La marcha de Bell a Miami supone el fin de una era.

Ahora los Padres tendrán mayor flexibilidad económica a la hora de hacer movimientos.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Bell ya ha tomado una decisión. Los Miami Marlins serán su nuevo equipo, al llegar a un acuerdo con la franquicia del Sur de Florida por las tres próximas temporadas, con un valor de US$ 27 millones y una opción para un cuarto año, según un reporte de ESPN.com.

Aunque la fanaticada de San Diego está triste por la pérdida de tan magistral cerrador, la resolución del tema Bell era muy previsible y los Padres ya habían tomado cartas en el asunto (ofreciendo arbitraje para no peder la opción de las selecciones extra en el draft), tras no llegar a un acuerdo entre nuestro equipo y Bell, cuando se le ofrecieron dos años de contrato. Ahora toca mirar al frente y tener presente que a partir de ahora empieza la verdadera offseason para nosotros, sabiendo de la flexibilidad económica con la que nos podremos mover y teniendo en cuenta los huecos que tenemos que cubrir en el roster.

Sin duda,  la huella que ha dejado Bell tras su paso por los Padres ha sido muy profunda y emotiva. Han sido cinco temporadas las que Bell ha estado defendiendo los colores de los Padres, desde que aterrizase en San Diego, llegado de los Mets. Sus números, dignos de todo un hito para la franquicia, habiendo disputado 354 juegos con los Padres, con 27 victorias y 19 derrotas, 134 rescates (dos de ellos los logró en la temporada 2007 y el resto logrados desde 2009, desempeñando el rol de cerrador en el equipo), 374 entradas lanzadas, 389 strikeouts, 287 hits permitidos, 131 bases por bolas, 110 carreras cedidas, 16 HRs y una ERA de 2.54.

En la pasada campaña 2011, su nombre destacó sobre manera, protagonizado los mejores momentos de la temporada, siendo el Padre que nos representó en el Juego de las Estrellas, además de conquistar uno de los mejores records logrados este año. Bell igualó el record de rescates consecutivos logrados por un cerrajero de los Padres, que el legendario Trevor Hoffman había establecido en 41. Además, logró superar la marca de 40 rescates en una temporada, por tercer año consecutivo (se quedó en 43). Algo que por cierto, ningún cerrajero de la Liga Nacional ha conseguido en las tres últimas temporadas de manera consecutiva.

Entre los honores que Bell ha conquistado hasta el momento, destacan el haber sido All-Star en las tres últimas ediciones del Juego de las Estrellas, el premio DHL Delivery Man of the year en 2010, el premio DHL Delivery Man of the month en Abril 2009, el premio Padres Fireman´s del 2007 y 2009 y el premio Clyde McCullough como lanzador del año de la franquicia en el 2009 y 2010. Y como no, el honor de haber conquistado el corazón de la fanticada de los Padres, del mismo modo que San Diego conquistó el corazón del cerrador.

Pero finalmente los caminos de los Padres y Bell se separan a pesar de los intentos por parte de la franquicia para tratar de atarle algunos años más, primero a través de una oferta por dos años y posteriormente a través del arbitraje que la semana se le ofreció. Pero todos los intentos no dieron sus frutos y la inevitable marcha de Bell, es ya un hecho que hay que asumir como realidad.

Su marcha nos reporta dos selecciones adicionales del draft del año que viene, al ser agente libre tipo A, lo cual incrementará nuestras posibilidades de atraer a San Diego, mayor talento joven que enriquezca a nuestra excelsa granja. Granja que sin duda ayudará a los Padres a tener un futuro mejor, debido a su excelente calidad.

También su marcha nos reporta una situación económica más ventajosa a la hora de ver que movimientos se harán en los despachos, ya que de haber aceptado el arbitraje, su nomina para el 2012 habría supuesto entre un 15 y un 20 por ciento del presupuesto para nominas de la próxima temporada. De este modo surge la oportunidad de poder invertir en la ofensiva, de un modo más activo, al no tener tanto dinero hipotecado en la loma y así poder cosechar mejores números en ese aspecto, de los cosechados por los Padres en pasadas campañas.

Se puede decir, sin lugar a dudas, que a partir de ahora empieza la verdadera offseason de los Padres y la carrera para construir un equipo, que nos de mayores alegrías en el 2012, que las vividas en la pasada campaña. Por lo demás, desear la mejor de las suertes a Bell en su nueva etapa. Parte de su corazón se queda en San Diego y parte del corazón de la fanaticada de los Padres, se va con él.

Para terminar comentar que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: