Mark Kotsay tratará de demostrar su potencial.

La baja en los primeros compases de la competición de Carlos Quentin, abre las puertas del jardín de los Padres a varios peloteros que tratarán demostrar su valía, a la vez que demostrar que merecen el protagonismo dentro del equipo, por el que tanto están luchando.

Y uno de los peloteros que ahora se encuentran ante esta excelente oportunidad es Mark Kotsay.

Más aun, cuando uno de sus compañeros que le podía hacer la competencia en el jardín izquierdo, como es el caso de Kyle Blanks, tiene dolencias que le están obligando a estar alegado del juego, en los últimos compases de este Spring Training.

Ahora parece que las circunstancias se están aliando en su favor para que este utility-player pueda tener tiempo de juego en el jardín del PETCO Park y con ello demostrar lo que ha venido a hacer aquí:

Aportar profundidad de baca para afrontar las adversidades de las lesiones y el liderazgo de todo un veterano, que todo equipo necesita.

 

Kotsay supuso la primera incorporación de San Diego en la pasada offseason, proveniente de los Brewers, regresando a casa en un doble sentido de la expresión. Primero porque es nativo de la zona (vive en al norte de San Diego con su esposa Jamie y sus tres hijos) y segundo porque regresaba al club con el que había jugado del 2001 al 2003.

En el 2011, logró batear para .270, con un .329 de porcentaje en base, en sus 104 juegos de temporada regular, en los que tuvo 233 turnos de bateo, en los que lograría tres HRs, 31 carreras impulsadas y 18 anotadas. Números que no se trasladaron del todo a la postemporada, en los que salió de titular en dos de los seis juegos de la NLCS.

En sus quince años de profesional atesora un promedio de bateo de .278, .335 de porcentaje en base, habiendo disputado 1728 juegos, con 6166 turnos de bateo, 1717 hits, 124 HRs, 694 carreras impulsadas y 773 anotadas; mientras que en las tres temporadas en las que pudo tener la oportunidad de disputar los playoffs, participó en 26 juegos, con un porcentaje de bateo que es de .207, un porcentaje en base de .253, con 82 turnos de bateo, 17 hits, 2 HRs, 3 carreras impulsadas y nueve anotadas.

Ya en el 2012, en los nueve primeros juegos de la pretemporada, Kotsay ha atesado un porcentaje de bateo de .316, con 19 turnos al bate, logrando 6 hits (un doble), anotando dos carreras, impulsando 1,  cuatro pasaportes a primera y un porcentaje en base de .435.

Alabado siempre por su anterior manager (los Brewers tenían intención de llevarlo de vuelta a Milwaukee en 2012, aunque nunca hubo nada oficial encima de la mesa), Kotsay ha llegado a San Diego para aportar al equipo experiencia y versatilidad, ya que es un hombre que se maneja bien en las tres posiciones del jardín, así como en primera base (por si un cúmulo de lesiones nos mermase esa posición, ya que entre Yonder Alonso y Jesús Guzman, además de Kyle Blanks, esta posición debería de estar sobradamente cubierta).

Ahora que está a punto de dar comienzo el espectáculo del 2012, él empieza a cobrar cada vez más protagonismo. Un jugador que en defensa aportará la mencionada versatilidad que deseamos en este “utility player”, así como en la ofensiva nos aportará la experiencia de un bateador que contra lanzadores diestros tiene un porcentaje de bateo de .280.

Cabe recordar que los Padres ocuparon el último lugar de las Mayores en porcentaje de bateo, frente a lanzadores diestros (.229), el penúltimo puesto de porcentaje en base (.301) y el último puesto en slugging pct. (.340), además del vigésimo octavo lugar en pinch-hitting (.161). Unos números, que con la llegada de Kotsay y el nuevo entrenador de bateo Phil Plantier, los Padres tratarán de dejar en el pasado, para poder obtener mejor rendimiento de una loma que volverá a ser la base sobre la que se sustenten las esperanzas del equipo en la próxima temporada.

Llega el momento de la verdad y Kotsay tiene delante de sí la oportunidad de poder hacer valer su potencial y lograr empezar a imprimir su sello en estos Padres 2012. Y de seguro que logrará marcar su impronta en estos Padres que buscan su identidad después de un 2011 que no se desea repetir en lo que a resultados se refiere.

Kotsay debe de ser uno de esos peloteros en lo que basar un buen año, por el aporte que nos dará cuando las lesiones nos acechen. Porque un pelotero de su experiencia y versatilidad sabrá tirar del carro cuando los Padres lo necesiten.

Que los Padres puedan obtener esto él, será fundamental para el éxito del equipo en este año.

Hasta muy pronto desde España.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: