marzo 2012

Cory Luebke firma extensión con los Padres.

Cory Luebke ha llegado a un acuerdo con los Padres, para prolongar su estancia en San Diego  hasta el año 2015, con opciones para club para las temporadas 2016 y 2017.

Los números del acuerdo nos dicen que nuestro querido lanzador zurdo tendrá garantizado 12 millones de dólares y que potencialmente la cifra de sus ganancias podría ascender a los 27,75 millones de dólares (con un bono de 500.000 dólares pagados en dos cuotas por firmar, además de 500,000 dólares  en el 2012, 1 millón en 2013, 3 millones en 2014, 5,25 millones en 2015, una opción de 7,5 millones para 2016 y una opción de 10 millones para 2017 y una compra de 1.75 millones para 2016 y de 250.000 para 2017).

Pero al margen de lo que los fríos números señalan, se puede intuir un mensaje subliminal tanto en esta extensión de contrato como en las otras dos extensiones que hemos vivido recientemente en las figuras de Cameron Maybin y de  Nick Hundley.

En los últimos movimientos realizados se refleja el espíritu de cimentación de este proyecto de futuro. Anteriormente, desde aquel fatídico juego número 163 del 2007 en Colorado, donde nos vimos privados de la tercera participación consecutiva de los Padres en la postemporada, hemos vivido en un constante ambiente de reconstrucción radical del equipo sin terminar de ver cuando se verían los frutos de dicha reconstrucción. Es más, parecía que no había movimientos que nos indicasen que se tenía un plan maestro para retornar a la cima del Oeste. Pero ahora las cosas son distintas.

Y distintas sobre todo desde que en esta pasada offseason, se realizaron determinados movimientos que pusieron la guinda a una excelente granja, con la que soñar con hacer cosas importantes a medio plazo. Y estas extensiones vienen a reafirmar este compromiso con el futuro, porque son renovaciones que los Padres necesitan poder alcanzar la excelencia, cuando el fruto de la granja esté maduro para dar lo mejor de sí mismo.

Hasta hace muy poco veíamos como jugadores de la envergadura de Adrian Gonzalez, Jake Peavy, Chris Young (estos tres fueron los últimos protagonistas de extensiones de peloteros que estaban bajo control de los Padres), Mike Adams y Heath Bell, se alejaban del Sur de California por no poder hacer frente a los contratos a los que ellos aspiraban.

Pero ahora el cambio de tendencia, aun con el tumulto vivido en la dirección del equipo reciente y sin una solución clara hasta la fecha, es patente y pone más serena a una fanaticada que necesitaba sentir que la eterna reconstrucción no era tan eterna. Una fanaticada que necesitaba sentir no se marcharán determinados peloteros de prestigio y que serían fundamentales en unos Padres competitivos. Una fanaticada que necesitaba sentir que con una apuesta fuerte por retener de peloteros de calidad y con la excelsa granja que tenemos, el momento de vivir otra vez la época de vacas gordas no está tan lejano.

Volviendo a los fríos números, cabe menciones que la estadística con la que Luebke puede presumir hasta la fecha con San Diego, ha sido el de un record de 7-11 (6-10 en 2011), con una ERA de 3.38 (3.29 en 2011), los 50 juegos y 157.1 innings lanzados hasta la fecha (46 juegos y 139.2 innings en 2011), cediendo 122 hits (105 en 2011), 62 carreras (54 en 2011), 15 HRs (12 en 2011) y permitiendo 50 pasaportes a primera (44 en 2011), mientras que en esta primavera de momento atesora un record de 1-0, con una ERA de 3.93, en los cinco juegos y 18.1 innings en los que ha intervenido, cediendo 20 hits, 8 carreras y 3 HRs, además de cuatro bases por bolas.

Ahora afrontará su tercera temporada en las Mayores y con los Padres con la serenidad de saber que ha firmado un buen contrato y que es apreciado por los Padres como una de los pilares importantes sobre los que sustentar un brillante futuro para la franquicia de San Diego.

Nuestro lanzador zurdo no llegó a las Mayores hasta los 26 años (recientemente ha cumplido los 27 años, concretamente el 4 de Marzo) y no se convirtió en una pieza de la rotación de los Padres hasta mediados de la pasada campaña, sin embargo los Padres no han sido ajenos a todo el potencial que Luebke tiene para convertirse en uno de los mejores lanzadores zurdos de las Grandes Ligas. Ahora Luebke será el número dos de la rotación de los Padres a partir de Abril y tendrá en su repertorio de lanzamientos, además de su bola rápida y su deslizante, una más trabajada curva y change-up que en esta primavera ha preparado junto con el entrenador de pitcheo Darren Balsley y el manager Bud Black, por lo que afrontará un año más que ilusionante, en el que demostrar a todos porque los Padres han depositado tantas expectativas en el él.

Hasta muy pronto desde España.

Una semana para el Juego Inaugural.

Cada vez quedan menos días para la marcha de la primavera y la llegada de la temporada regular para los Padres. Una temporada regular que todos ansiamos que llegue lo antes posible, después de haber esperado tanto tiempo, desde que en Otoño pasado las Grandes Ligas diesen por concluido el año beisbolístico.

Una semana solo para empezar a disfrutar de nuevo de un equipo que presentará muchas novedades respecto del año pasado. Es momento de empezar a pensar en cómo se define definitivamente el roster y de cómo se han desarrollado los acontecimientos en esta primavera, dulce primavera en donde han predominado más las victorias que las derrotas y que todavía no ha visto su final.

Analizando el que sería el Depth Chart, vemos como en la primera base se colocan dos de los peloteros que más turnos de bateo han acumulado hasta la fecha. Tanto Alonso como Guzmán han sumado entre ambos más de 120 turnos de bateo. Si se hiciese una comparativa entre lo cosechado hasta ahora por uno o por otro, se puede comprobar que los números de Alonso han destacado algo más que los de Guzmán, pero ofensivo de ambos (sobre todo el de Guzmán en el PETCO Park, donde marcó records en la pasada campaña), se antoja que podría llegar a ser fundamental para el éxito de los Padres en esta temporada, por lo que no es descabellado pensar que nos acostumbraremos a ver a Jesús Guzmán en cualquier otro puesto, menos en primera. Lo que por otro lado no sería una mala noticia, ya que vendría a significar que tanto Alonso como Guzmán están cuajando una muy buena temporada y se están volviendo imprescindibles ambos en el line-up.

Con las titularidades definidas también en el centro del diamante y la tercera base, vemos como la contienda entre Parrino, Cabrera y Darnell, siguen por todo lo alto. En cuanto a turnos de bateo, los tres han acumulado un número muy similar de oportunidades al bate, pero los porcentajes de bateo obtenidos, distan algo de unos a otros. Mientras que Cabrera a penas si llega a los .208 con nueve carreras anotadas y cinco impulsadas, Parrino alcanza los .224 con nueve carreras anotadas y 8 impulsadas, y Darnell alcanza los .273 con 8 carreras anotadas y 6 impulsadas.

Sin embargo, a pesar de tener unos números de porcentaje de bateo bajos, la versatilidad en ambos puestos del centro del diamante, le confieren a Everth Cabrera la oportunidad de lograr este año, lo que el pasado se le escapó de las manos… lograr entrar en el roster del equipo grande. Sin duda es algo que deseamos, porque es un pelotero muy querido por la fanaticada y al que se le desea que triunfe en los Padres, pero habrá de mejorar bastante su aportación ofensiva, al tiempo que se transforma en un utility player que se busque un hueco en el equipo. De hecho, recientemente los Padres han sido preguntados por otros equipos, acerca de la situación de Everth Cabrera y un posible canje, a lo que los Padres han contestado que no hay interés en dejar marchar al nicaragüense. Un voto de confianza, que esperemos que se transforme en oportunidades brindadas en el terreno de juego a Cabrera y que este las pueda aprovechar.

En cuanto al jardín se refiere, comentar que hay dos factores que serán determinantes en el inicio de campaña, para saber quien podrá ocupar los tres puestos del jardín del PETCO Park. Y estos dos factores no son otros que las ausencias del Juego Inicial de Carlos Quentin y Kyle Blanks. Ambos presentan lesiones de las que se están recuperando, pero que no les van a permitir estar a tiempo para la semana.

Y una las cuestiones que surgen cuando analizamos las bajas de estos dos peloteros que estarían llamados a jugar en el jardín izquierdo, es la pretemporada que ha llevado a cabo Jeremy Hermida, que ha acumulado en torno a los cuarenta turnos de bateo en lo que llevamos de primavera, causando una muy grata sensación en el seno de los Padres, anotando 10 carreras, impulsando 7, con un porcentaje de bateo de .350 y en base de .458, lo que le ha convertido en uno de los protagonistas ofensivos de la primavera de los Padres.

Mark Kotsay, con apenas 28 turnos de bateo, dos carreras anotadas, tres impulsadas y un porcentaje de bateo de .357, también será una pieza importante a tener en cuenta la confección del roster de 25 jugadores que podrán tomar parte del equipo de las Mayores, dentro de una semana y será uno de los peloteros importantes dentro del esquema de juego en los primeros compases de competición oficial.

Los otros dos jardineros, Venable y Denorfia, también han logrado un porcentaje de bateo superior al .300, en los más de 70 turnos de bateo que acumulan entre los dos. Por cierto, Venable que presumiblemente será el jardinero derecho en el PETCO Park dentro de una semana, ha sido tanteado por los Bravos de Atlanta que andan en busca de un jardinero, preferentemente que se maneje en el centro.

En cuanto a la receptoría, tras la marcha de Grandal al campamento de las Menores, vemos como entre Hundley y Baker (que defenderán la receptoría de los Padres en el 2012) han acumulado más de 60 turnos de bateo, destacando mucho más los números obtenidos por el que será titular del puesto (.357 de porcentaje de bateo de Hundley) por encima de los del “recién” llegado de Florida (.229 de Baker).

En la loma, Stauffer, Luebke, Volquez, Richard y Moseley, se plantean como los dueños de la rotación, aunque la confirmación de esto y del orden la de la rotación ya la iremos viendo en los próximos días.

Después de haber echado un vistazo a lo vivido hasta ahora, con el sabor dulce de las 18 victorias hasta la fecha de nuestro equipo, que tiene la segunda mejor marca de los equipos de la Liga Nacional y la tercera mejor marca de la Liga del Cactus, con un balance de 18-12 (.600), vemos como sólo queda una semana para que se lance la primera bola oficial de la temporada para los Padres, en el más que previsible duelo entre Tim Stauffer y Clayton Kershaw. Un duelo entre Padres y Dodgers que dará inicio a la gran fiesta del 2012, que esperemos nos brinde muchas alegrías. Una sola semana en las que todavía viviremos emociones fuertes, con la finalización del acuerdo entre Padres y FOX Sport como telón de fondo.

Hasta muy pronto desde España.

Actualidad de los Padres, a una semana de la temporada.

Parece mentira que en un blog de los Padres de San Diego, se empiece a hablar de la venta de los Dodgers de los Ángeles a un nuevo dueño, pero aunque parezca mentira es importante para nosotros y mucho.

Ya se ha confirmado que un grupo inversor que incluye a la leyenda de los Lakers, Magic Johnson además de Stan Kasten, ha sido el agraciado con el premio de hacerse con las riendas de nuestro archirival los Dodgers, en un acuerdo record que ronda la cifra de los 2.000 millones de dólares.

Frank McCourt deja así al equipo de la ciudad de LA, cobra a precio de oro su abandono del equipo del norte del sur de California. Pero lo importante para nosotros no es tanto el tema de si lo ha comprado un grupo u otro, sino que había tres finalistas y ahora los Padres, que están huérfanos de dueño (ya que entre Moores y Moorad no ha terminado de haber trasvase de poderes), se convierte en una muy apetecible opción de hacerse con un equipo de Las Mayores y además en una ciudad maravillosa, con un gran futuro gracias a su granja y con un contrato televisivo con FOX Sports San Diego que le va a dar una estabilidad importante a las cuentas del club.

¿Vendrá un nuevo dueño a San Diego con la cartera llena de billetes verdes, que junto con la majestuosa granja que tenemos, nos lleve a la tierra prometida?

Sería fabuloso pensar que sí, después de haber asumido que con Moorad había que ajustarse el cinturón y cuidar cada dólar gastado y también asumir que determinados peloteros se terminarían marchando como fueron el caso de Jake Peavy, Adrian González, Mike Adams y Heath Bell (además de Trevor Hoffman).

Yo personalmente pienso que el dinero no da la felicidad, pero ayuda. O sea, es cierto que no creo que sea necesario exagerar en el gasto en contrataciones de un equipo para que sea competitivo, pero como en el equilibrio está la virtud, si es necesario apostar por adquirir ciertas piezas de tu roster que marquen la diferencia. En muchas ocasiones se escuchan cifras desorbitadas en el mundo del deporte que desconciertan y a la vez te hacen reflexionar sobre que la cordura debería de poder llegar algún día al deporte, en este asunto, pero para poder competir hay que poner dinero encima de la mesa. Hay que gastarlo con cabeza y sin las exageraciones con las que otros equipos pueden gastarlo…Si, pero hay que poner encima de la mesa cartas con las que poder ganar la partida. Con sensatez se ha de hacer un equipo equilibrado, pero no te puedes permitir el lujo de vivir eternamente en una reconstrucción que jamás llega a su fin.

Y los Padres no se pueden permitir el lujo de caer en esa dinámica por mucho más tiempo, ahora que la granja hace una llamada a la esperanza en el futuro de los Padres. La fanaticada a atendido a esa llamada y ahora se le ha de confirmar ese mensaje con la misma fuerza desde la dirección del equipo, apostando fuerte por ese futuro y apostando por traer un anillo a SD de una buena vez.

Todo parece indicar que el tiempo de Moores y de Moorad en los Padres ha pasado a la historia. Pero esta historia ha dado tantas vueltas que cualquiera sabe. Pero aún así no creo que Moores desee retener el 51 % del equipo, que todavía controla. Más aún si alguien rebotado de la venta de los Dodgers, viene con ganas y dinero fresco con la intención de no irse de vacío del Sur de California.

Y todo ello al amparo del nuevo contrato televisivo con Fox Sports San Diego, que es una pieza más que clave en todo este asunto.

Un Fox Sports San Diego, que parece que ha fichado a Carlos Hernández, el que fuese catcher de los míticos Padres de 1998, para poder retransmitir junto con Eduardo Ortega los 50 juegos que en español tiene pensado retransmitir esta cadena en el 2012.

Por cierto, Fox Sports en Español… muy interesante, si se pudiese seguir a través de MLBTV. Ya se descubrirá.

 

Para terminar mencionar que otros equipos han preguntado tanto por Everth Cabrera, como por Will Venable. Concretamente, parece que los Bravos de Atlanta han sido quienes han tanteado la situación de Venable, a pesar de que ellos desean incorporar mejor a alguien que se maneje bien en el centro del jardín.

A estas alturas, no parece que ninguno vaya a marcharse fuera de SD. Y con mayor motivo si pensamos que ni Blanks ni Quentin empezarán la campaña con los Padres, aquejados de lesiones. Pero nunca se sabe si al final habrá sorpresas. Por lo que a mí se refiere, no creo que Cabrera se marche y tampoco lo creo de Venable. Me sorprendería verlos lejos de SD antes del Opening Day, pero habrá que estar atentos a los movimientos de última hora, que por cierto, el año pasado esos movimientos de última hora le pasaron una mala pasada a Everth Cabrera, que de verse dentro del roster, vio como un fichaje tardio de Alberto Gonzalez, le mandaba a Tucson, en lugar de a San Diego.

La primavera del béisbol todavía tiene una semana de emociones. Y de fondo los duelos nipones entre Marineros y Atléticos que ya han abierto las “hostilidades” en este 2012.

Habrá que estar atentos para saber si hay o no sorpresas de última hora.

Hasta muy pronto desde España.

Mark Kotsay tratará de demostrar su potencial.

La baja en los primeros compases de la competición de Carlos Quentin, abre las puertas del jardín de los Padres a varios peloteros que tratarán demostrar su valía, a la vez que demostrar que merecen el protagonismo dentro del equipo, por el que tanto están luchando.

Y uno de los peloteros que ahora se encuentran ante esta excelente oportunidad es Mark Kotsay.

Más aun, cuando uno de sus compañeros que le podía hacer la competencia en el jardín izquierdo, como es el caso de Kyle Blanks, tiene dolencias que le están obligando a estar alegado del juego, en los últimos compases de este Spring Training.

Ahora parece que las circunstancias se están aliando en su favor para que este utility-player pueda tener tiempo de juego en el jardín del PETCO Park y con ello demostrar lo que ha venido a hacer aquí:

Aportar profundidad de baca para afrontar las adversidades de las lesiones y el liderazgo de todo un veterano, que todo equipo necesita.

 

Kotsay supuso la primera incorporación de San Diego en la pasada offseason, proveniente de los Brewers, regresando a casa en un doble sentido de la expresión. Primero porque es nativo de la zona (vive en al norte de San Diego con su esposa Jamie y sus tres hijos) y segundo porque regresaba al club con el que había jugado del 2001 al 2003.

En el 2011, logró batear para .270, con un .329 de porcentaje en base, en sus 104 juegos de temporada regular, en los que tuvo 233 turnos de bateo, en los que lograría tres HRs, 31 carreras impulsadas y 18 anotadas. Números que no se trasladaron del todo a la postemporada, en los que salió de titular en dos de los seis juegos de la NLCS.

En sus quince años de profesional atesora un promedio de bateo de .278, .335 de porcentaje en base, habiendo disputado 1728 juegos, con 6166 turnos de bateo, 1717 hits, 124 HRs, 694 carreras impulsadas y 773 anotadas; mientras que en las tres temporadas en las que pudo tener la oportunidad de disputar los playoffs, participó en 26 juegos, con un porcentaje de bateo que es de .207, un porcentaje en base de .253, con 82 turnos de bateo, 17 hits, 2 HRs, 3 carreras impulsadas y nueve anotadas.

Ya en el 2012, en los nueve primeros juegos de la pretemporada, Kotsay ha atesado un porcentaje de bateo de .316, con 19 turnos al bate, logrando 6 hits (un doble), anotando dos carreras, impulsando 1,  cuatro pasaportes a primera y un porcentaje en base de .435.

Alabado siempre por su anterior manager (los Brewers tenían intención de llevarlo de vuelta a Milwaukee en 2012, aunque nunca hubo nada oficial encima de la mesa), Kotsay ha llegado a San Diego para aportar al equipo experiencia y versatilidad, ya que es un hombre que se maneja bien en las tres posiciones del jardín, así como en primera base (por si un cúmulo de lesiones nos mermase esa posición, ya que entre Yonder Alonso y Jesús Guzman, además de Kyle Blanks, esta posición debería de estar sobradamente cubierta).

Ahora que está a punto de dar comienzo el espectáculo del 2012, él empieza a cobrar cada vez más protagonismo. Un jugador que en defensa aportará la mencionada versatilidad que deseamos en este “utility player”, así como en la ofensiva nos aportará la experiencia de un bateador que contra lanzadores diestros tiene un porcentaje de bateo de .280.

Cabe recordar que los Padres ocuparon el último lugar de las Mayores en porcentaje de bateo, frente a lanzadores diestros (.229), el penúltimo puesto de porcentaje en base (.301) y el último puesto en slugging pct. (.340), además del vigésimo octavo lugar en pinch-hitting (.161). Unos números, que con la llegada de Kotsay y el nuevo entrenador de bateo Phil Plantier, los Padres tratarán de dejar en el pasado, para poder obtener mejor rendimiento de una loma que volverá a ser la base sobre la que se sustenten las esperanzas del equipo en la próxima temporada.

Llega el momento de la verdad y Kotsay tiene delante de sí la oportunidad de poder hacer valer su potencial y lograr empezar a imprimir su sello en estos Padres 2012. Y de seguro que logrará marcar su impronta en estos Padres que buscan su identidad después de un 2011 que no se desea repetir en lo que a resultados se refiere.

Kotsay debe de ser uno de esos peloteros en lo que basar un buen año, por el aporte que nos dará cuando las lesiones nos acechen. Porque un pelotero de su experiencia y versatilidad sabrá tirar del carro cuando los Padres lo necesiten.

Que los Padres puedan obtener esto él, será fundamental para el éxito del equipo en este año.

Hasta muy pronto desde España.

Tormenta en la dirección de los Padres.

Jeff Moorad ha dimitido de su cargo de director ejecutivo de los Padres.

El miércoles ha saltado la sorpresa y Jeff Moorad ha dado un nuevo giro de tuerca a la situación que los Padres viven en su directiva, al anunciar su dimisión como director ejecutivo del equipo de San Diego, teniendo de telón de fondo la negativa por parte de las Grandes Ligas de la aprobación de la definitiva compra del equipo por parte del grupo que Moorad lidera, así como las negociaciones para ultimar la aprobación por parte de las Mayores del acuerdo televisivo con FOX Sport San Diego.

Según se ha anunciado, Tom Garfinkel se hará cargo de la dirección ejecutiva de manera interina, mientras que Jeff Moorad ostentará el cargo de vicepresidente del club y será responsable de supervisar la implicación de los Padres en el desarrollo de Fox Sport San Diego.

Todo un revuelo que sorprende solo a medias, porque desde el mismo momento en que la MLB no aprobó la definitiva compraventa del equipo de Moores a Moorad y teniendo pendiente la aprobación del acuerdo televisivo de por medio, no se podía decir que en la directiva de los Padres las aguas estuvieran en su cauce normal, hasta no lograr poner en orden estos asuntos (sobre todo el que concierne a la TV). La situación de la compraventa del club y la situación de la directiva estaba un poco enrarecida desde entonces, sobre todo porque por encima de todo, había que salvaguardar los intereses de los Padres, y estos pasaban por Fox Sport San Diego, principalmente. Tanto es así, que en aras de poder lograr no enturbiar el proceso de venta de los derechos televisivos, Moorad retiró la petición de la aprobación de la compra de los Padres, ante la MLB.

Parecía que con ello todo se calmaría, volverían las aguas a su cauce normal y que la aprobación de los acuerdos televisivos, sellaría una normalidad dentro del seno de los Padres que no termina de llegar y como muestra este botón.

La situación que ha derivado en este anuncio, empezó a comienzos de año, cuando los Padres, Moores y Moorad se las prometían muy felices en las pasadas reuniones de propietarios de las Grandes ligas. Los Padres confiaban en que se finalizase el traspaso definitivo de poderes entre Jeff Moorad y John Moores, completando la venta del equipo, a pesar de tener dos años más de plazo para completarse, habiendo realizado las diligencias oportunas para la definitiva venta , agilizándolo todo merced a los acuerdos con FOX Sports y a la petición de Moores de terminar con todo esto lo antes posible. Hacía falta el 75 por ciento de los votos de los propietarios y finalmente eso no se produjo. Con el fin de aclarar aspectos “técnicos” o económicos relativos a la operación, se dilataba un poco más toda esta situación.

Según informó en su día el comisionado de las Grandes Ligas, Bud Selig, se trataría de agilizar el proceso al máximo, para que no hiciese falta esperar a la siguiente reunión de propietarios, pero Moorad, con el objetivo de poder evitar problemas con la aprobación de la nueva TV de los Padres, retiró la propuesta ante el gran organismo. Y es que no en vano, el acuerdo por los próximos 20 años y con una previsión de ingresos de unos 30 millones de dólares para esta temporada, no es algo como para ponerlo en riesgo de que no fructifique.

La negativa de la finalización de la venta de los Padres por parte de la MLB y la posterior retirada de esta petición, sin duda pudo crear algún que otro roce entre los intereses de los dos grandes protagonistas de la directiva de los Padres en la actualidad. Tanto que habrá que ver como afecta esto al sentimiento de Moores acerca de terminar de vender el club en el plazo establecido en el acuerdo inicial o si por el contrario, esta hoja de ruta se verá afectada por los últimos acontecimientos.

Lo que si es seguro que todas las partes coinciden en afirmar que la mayor prioridad ahora de los padres, es que los fan de los Padres puedan disfrutar desde el comienzo de la competición de los juegos de San Diego a través de TV. Un acuerdo por los próximos años y que puede ascender a la cifra de 1 billón de dólares. Algo que los Padres no se pueden permitir el lujo de dejar escarpar-

Tom Garfinkel, nuevo CEO de los Padres (al menos de manera interina), ya se ha apresurado a decir que esta situación no va a afectar al normal funcionamiento de la entidad, ni a su fuerza. Un mensaje tranquilizador, sin duda. Pero esto calará más hondo en el sentir de la fanaticada de los Padres, con el transcurrir de los días y los acontecimientos, más que ahora.

Habrá que estar muy atentos a los próximos movimientos de los Padres y las partes implicadas en el asunto. Seguro que los pasos que se den, se harán teniendo en cuenta lograr generar una situación que sea favorable a los intereses del equipo de San Diego. Esperemos que los objetivos de la dirección ejecutiva se puedan cumplir, con el deseo de que además las aguas puedan volver a su cauce normal y con ello se consolide la fuerza y la estabilidad del club, a unos niveles que superen a los de estos días.

Hasta muy pronto desde España.

Otra renovación adecuada para el futuro.

Hoy se ha dado a conocer la noticia de que el Nick Hundley ha firmado una extensión de contrato hasta el final de la temporada del 2014 con los Padres. Un acuerdo que incluye una opción del equipo para el 2015. Sin duda una noticia esperada desde hace tiempo, pero que no por ello deja de hacer ilusión, ya que Hundley se ha convertido en una de las bazas importantes de estos Padres.

Y ciertamente es importante desde hace tiempo en los Padres, que siempre han tratado de lograr consolidar a Hundley en la titularidad, al tiempo que se trataba de rodearle de algún receptor con experiencia que le ayude desde la suplencia. Algo en lo que no se ha llegado a acertar de lleno, ya que si bien Hundely se ha consolidado con el receptor titular de los Padres, sus suplentes no se han mantenido en el tiempo, como si lo ha hecho él.

La renovación le llega en un momento importante para él, por los movimientos realizados por los Padres en la offseason y por haber tenido un 2011 en donde se notó su mejoría al bate (algo fundamental para la evolución a mejor de los Padres) y en donde las lesiones le llevaron a disputar nada más que 82 juegos, lo que nos ha llevado a ver como Luis Martínez disputaba 22 juegos, mientras que Rob Johnson disputó 67 y Kyle Phillips 36.

Nick Hundley, atesoró un porcentaje de bateo de .288 y porcentaje en base de .347, mientras que el resto de receptores, decepcionó en la ofensiva, apenas llegando Luis Martínez a batear para .203 (con un porcentaje en base de .309) en 59 turnos de bateo, y bajando del .200 los otros dos receptores. Rob Johnson ha acumulado 179 turnos de bateo, bateando para .190 y con un porcentaje en base de .259 y Kyle Phillips ha bateado para .171 en 76 turnos de bateo y con un idéntico porcentaje en base, que su compañero Johnson.

Lo más positivo vivido por Hundley recientemente, lo vivimos cuando Hundley lograba un porcentaje de bateo de .367 después del parón por el Juego de las Estrellas, con un porcentaje en base de .404 en los 1128 turnos de bateo de que dispuso en los 37 juegos disputados. Esto supuso el cuarto mejor registro en porcentaje de bateo, en ese periodo en las Grandes Ligas, algo que sin duda vino bien a un equipo mermado en la ofensiva.

Pero no fue lo único positivo de su pasada temporada, sino que además, en los juegos disputados en el PETCO Park, ingresaba en el selecto de los jugadores de los Padres, que con al menos 100 turnos de bateo, lograba superar la marca de .300 de bateo en nuestro vasto parque. Solo le superó esta temporada Jesús Guzmán, que terminó con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Hundley logró una sensacional marca en casa, al tener 137 turnos de bateo, logrando un porcentaje de bateo de .307, con 42 hits, 9 dobles, 4 triples y 6 HRs, además de tener un porcentaje en base de .373. Todo ello en los juegos que Hundley ha disputado en nuestro hogar, con lo que logra el cuarto mejor registro de la historia en el PETCO Park.

Unos números que se antoja importante mejorarlos de cara a su consolidación en el equipo, como una de las piezas clave en la evolución del equipo, hacia un conjunto que contienda por el título del Oeste. Además su mejora ofensiva es también importante, teniendo en cuenta las llegadas al equipo de determinados peloteros que nos ayudarán a contender lo antes posible. Concretamente por la llegada de Yasmani Grandal, receptor de 23 años de edad, que se plantea como la opción a largo plazo de la receptoría.

Grandal es un buen receptor defensivo, que hace un muy buen contacto con la bola, a la hora de batear y pude golpearla a un amplio espectro del campo. Lo mejor de aspecto su ofensivo es su capacidad de progresión, al tiempo que mejora y madura su físico de 6-pies-2 y 215 libras de peso. Sus 23 años de edad son su mejor aval de futuro. Fue elegido  en el puesto 12 del draft de 2010, y ha bateado para .305 con 14 cuadrangulares y 68 impulsadas en Clase-A, Doble-A y Triple-A la temporada pasada.

Cuando Grandal llegue al punto de madurez necesaria para competir de continuo en las mayores, Hundley y él estarán llamados a liderar una sólida receptoría que sirva de base a unos Padres que nos proporcionen muchas más alegrías de las vividas en el 2011. Es por ello que Hundley afronta estos próximos años con el gran objetivo de poder ganarse todos los galones posibles, para que cuando converjan unos Padres poderosos y un Grandal capacitado para estar a un gran nivel en las Mayores, Nick no se quede en la sombra y pueda ser el tutor ideal de Grandal en la aventura de las Grandes Ligas, al tiempo que él mismo tenga el protagonismo propio que se merece.

Pero eso es hablar de futuro… está por ver todo esto. Pero lo que está claro, es que el presente de los Padres está en él y en este presente, Nick y los Padres se labrarán su futuro. De su evolución como gran receptor, dependerá también en gran medida que los Padres puedan aspirar a grandes cosas lo antes posible.

Ahora Hundley, es el dueño de la receptoría… y lo será por largo tiempo.

Hasta muy pronto desde España.

Quentin y FSSD: la cara triste y la amable del fin de semana.

En estos últimos días, la actualidad de los Padres se ha centrado sobre todo, en un par de cuestiones bien distintas pero igualmente importantes. En una cara de la moneda nos encontramos a Carlos Quentin y sus problemas de rodilla y en la otra cara de la moneda nos encontramos a FOX Sport San Diego y el comienzo de una nueva televisiva para los Padres.

En esta moneda que analizamos, Carlos Quentin personaliza la cara negativa, la cara triste, al darse a conocer que este pelotero, que tanta relevancia ofensiva debería tener en el equipo, no va a poder formar parte del equipo en el juego Inaugural, ya que una dolencia en la rodilla le va a apartar de los Padres, las dos primeras semanas de competición oficial.

El jardinero se someterá a una operación de su rodilla derecha en San Diego el lunes, siendo el proceso de recuperación de cuatro semanas, lo que significa que se perderá el resto de los entrenamientos primaverales, pero podría estar listo para jugar 10 días después de iniciada la temporada regular. El Dr. Heinz Hoenecke de la Clínica Scripps realizará el procedimiento de la cirugía artroscópica. Anteriormente nunca se había perdido juegos por culpa de su rodilla derecha.

Quentin, al reportarse al campamento primaveral, vio como un hinchazón en su rodilla le estaba molestando. En un principio se sintió mejor pero después se hinchó de nuevo después de que se deslizó en la segunda contra los Angelinos el 9 de marzo. Una resonancia magnética mostró el daño a la rodilla y Quentin se enfrentaba a la decisión de seguir jugando y tener los tratamientos en la rodilla, o poder corregir el problema por medio de cirugía. Según comentaba nuestro manager Bud Black, su rodilla le molestaba bastante y que era mejor hacer esto ahora que no intervenir y correr el riesgo de que empeorase la situación y esto pudiera afectar a su juego.

Ahora no vamos a poder contar de inicio con un pelotero traído a San Diego con la intención de poder aportar algo más de potencial ofensivo, al debilitado bate de los Padres. Su aportación se antoja fundamental y es por eso que más allá ver las dos primeras semanas en las que no estará con el equipo, hay que ver que está intervención sirva para poder otorgar mayor solidez a su juego, para el resto de la temporada, una vez estas molestias se puedan resolver de manera definitiva.

En su lugar, varias alternativas surgen en el camino de Bud Black para paliar esta baja y el primer nombre que me viene a la cabeza es Jesús Guzman. Su capacidad ofensiva, mostrada en el tramo final de la pasada campaña, nos deja como uno de los candidatos con más opciones de iniciar la temporada como titular del jardín izquierdo. De hecho, Guzman ha intensificado su entrenamiento como jardinero, para poder ser ese pelotero “ulitilty” que le permita estar presente en el lineup y obtener turnos de bateo, con los que poder demostrar su poder con el bate.

Pero no será el único que tratará de convencer a “Pepe Negro” para que le ponga sobre el jardín. Kyle Blanks podría tener la oportunidad que necesita para hacerse notar en el roster y reivindicar su papel en el roster de los Padres del 2012. Denorfia que también está recuperado y a punto para la acción, también presentará su candidatura ante esta oportunidad.

Quentin no estará disponible y es una pena pero los Padres tienen suficientes jugadores en la nómina para capear esta lesión. ¿Podrá alguno de ellos aprovechar la oportunidad tanto como para poner en un compromiso a nuestro manager cuando Quentin esté de nuevo disponible para jugar? Veremos.

Ahora toca hablar de la otra cara de la moneda. En lo que se refiere al nuevo contrato televisivo de los Padres con FOX Sport San Diego, por fin vimos un primer juego de los Padres en este 2012, retransmitido por este canal que será la casa televisiva de los Padres en los próximos años y que tantas alegrías económicas debería de reportar a la franquicia de San Diego.

Fue un placer volver a ver en la pantalla a Mark Grant y a Dick Enberg, dirigiendo una vez más, una retransmisión de los Padres. Rostros conocidos y queridos por la fanaticada de los Padres, que los veían en una retransmisión que sin duda era especial. Resultaba extraño ver FS Padres en la parte superior derecha de la pantalla, pero era agradable. Una retransmisión que por cierto, se había hecho derogar demasiado y que se había realizado bajo el auspicio de un acuerdo entre los Padres y FOX, que todavía no ha recibido todas las bendiciones pertinentes por parte de las Mayores.

Pero la espera padecida había merecido la pena, teniendo en cuenta que supone una nueva era para los Padres. Una era en las que las cosas pintan muy bien, a nivel deportivo (de cara a un futuro a medio plazo) y esperemos que también a nivel económico (ya que desde luego, los ingresos por el nuevo contrato no se pueden comparar a lo ingresado con el anterior).

Y el importante evento para San Diego se saldó con un triunfo frente a los Reales, que fue como una bienvenida a este nueva era televisiva, que llegó a los condados de condado de San Diego y Las Vegas en la noche del sábado, a través del canal 18 o 23 (dependiendo de la zona), como indicó COX, diez horas antes del choque. Más tarde, la noche del sábado, FSSD anunció a través de un tweet que su lanzamiento completo en San Diego en Cox sería el lunes.

Pero al ver esto, nos preguntamos…¿para cuándo por fin el acuerdo definitivo con el beneplácito de las Mayores? Eso es una cuestión que todos anhelamos tener resulta ya. Es importante estabilizar ese tema, para que las retransmisiones de los juegos de temporada regular, lleguen a los fans con total normalidad y que este asunto que tan vital es para nuestras arcas y nuestro futuro, quede ya zanjado para beneficio nuestro.

Otra cuestión es que FSSD también está negociando con una estación de Tijuana y los Padres, con la intención de que el enlace a México se complete mucho antes de como fue la temporada pasada. Yo personalmente, desde España, veo los juegos en Internet a través de MLBTV, pero que los juegos se puedan seguir en México con las mejores garantías, y con mayor celeridad que la pasada temporada, es un tema que a todos atañe y que los Padres, seguro que tienen muy en cuenta en sus planes de expansión y crecimiento, para poder ofrecer a su fanaticada hispana, el mejor servicio posible. Porque en mi opinión, la fanaticada hispana de nuestro equipo  es también fundamental para el desarrollo de la franquicia.

Por lo pronto y antes de tener resueltas las dudas que nos quedan de este tema, lo que si sabemos es que FSSD está programado para televisar cinco juegos primaverales más de los Padres (23, 30 y 31 de Marzo en Arizona y el 3 de abril en el Petco Park).

Hasta muy pronto desde España.

Diez preguntas para Anthony Bass.

La pelea por entrar en la rotación de los Padres 2012.

Diez preguntas para Anthony Bass.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.mlblogs.com

Anthony Bass es uno de los lanzadores que van a tener un peso específico importante en la loma de San Diego en la temporada que está a punto de comenzar. En su mente está poder entrar en la rotación de lanzadores de este 2012. Una reformada loma que sin duda volverá a tener una importancia vital para el éxito del equipo, teniendo como handicaps, por un lado el vasto PETCO Park y por otro lado una ofensiva que busca mejorar los números que anteriores campañas nos dejaron en el sótano de las estadísticas en ataque.

Martín: Primero de todo agradecerle el tiempo que me ha dedicado a esta entrevista para padresbeisbol.com y Padres hispanos. Es un honor poder entrevistar a un lanzador de los Padres que se plantea como una las piezas más importantes del equipo para esta temporada.

Bass: Un placer.

Martín: Ahora que llevamos unos días de Spring Training, me gustaría saber cómo ves al grupo de cara al 2012. ¿Qué ambiente se respira en el equipo, después de todos los cambios que hemos vivido en la offseason? ¿Eres optimista acerca de la nueva temporada?

Bass: La temporada 2012 va a ser una temporada divertida. Nosotros tenemos un montón de talento joven, que está haciendo su camino hacia San Diego. El Front Office de los Padres está haciendo un buen trabajo, trayendo más jugadores con talento que contribuyan al éxito del equipo en el 2012.

Martín: Todo el mundo habla de ti, como uno de los lanzadores que buscan entrar en la rotación de los Padres. ¿Cuáles son tus objetivos para este Spring training y si te causa presión la pelea por entrar en la rotación de los Padres?

Bass: Mi principal objetivo en esta  primavera es lograr un puesto en el roster del equipo de las Mayores. Estoy continuamente trabajando en el control de mi bola rápida. Estoy contento con los resultados hasta el momento. En cuanto a la competencia de la rotación de este año, no me preocupa. Siento que si salgo y lanzo según mi potencial, todo irá bien. La presión está en el Front Office.

Martín: En las primeras sesiones de los entrenamientos has impresionado con tus lanzamientos de bola rápida y change-up. ¿Qué piensas acerca del control de tu bola rápida? Y dime algo acerca de tu lanzamiento deslizante.

Bass: Estoy muy contento, como dije antes, con el control de mi bola rápida. En los comienzos del Spring Training, es fundamental en el éxito de un lanzador, el control de su bola rápida. También he lanzado bola deslizante. Es un lanzamiento bueno para mí. Ha sido un largo camino desde la entrada en el béisbol profesional en 2008. Confío en este lanzamiento.

Martín: En estos días, ¿De qué aspectos has hablado con Darren Balsley (entrenador de lanzadores) para seguir mejorando en tu pitcheo?

Bass: El control en mi bola rápida continúa mejorando y también estoy seguro que la velocidad de mi deslizante se mantendrá constante. Esto me ayudará a lograr una mayor consistencia en lograr outs de los bateadores de las Mayores.

Martín: Tú eres un lanzador que sabes colocar bien los lanzamientos y que tienes un control elevado de tus lanzamientos. ¿Tienes en mente mejorar tu ratio de strikeouts o es algo que no te obsesiona?

Bass: No estoy preocupoado con el tema de los strikeouts. Desde mi punto de vista, lo mejor para un lanzador en realizar la menor cantidad de lanzamientos posible. Esto me permite lanzar hasta bien entrados los juegos y reservar mi brazo en el bullpen.

Martín: El futuro de la franquicia pinta muy bien, teniendo en cuenta que tenemos una de las mejores granjas de las Mayores. En cuanto a lo que se refiere a la loma de los Padres, hay mucho talento joven que va a tocar a la puerta de las Grandes Ligas en el 2012, como son los casos de Casey Kelly, Robbie Erlin, Joe Wieland… ¿Cómo ve un lanzador que lucha por estar en la rotación de los Padres en el 2012, toda esta competencia que viene pisando fuerte?

Bass: Honestamente, la competencia de una granja es fundamental para el éxito de cualquier equipo de las Mayores. Hay competencia entre los chicos para convertirse en mejores jugadores y al final, si se lleva a cabo, ellos lograrán encontrar un sitio en el roster de las Grandes Ligas.

Martín: A pocos días del inicio de la temporada, seguro que afloran los recuerdos de tu debut con los Padres en el 2011. ¿Cuál es tu recuerdo preferido del día de tu debut en las Mayores?

Bass: Estaba extremadamente agradecido a Dios. Sin mi confianza y fe en el Señor, no habría podido jugar en las Grandes Ligas. Todo el día pasó muy rápido. Estar frente a algunos de los mejores jugadores del mundo, enfrente de 33.000 personas fue alucinante. Todo lo que puedo decir de ese día, es que me siento muy bendecido por haber tenido la oportunidad de lanzar en un juego de las Mayores.

Martín: Me gustaría que mandases un mensaje a la afición hispana que sigue a los Padres.

Bass: Estar tan cerca de la frontera de USA con México, nos permite tener un gran número de fans hispanos. Sin el amor y apoyo de nuestros fans, no seríamos capaces de ponernos el uniforme de los Padres y jugar a este hermoso deporte que todos amamos. Gracias en nombre de los Padres de San Diego y espero poder ayudar a traer un campeonato a esta extraordinaria ciudad. ¡Dios os bendiga!

Bass busca un protagonismo especial en el 2012 y sin duda lo tendrá, siendo ahora mismo uno de los lanzadores más observados por Bud Black, en busca de su localización definitiva dentro del roster del equipo, dentro de la rotación o en el bullpen.

Sea en un sitio o en otro, Bass se va a convertir en uno de los lanzadores cruciales del esquema de los Padres en la próxima campaña. En el 2011 ya participó en 27 juegos, siendo el lanzador que abrió tres de esos juegos, terminando con un balance de 2-0, con una ERA de 1.68, lanzando 48.1 innings, concediendo 9 carreras, 41 hits, 3 HRS y 21 bases por bolas, logrando 24 strikesouts. Pero ahora esos números quedan atrás y lo que queda por delante es lo importante.

Un futuro mejor para Bass y para los Padres. Un futuro en el que Bass quiere ser una de las piedras angulares del futuro éxito de nuestra franquicia.

Hasta muy pronto desde España.

Continúa la primavera.

Ya se ha consumido la primera quincena de un mes de Marzo primaveral en el béisbol, y al margen de los resultados objetivos en los juegos de este Spring Training, lo que más destacan son las noticias que alrededor de los Padres de San Diego surgen.

Y una de estas noticias que más han destacada ha sido la retirada del béisbol, de manera definitiva de uno de nuestros prospectos que trataba de luchar frente a sus problemas de salud. Drew Cumberland, ha anunciado esa retirada después de haberse perdido todo el 2011 por un desorden neurológico que le ha terminado apartando de los Parques de juego.

Desgraciadamente, sus síntomas habían regresado y a pesar de que se encontraba en las instalaciones de los Padres en Peoria, para afrontar un nuevo comienzo, bregando en los entrenamientos de primavera, ha terminado por aceptar la terrible realidad de que no le quedaba más remedio que abandonar… muy a su pesar.

Hay que recordar que Cumberland había sido diagnosticado el pasado verano, con el diagnóstico de padecer vestibulopatía bilateral, lo que significa que las partes de ambos oídos internos que controlan el equilibrio están dañados. Además padecía dolores de cabeza (migrañas), así como problemas de visión y el equilibrio.

Una lástima tremenda ver como una afección muy extraña como esta, le termina cercenando su sueño de las Mayores y el béisbol.

Mis mejores deseos para él, esperando que recupere su salud lo antes posible. Porque al margen del deporte y los Padres, lo que ahora importa es que pueda solventar con victoria esta otra lucha que va a tener que afrontar en su vida.

 

¡Todo lo mejor Drew!

Por otro lado, otra de las grandes noticias de esta semana, ha sido el primer corte que los Padres han realizado en esta primavera. Se han cortado a cinco peloteros, que han sido enviados al campamento primaveral de las Menores.

Estos peloteros han sido los lanzadores Cory Burns y Jorge Reyes, los receptores Ali Solis y Eddy Rodriguez, así como el infielder Cory Spangenberg, con lo que el campamento primaveral de los Padres se ve ahora con 56 jugadores.

Y para terminar, al margen de las evoluciones de los lesionados, mencionar la noticia que se comentaba en diversos medios de comunicación, acerca de que el payroll de los Padres en el 2012 se va a terminar manejando entre los 56 y los 58 millones de dólares el día del Juego Inaugural. Estas cifras han sido dadas a conocer por el club, teniendo en cuenta las proyecciones del gerente general Josh Byrnes.

Y es que parece que Jeff Moorad ha brindado a Byrnes entre 5 a 6 millones de dólares más, para gastar que la proyección original, ya que se preveía que el payroll 2012 apenas pudiera superar los 50 millones  de dólares, habiendo sido la mayor parte de los fondos adicionales, usados en las adquisiciones del jardinero Carlos Quentin (7,025 millones en el 2012) y el lanzador Micah Owings.

La nómina podría aumentar si se finaliza una extensión de contrato con el receptor Nick Hundley antes del Día Inaugural y comenzar la temporada con cualquier persona en la lista de lesionados, de hecho, Logan Forysthe estará fuera durante otros dos meses y es probable que abra la temporada en la lista de lesionados graves.

Así pues, la proyección del Día Inaugural representa aproximadamente un aumento de 10 millones de dólares,   o lo que es lo mismo, el 22 por ciento respecto a la cifra de la temporada pasada (45.869.140 $). Lejos de la nómina que en el 2008 se tenía y que llegó a 73.677.616 $, antes de que el equipo se pusiera a la venta.

Los salarios del roster de 40 jugadores, serán los siguientes:

 

Huston Street RHP $7,500,000

Carlos Quentin OF $7,025,000

Jason Bartlett SS $5,500,000

Orlando Hudson 2B $5,250,000

Chase Headley 3B $3,475,000

Tim Stauffer RHP $3,200,000

Clayton Richard LHP $2,705,000

Edinson Volquez RHP $2,237,500

Dustin Moseley RHP $2,012,500

Nick Hundley C $2,000,000

Luke Gregerson RHP $1,550,000

Will Venable OF $1,475,000

Mark Kotsay OF-1B $1,250,000

Chris Denorfia OF $1,165,000

Yonder Alonso 1B $1,000,000

Micah Owings RHP $1,000,000

Cameron Maybin OF $1,000,000

John Baker C $750,000

Joe Thatcher LHP $700,000

Cory Luebke LHP $497,800

Everth Cabrera INF $495,600

Kyle Blanks 1B-OF $492,400

Ernesto Frieri RHP $489,100

Jesus Guzman 1B-OF $486,600

Andrew Cashner RHP $486,100

Anthony Bass RHP $485,300

Josh Spence LHP $482,400

Logan Forsythe INF $481,400

Erik Hamren RHP $481,100

James Darnell 3B-OF $481,000

Andy Parrino INF $481,000

Blake Tekotte OF $480,900

Brad Brach RHP $480,700

Nick Vincent RHP $480,000

Jeudy Valdez SS $480,000

Edinson Rincon 3B $480,000

Juan Pablo Oramas LHP $480,000

Rymer Liriano OF $480,000

Jose De Paula LHP $480,000

Yasmani Grandal C $480,000

 

Ahora ya solo nos queda por ver que noticias nos aguardan en la segunda quincena de este mes y con ello, ver como los Padres afrontan definitivamente una temporada que cada día está más cerca. Una temporada excitante, que cada vez tenemos más ganas de que comience ya.

 

Hasta muy pronto desde España.

Kyle Blanks busca su sitio en los Padres 2012.

En esta offseason, los Padres han sufrido una profunda reforma. Y si hay un jugador de nuestro equipo, al que le ha afectado especialmente todos estos movimientos, ese es Kyle Blanks.

En primer lugar, cuando la salida de Andrian González de los Padres no era más que un rumor, todo el mundo confiaba que en Blanks, tuviésemos a un primera base de garantías que se adueñase de esta posición en el diamante. Y esas expectativas estaban bien fundamentadas, ya que el 2009 fue el año de su sensacional irrupción en la recta final de la temporada, en las que disputó 54 partidos, tuvo 148 turnos de bateo, 37 hits, 10 HRs, impulsó 22 carreras, anotó 24 carreras, con un porcentaje de bateo de .250 y un porcentaje en base de .355.

Sin embargo las cosas no salieron del todo bien al año siguiente y buena parte de culpa la tuvo las desafortunadas lesiones que interrumpieron su progresión (codo y fascitis plantar).

Tras la salida de Gonzo, llegaron nuevos retos para Blanks. Él ya se había acomodado en el jardín izquierdo, como alternativa a una primera base que esta ocupada, pero el canje realizado por San Diego y Boston (con la llegada de Anthony Rizzo) y la contratación de Brad Hawpe, le volvían a cerrar la puerta del diamante y le volvían a confinar en el jardín.
Todo el mundo estaba expectante acerca de la evolución de Blanks, porque tras su irrupción en las Mayores, no se había refrendando todo lo que de él se esperada, pero un rayo de luz se arrojó sobre si futuro, cuando en la pasada temporada, Blanks se incorporaba al equipo de Grandes Ligas dejando buenas sensaciones. Pero una vez más, la llegada de Guzman al equipo (con un poder de bateo que sorprendió a los Padres y su fanaticada) y la posterior llegada de Yonder Alonso y de Carlos Quentin, le dejaban en una situación que le es conocida para nuestro pelotero. Volver a luchar por hacerse un hueco en el equipo.

Ahora Blanks se centra en esta primavera en incrementar su poder de bateo, lo cual es fundamental en un pelotero de los Padres que busca hacer un hueco en el equipo. La rivalidad por obtener tiempo de juego será grande, en las posiciones en las que Blanks puede jugar, pero él sabe que si logra hacer más hits, de los que ha logrado hasta ahora, su presencia en el terreno de juego se puede hacer imprescindible para el equipo. Un equipo que por otro lado, busca como agua de mayo, un jugador que sea referencia en ataque y guíe al resto a conseguir las carreras necesarias, para amarrar victorias que la loma nos deje en bandeja de plata.
“Creo que Kyle está en un buen lugar mental y físicamente”, dijo nuestro manager Bud Black, hace unos días. “Para un jugador joven, él ya ha pasado por todo tipo de cosas. Ha tenido pruebas de éxito y duro”. Una muestra de confianza en el potencial de Blanks, que pasará en el 2012 una nueva reválida en busca de afianzarse definitivamente en el roster del equipo. Algo que busca con ahínco desde hace algunas temporadas.

Con los entrenadores de bateo, Phil Plantier y Alonzo Powell, lleva ya tiempo trabajando en su nuevo reto y ahora en Peoria, está tratando de demostrar sus mejoras. No hay grandes cambios en su modo de batear, pero se está centrando en el contacto y dirección de la bola, lo cual se antoja fundamental si pensamos en el PETCO Park.

Con la salud como aliado, tratará de luchar por un puesto en el roster y en el jardín del PETCO Park, teniendo a un elenco de jardineros que hará muy atractiva la pelea por jugar con los Padres.
Demostrar que sabe generar los hits que San Diego necesita, demostrar que la fuerza que demostró tener no se ha ido y tener fe en sí mismo, serán las piedras angulares en las que se basará su candidatura a ser un pelotero de relevancia en los Padres del 2012.

De momento, en los cinco primeros en los que él ha participado, ha gozado de 15 turnos de bateo, logrando tres hits (uno de ellos un HR), anotando tres carreras, e impulsando una carrera, además de recibir una base por bolas. Su porcentaje de bateo, de momento se sitúa en .200 y su porcentaje en base en .294.
Habrá que estar muy atentos a la evolución de Blanks. Siempre ha sido un pelotero sobre el que han recaído muchas miradas expectantes en San Diego. Y ahora no van a ser menos.

Hasta muy pronto desde España.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.