infortunio, pasando de estar llamado a ser el lanzador del juego inaugural a no estar todavía preparado del todo para debutar en la liga, un mes y medio después de su comienzo. La buena noticia es que ya le hemos podido ver haciendo sólidas actuaciones con el equipo de Lake Elsinore, dentro de su plan de rehabilitación, por lo que todo indica que su reaparición con los Padres no está muy lejana.

Pero donde las noticias son devastadoras es en caso de Dustin Moseley, ya que los daños masivos sufridos en su hombro derecho le han conducido de cabeza al quirófano y con ello se despide de la loma de los Padres por este 2012. Y si a esto le sumamos que Cory Luebke también está en la lista de lesionados por 15 días, por culpa de su codo izquierdo (y sin una fecha determinada para su retorno), vemos como más de la mitad de la loma de San Diego, en lo que a su rotación se refiere, está bajo mínimos. Más aun cuando los recambios naturales de estos, también caen lesionados y hay que reconstruir sobre lo reconstruido, como he mencionado antes.

Si solo fuese eso, sería doloroso para la situación de la loma, pero es que además tenemos el bullpen con las bajas de Micah Owings, en la lista de lesionados por 60 días desde el pasado día 8 de Mayo, por culpa de su antebrazo derecho y la baja de Huston Street, en la lista de lesionados por 15 días, por culpa de una distensión muscular, que hace que sea una incógnita cuando se producirá su regreso.

Así que a grandes males, grandes remedios. Si hacía falta lanzadores para la rotación, hay estaban Anthony Bass, que está teniendo mala suerte en cuanto a su record personal, y también tenemos a Jeff Suppan, que esta demostrando su nivel, al lograr dos triunfos en sus dos salidas, hasta el momento.

Al rescate del bullpen, han dado un paso hacia delante, Alex Hinshaw, Miles Mokolas y Dale Thayer.

Hinshaw tan solo ha disputado un juego hasta el momento, lanzando 1.1 innings, con una ERA de 0, sin ceder nada a los rivales, mientras que Mikolas ha disputado tres juegos, lanzando dos entradas, cediendo dos hits, una carrera (un HR en su debut en las Mayores), cuatro pasaportes a primera, y firmando una ERA de 4.50.

De los tres, quien mejor se ha adaptado a su nuevo rol (cerrador) es Thayer, que en seis juegos ya ha logrado dos rescates, lanzando seis entradas en lo que va de campaña, cediendo cuatro hits y firmando una ERA de 0.

Lo positivo de esto es que todo parece indicar que los Padres, con la recuperación de los lesionados, lo único que puede hacer es mejorar y teniendo en cuenta los nuevos aires con los que se ha iniciado este mes de Mayo, hay que ver ese positivo punto de vista de la situación.

Pronto llegará el retorno de Stauffer y no tardará la llegada de Luebke, Wieland y también de bateador de poder para San Diego como Carlos Quentin. Si los Padres demuestran que en este mes de Mayo se afrontan las cosas de un mejor modo que en Abril, los refuerzos harán que no caigamos irremediablemente al sótano del Oeste y quien sabe si podremos aspirar a algo más que a eso.

Hasta muy pronto desde España.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: