noviembre 2011

Retrospectiva 2011: El Diamante.

Caras nuevas caracterizaron a S.D. en el 2011.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Nuevas caras en el diamante de los Padres, que ha sufrido una remodelación radical respecto de cómo estaban las cosas en el 2010.

Se marcharon Adrian Gonzalez, David Eckstein y Jerry Hairston Jr, llegando al equipo peloteros que no solo han forjado el destino de los Padres en el 2011, sino que forjarán el destino de los Padres años venideros.

Lo más significativo se vivió en la primera base, en donde los Padres hemos tenido que pasar una de las más importantes páginas de nuestra más reciente historia, con la marcha de Gonzo a Boston. Se marchaba el líder de la ofensiva de San Diego en los últimos tiempos y el resultado era una incógnita.

Para tratar de suplir ese hueco llegaban al equipo dos peloteros que no terminaron de cuajar en absoluto en San Diego. Hawpe llegaba con la misma vitola que otros peloteros del diamante que se incorporaron a los Padres en el 2011, o sea, un pelotero en el que se buscaba de él, que tuviera un repunte en su carrera, pero que las lesiones le privaron de poder obtener mejores resultados de los que ofreció finalmente en el Sur de California. Tan solo pudo disputar 62 juegos, con 195 turnos al bate y bateando para .231, con apenas un .301 de porcentaje en bate, 4 HRs, 19 carreras impulsadas y otras 19 anotadas. Un bagaje ofensivo insatisfactorio que no le traerá de vuelta a San Diego para el 2012. Pero si en el caso de Hawpe no se obtuvo el resultado ofensivo que se esperaba, peor fueron las cosas cuando vemos las estadísticas que obtuvo Jorge Cantu que estaba llamado a ser el suplente de Hawpe y el DH de los Padres. Tan solo pudo batear para un .194, con .232 de porcentaje en base, en 57 juegos disputados y solo 144 turnos de bateo, antes de que los Padres decidiesen cortarle del equipo. Pero finalmente la primera base encontró su futuro en los nombres de Rizzo y Guzman que habrán de pelear en el futuro por la titularidad en ese puesto, con el permiso de Blanks (siempre y cuando este último no se termine haciendo un hueco en el jardín). Tanto Rizzo como Guzman no llegaron a disputar más de cien juegos en el año, ya que buena parte de la temporada se la pasaron en Ligas Menores, pero su llegada causó impacto.

En el caso de Rizzo, cabe decir que su llegada causó el impacto propio de ser una de las joyas del canje de Gonzo a Boston. Es un apuesta de futuro y hay que tener la paciencia necesaria para que sus números mejoren, ya que tras arrasar en el filial de Tucson, sus números en la ofensiva de los Padres en la Gran Carpa, se limitaron a un porcentaje de bateo de .141, con un porcentaje en base de .281, 1 HR, nueve carreras anotadas y 9 anotadas, todo ello en 49 juegos disputados y 128 turnos de bateo. De los primera base que participaron en la temporada y teniendo en cuenta los juegos disputados, fue en que mejor balance defensivo demostró, con tan solo dos fallos, mientras que Guzman “atesoró” cuatro pero con ocho juegos más en la primera base. Blanks con solo 13 juegos en esta posición no cometió ningún error.

Quien si causó un gran impacto fue Guzman que tras 76 juegos y 247 turnos de bateo, lograba unos números que provocan impaciencia por ver si se trasladasen a una temporada completa. Sus números… un porcentaje de bateo de .312 y .369 de porcentaje en base, con 77 hits, 44 carreras impulsadas y 33 anotadas. Además Jesus Guzman ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park en esta temporada, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña). Una marca que supera el anterior mejor registro de .315 cosechada por Josh Bard en el 2006. Anteriormente a esta temporada, solo cinco jugadores habían logrado superar en nuestra casa, la marca de .300 (para una temporada completa y al menos 100 turnos de bateo). Además de Josh Bard, el catcher Yorvit Torrealba (.312, 2010), el outfielder Dave Roberts (.306, 2006), el segunda base Mark Loretta (.305, 2005) y el catcher Ramon Hernandez (.302, 2005), eran los miembros de tan selecto club, al que se han unido este año, tanto Guzman como Nick Hundley, que ha bateado para un porcentaje de .307 (42 de 137), logrando el cuarto mejor registro de la historia del PETCO Park.

En cuanto a la segunda base, tras la marcha de David Eckstein, Orlando Hudson llegaba a San Diego con el objetivo de darle consistencia a esta posición, brindándole a la segunda base un pelotero sano que tuviera garantizado un gran número de partidos a sus espaldas, al tiempo que se esperaba un repunte en su actividad ofensiva respecto de años anteriores, lo mismo que se esperaba de Hawpe y Bartlett. Finalmente Hudson ha cosechado en el 2011, 19 robos de base, 98 hits, 7 HRs, 54 carreras anotadas, 43 carreras impulsadas, 15 dobles, 3 triples y en 49 ocasiones ha sido recibido boleto para primera, siendo su porcentaje de bateo de .246 y su porcentaje en base llegó a .329, además de tener en defensa cuatro errores a lo largo de los 114 juegos disputados en la segunda base. Ha optado por tercera vez al premio Roberto Clemente, después de haber sido nominado en el 2007, cuando militaba en los D-Backs y en el 2009, cuando lo hacía con los Dodgers.

Jason Bartlett si logró de una manera más plena, el objetivo de ser el campo corto sano que se pretendía con su contratación. Terminó disputando 139 juegos y acumulando 554 turnos de bateo, con 61 carreras anotadas y 40 impulsadas, un porcentaje de bateo de .245 y .308 de porcentaje en base, además de tener en defensa 18 errores que le bajaron su porcentaje de fildeo a .971. En cuanto a la tercera base, hay que destacar el progreso a nivel ofensivo que ha experimentado Chase Headley. Llegados al ecuador de la temporada (los primeros 81 juegos del 2011), Headley lograba tener un excelente promedio de .303, lo que suponía un enorme incremento para nuestro tercera base, que tenía un porcentaje de bateo de .211 el pasado 29 de Abril. La confianza que obtuvo le llevó a terminar la temporada con un porcentaje de bateo de .289 y en base de .374, en 113 juegos disputados y 381 turnos de bateo, con 44 carreras impulsadas y 43 anotadas. Una lesión en el tramo final de la temporada, le impidió poder engordar sus estadísticas y abrió la puerta a otros peloteros que bien podrían cubrir su baje en el futuro, si su salario se volviese insostenible para la economía de los Padres. En defensa tuvo 11 errores que le situaron con un fildeo de .960.

Alberto Gonzalez, terminó disputando 102 juegos, siendo del resto de peloteros del diamante, el que más tiempo tuvo para demostrar su valía, acumulando 247 turnos de bateo, con un porcentaje de bateo de .215 y en base de .256, con 18 carreras anotadas y 32 impulsadas y con tan solo cuatro errores en defensa jugando en distintas posiciones en el diamante, siendo su versatilidad una virtud muy bien aprovechada por Bud Black. Pero también tuvieron su oportunidad de participar en el dimanante de los Padres, Forsythe (62 juegos, .213 de bateo), Padrino (24 juegos, .182 de bateo), Darnell (18 juegos, .222 de bateo) y Everth Cabrera (que tras estar a punto de lograr entrar en el roster, a comienzos de temporada, terminó disputando tan solo dos juegos con .125 de bateo).

En definitiva, las conclusiones que más saltan a la vista, es que en principio no habrá tantas caras nuevas en el diamante del 2012, como si hubo en el 2011 respecto del año anterior (a pesar de que existen rumores, acerca de un canje de algún pelotero del centro del diamante, para reforzar el equipo). Destacar también que faltó poder ofensivo en el diamante de los Padres, como también se hizo notar esa falta en el jardín, que analizaremos la semana que viene.

Para terminar comentar que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Los Padres han ofrecido arbitraje a Bell y Harang.

La decisión de ambos será clave para los futuros movimientos en esta offseason.

No era un secreto que los Padres deseban que tanto Bell como Harang siguiesen lanzando en el Sur de California. Es por eso que San Diego hizo oficial el miércoles, la oferta de arbitraje a los lanzadores que mayor impacto causaron en el equipo, en la pasada temporada.

Y saber si aceptarán o no dicha oferta, resulta clave para los movimientos que se sucederán a partir de ahora en esta offseason. Una decisión que pudiéramos no saber antes del siete de Diciembre, cuando termina el plazo que ambos lanzadores tendrán para decidir si su futuro más inmediato pasa o no por San Diego y el PETCO Park.

El caso de Bell es muy especial para toda la fanaticada de los Padres y por supuesto para las oficinas de nuestro equipo. Para la fanaticada por lo que significa como icono de San Diego y por el cariño que se le tiene al All-Star. Y para las oficinas de los Padres, por lo que su contrato conllevaría en el presupuesto para el 2012, ya que una aceptación de la oferta de arbitraje con San Diego, supondría que el magnífico cerrador tendría un salario superior a los $ 7.5 millones que ganó la pasada temporada, con lo que para el resto del equipo tan solo quedarían unos $ 45 millones.

Difícilmente Byrnes moverá ninguna ficha importante en la agencia libre hasta saber la resolución del tema Bell, aunque ya haya habido dos incorporaciones en la disciplina de San Diego, buscando mayor potencial ofensivo.

A esto hay que añadir la rumorología que se desata a su paso un año más. Más aún después de que Jonathan Papelbon fichase por los Phillies, con lo que se le abre las puertas de la posibilidad de volver a reunirse con Gonzo en Boston. Y es que varios equipos parecen interesados en el fichaje de nuestro estelar cerrador, lo que complica por momentos la posibilidad de volver a disfrutar de sus magistrales lanzamientos el próximo año, en el PETCO Park.

Situación que se complica más si cabe, porque con esta oferta de arbitraje se frustran en cierto modo, las aspiraciones que tenía nuestro lanzador de conseguir un acuerdo multianual con San Diego, al menos de momento. Pero no olvidemos que el presupuesto de los Padres para el 2012 es el que es y que la ofensiva tendría que ser reforzada a conciencia, para que el próximo año mejorasen las cosas respecto de este 2011. Esto hacía prácticamente inviable que las pretensiones de Bell fuesen satisfechas en los términos que él deseaba.

Tampoco hay que olvidar que el acuerdo al que Papelbon ha llegado con Philadelphia, ha sido por cuatro años y 50 millones de dólares (además de una opción de 15 millones por un quinto año) y estas son cifras que los Padres no podrían pagar en un hipotético acuerdo multianual y tal vez otros equipos dela Costa Oestecomo los Angels o equipos dela Costa Estecomo Boston, podrían llegar a ofrecer a Bell, tentándolo en gran medida.

El tiempo dictará sentencia. Pero lo que si sabemos es que con el nuevo convenio las reglas de libre compensación para los agentes, han cambiado. Pero aun así los Padres todavía recibirán dos selecciones del draft si Heath Bell decidiese firmar por cualquier otro equipo. A partir de ahora, en el futuro, sólo la pérdida de un selecto grupo de agentes libres hará que su anterior equipo reciba compensación. Pero para esta offseason, los Padres recibirían una selección de compensación directamente antes que la del equipo que firmase al magnífico closer, en la primera ronda.

Y de un modo parecido sucedería si Harang (agente libre tipo B) decidiese declinar la oferta de San Diego, ya que los Padres también recibirían una elección extra en el draft.

Ya el mes pasado, los Padres declinaron una opción mutua por Harang, que hubiese garantizado su presencia en el roster del 2012, pero los $ 5 millones de dicha opción, eran demasiado. Sin embargo Harang ha sido el abridor más destacado de la pasada temporada, demostrando haberse adaptado a la perfección al vasto PETCO Park y por tanto, la opción de tratar de retenerle a través del arbitraje, era algo que se daba por hecho en el seno de los Padres.

Fue el único de los lanzadores de San Diego que superó los dobles dígitos en el casillero de victorias, con catorce triunfos y una ERA de 3.64, mientras que Latos (ERA 3.47) y Stauffer (ERA 3.73) se quedaron con nueve victorias, Luebke (ERA 3.29) y Qualls (ERA 3.51) con seis y LeBlanc (ERA 4.63) y Richard (ERA 3.88) con cinco.

Por tanto, habrá que ser pacientes para conocer cómo se resuelve este importante asunto, que afectará de manera muy significativa a los Padres en el 2012. Asunto que nos lleva de nuevo al eterno dilema de si invertir más en fichajes que potencien la ofensiva o si lograr mantener una fuerte loma que asegure victorias y buenas temporadas por esa vía.

Sin duda, saber si gran parte del presupuesto del año que viene se empleará en estos dos grandes peloteros, será determinante para que Byrnes empiece a decidir cuales son los pasos a seguir en lo que queda de offseason, para construir unos Padres que mejoren y mucho, lo cosechado en el 2011.

Para terminar comentar que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

La receptoría ya tiene nuevo inquilino.

Era un pendiente que la Gerencia General tenía encima de la mesa. Todos sabíamos que tarde o temprano los Padres iban a traer un nuevo receptor a San Diego, que le diese cobertura a Nick Hundley. Y ahora ha llegado el momento de saber el nombre del elegido para la esa posición, en la nueva aventura del 2012.

Ya el año pasado los Padres iniciaron sus movimientos de refuerzo de la plantilla del mismo modo que este: Cediendo parte de nuestro potencial en la loma para reforzar otras posiciones y con el Sur de Florida como aliado en las negociaciones para la búsqueda de nuevos peloteros.  Si antes ya se pescó a Maybin en la pecera de Miami, ahora el que se desembarca en el Sur de California es John Baker.

Hasta cuatro receptores participaron en la temporada de los Padres del 2011. Y el que menos, lo ha hecho en más de 20 juegos, por lo que la dinámica de un receptor titular en la figura de Nick Hundley más otro receptor con experiencia y solvencia, no se resolvió del todo en esta temporada.

Durante las últimas temporadas, los Padres trataron de lograr ese objetivo, consolidando a Hundley en la titularidad, al tiempo que se trataba de rodearle de algún receptor con experiencia que le ayude desde la suplencia. Pero la suplencia siempre ha terminado siendo una asignatura pendiente, al no lograr la permanencia en el equipo, a lo largo del tiempo, de jugadores como Henry Blanco, Yorbit Torrealba…Ahora con Baker se tratará una vez más, de resolver el problema de la receptoría de los Padres.

El sacrificado en los Padres ha sido el lanzador zurdo Wade LeBlanc, que ha atesorado unos números de 17-22, con 4.54 de efectividad en partes de cuatro temporada con San Diego, el equipo que lo elegió en la segunda ronda del draft amateur del 2006. Tuvo 5-6 y registró 4.63 de efectividad en 14 aperturas la temporada pasada, también pasando tiempo en Triple-A Tucson.

Este movimiento agrega un bate zurdo y profundidad en la receptoría. En su carrera Baker tiene promedio de .271 en partes de cuatro campañas con los Marlins, aunque estuvo limitado a 39 partidos en las últimas dos temporadas luego de someterse a una cirugía en el codo, en mayo del 2010.

Es un bateador zurdo con una tendencia para embasarse y que dará profundidad y nos ayudará a balancear nuestro roster, como señalaba nuestro Gerente General Josh Byrnes.

Baker tiene un promedio de por vida de .284, un promedio de embasarse de .365 y 12 de sus 14 cuadrangulares contra los lanzadores derechos.

Con estos movimientos Byrnes intenta lograr el objetivo de reforzar la ofensiva de los Padres, que tan pobre se ha mostrado en la pasada campaña, especialmente contra los serpentineros diestros, ya que San Diego ocupó el último lugar en las Grandes Ligas en promedio contra derechos (.229), 29º en promedio de embasarse (.301) y 30º en slugging (.340). Los bateadores emergentes de los Padres también terminaron en el 28º lugar (promedio de .161).

Otro tema de interés en las últimas fechas es que el sindicato de jugadores y los dueños de equipos firmaron el martes el nuevo contrato colectivo en las Grandes Ligas, en el que se introducen nuevas medidas para promover la paridad competitiva y la postemporada se expande a diez equipos a partir de 2012 o 2013, o sea 10 de los 30 equipos de béisbol participarán en la postemporada. Los dos comodines de cada liga –los equipos que no ocupen el primer puesto y tengan los mejores récords– disputarán un partido de playoff y los ganadores avanzarán a las series divisionales, como se puede leer en la página web de las Grandes Ligas.

El convenio que tendrá una vigencia de cinco años, añade también la prueba sanguínea para la hormona de crecimiento humano y un incremento del salario mínimo a 480.000 dólares.

Su gran novedad es la inclusión de impuestos especiales por la contratación de jugadores del draft y agentes libres internacionales, que suelen ser acaparados por los clubes más ricos.

También modifica el gravamen especial, llamado de lujo, a los sueldos elevados y cambia la compensación para los equipos que pierdan a agentes libres.

Todo esto va a garantizar 21 años consecutivos sin interrupciones tras la huelga de 1994-95. Un gran triunfo de nuestro deporte, más aun después de haber experimentado recientemente, desastres en otros deportes como la reciente cancelación de la temporada de la NHL, a mediados de la década pasada y el desastre que se cierne sobre la NBA, si no lo remedia un acuerdo de última hora que salve la temporada (como ya ocurriese en 1998 cuando la temporada tan solo tuvo 50 juegos al empezar en Febrero).

El acuerdo, que aún debe ser ratificado por dueños y jugadores, es el primero desde que Michael Weiner reemplazó a Donald Fehr a la cabeza del sindicato el año pasado.

En el aspecto económico, el umbral del impuesto sobre la nómina quedará en 178 millones de dólares en cada una de las dos temporadas próximas, lo cual significa una fuerte presión sobre los equipos que gastan mucho dinero en jugadores, como los Yanquis, los Medias Rojas y los Filis, para que no desembolsen aún más. El umbral se eleva a 189 millones para 2014-2016.

Habrá una nueva “lotería de equilibrio competitivo” que les dará a los equipos pequeños algunas selecciones adicionales en el draft de aficionados.

Para la contratación internacional en países como la República Dominicana y Venezuela, habrá un impuesto sobre el lujo a partir de la temporada de contrataciones de julio2012 ajunio del 2013 en montos que superen los 2,9 millones de dólares.

El salario mínimo será de 500.000 dólares a partir de 2014.

El acuerdo requiere que los Astros de Houston pasen de la División Central de la Nacional al Oeste de la Americana en 2013, con lo cual habrá tres divisiones de cinco equipos en cada liga. Es el primer reajuste en las mayores desde que los Cerveceros de Milwaukee pasaron a la Nacional después de la temporada de 1997.

Otros aspectos en el convenio son:

–La proporción de peloteros con entre dos y tres años de servicio en las mayores y que podrán optar por el arbitraje salarial se incrementará de17 a22% a partir del 2013.

–Será obligatorio que los peloteros participen en el Juego de Estrellas a menos que estén lesionados o se les excuse por una causa de fuerza mayor.

–Se ampliará el uso de la repetición en video a la decisión de si una pelota cayó o no en territorio de foul, y a si un jugador realizó una atrapada, aunque la medida depende de que haya un acuerdo con los umpirtes.

–Quedará prohibido a peloteros, managers y coaches el masticar tabaco durante las entrevistas con la televisión o el portar productos relacionados cuando vistan la franela de su club.

–Los peloteros detenidos por conducir ebrios deberán someterse a una evaluación obligatoria.

–A partir del 2013, los bateadores comenzarán a usar los cascos mejorados que produce la empresa Rawlings.

–Los clubes podrán tener a 26 peloteros en activo para las dobles carteleras. Esta regla sólo será vigente si la doble función se notifica al club con 24 horas de anticipación, a fin de dar tiempo de convocar a alguien de las ligas menores.

Un análisis positivo de hormona de crecimiento humano derivará en una suspensión de 50 encuentros, la misma cantidad que se impondrá cuando una prueba de orina determine que el pelotero consumió alguna sustancia para mejorar su desempeño.

Y con el nuevo convenio las reglas de libre compensación para los agentes, han cambiado. Pero aun así los Padres todavía recibirán dos selecciones del draft si Heath Bell decidiese firmar por cualquier otro equipo. La clave de ello es la oferta de arbitraje que se hará efectiva para él y para Aaron Harang en las próximas horas.

A partir de ahora en el futuro, sólo la pérdida de un selecto grupo de agentes libres hará que su anterior equipo reciba compensación. Pero para esta offseason, los Padres recibirían una selección de compensación directamente antes que la del equipo que firme al magnífico closer en la primera ronda. Por ejemplo, si el equipo con la selección 23ª firma a Bell, los Padres recibirán el pick 22.

Pero antes que nada hay que ver la decisión que toma Bell, que tendrá que decidir antes del 7 de diciembre para ver si desea o no aceptar la oferta del equipo arbitral.

Para terminar comentar que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Retrospectiva 2011: Receptores

Receptoría de Padres fue afectada por lesiones.

Posición que fue lastrada todo el año.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Hasta cuatro receptores han participado en la temporada de los Padres. Y el que menos, lo ha hecho en más de 20 juegos, por lo que la dinámica de un receptor titular en la figura de Nick Hundley más otro receptor con experiencia y solvencia, no se ha resultado del todo en esta temporada.

Y es que durante las últimas temporadas, los Padres siempre han tratado de lograr ese objetivo, consolidando a Hundley en la titularidad, al tiempo que se trataba de rodearle de algún receptor con experiencia que le ayude desde la suplencia. Si bien la primera parte creo que si está lograda, la segunda siempre ha terminado siendo una asignatura pendiente, al no lograr la permanencia en el equipo, a lo largo del tiempo, de jugadores como Henry Blanco, Yorbit Torrealba…

Asignatura pendiente que lo volverá a ser en la offseason que vamos a vivir ahora, ya que volverá a ser un pendiente que deberá de tener en cuenta nuestro nuevo Gerente General, en buena medida por las lesiones vividas por los Padres en esta posición. Y es que Nick Hundley, llamado a ser el titular de los Padres para los próximos años, no ha podido disputar en esta temporada más que 82 juegos, lo que nos ha llevado a ver como Luis Martínez ha disputado 22 juegos, mientras que Rob Johnson ha disputado 67 y Kyle Phillips 36.

Y a excepción de Nick Hundley, que ha atesorado un porcentaje de bateo de .288 y porcentaje en base de .347, el resto de receptores, como el equipo en general, ha decepcionado en ataque, apenas llegando Luis Martínez a batear para .203 (con un porcentaje en base de .309) en 59 turnos de bateo, y bajando del .200 los otros dos receptores. Rob Johnson ha acumulado 179 turnos de bateo, bateando para .190 y con un porcentaje en base de .259 y Kyle Phillips ha bateado para .171 en 76 turnos de bateo y con un idéntico porcentaje en base, que su compañero Johnson.

En cuanto a los robos de base en contra, no nos ha ido tan bien como nos fue en el 2010. San Diego ha visto como los rivales han intentado 201 robos de base, 113 de ellos en casa y 83 fuera de casa (con un porcentaje de éxito de 70.1), mientras que el año pasado solo fueron 118 intentos (con un porcentaje de éxito de 66.9), lo que nos ha llevado a ocupar el penúltimo lugar de las Gran Ligas y el último de la Liga de Nacional en este aspecto, mientras que en el 2010 fuimos el noveno mejor equipo de la competición en esta estadística (aunque teniendo en cuenta los porcentaje de éxito, solo hemos ocupado el duodécimo puesto en cesiones de esas bases extra). Y en cuanto a los robos de base por partido, las cosas no variaron en lo más mínimo respecto de la anterior estadística, ya que con 0.87 robos de base permitidos, también hemos ocupado el penúltimo puesto en las Grandes Ligas y el último de la Liga Nacional. Y esto teniendo en cuenta que en el 2010, el porcentaje solo fue de 0.49 (cuando fuimos el sexto mejor equipo de la competición).

Sin duda lo más positivo en esta temporada de los Padres, en lo que a receptores se refiere, lo hemos vivido con Nick Hundley. Lo malo llegó por su lesión, pero nos dejó destellos importantes, al lograr un porcentaje bateo de .367 después del parón por el Juego de las Estrellas, con un porcentaje en base de .404 en los 1128 turnos de bateo de que dispuso en los 37 juegos disputados. Esto supuso el cuarto mejor registro en porcentaje de bateo, en ese periodo en las Grandes Ligas, algo que sin duda vino bien a un equipo mermado en la ofensiva.

Otro aspecto positivo en la receptoría, llegado de la mano de Hundley, vino en los juegos disputados en el PETCO Park, al ingresar nuestro catcher titular en el selecto de los jugadores de los Padres, que con al menos 100 turnos de bateo, logró superar la marca de .300 de bateo en nuestro vasto parque. Solo le superó esta temporada Jesús Guzmán, que ha sido uno de esos jugadores que han dejado muy buenas sensaciones de cara al futuro de San Diego. De hecho, Guzmán ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park en esta temporada, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña). Pero Hundley también ha logrado una sensacional marca en casa, al tener 137 turnos de bateo, logrando un porcentaje de bateo de .307, con 42 hits, 9 dobles, 4 triples y 6 HRs, además de tener un porcentaje en base de .373. Todo ello en los juegos que Hundley ha disputado en nuestro hogar, con lo que logra el cuarto mejor registro de la historia en el PETCO Park.

Así pues, números no demasiado destacados en el aspecto ofensivo y nueva búsqueda de un suplente de la receptoría para la próxima temporada, es lo que principalmente nos deja el 2011 en esta posición.

La semana que viene le toca el turno al análisis de los jugadores del diamante, en una temporada en el que la dinámica que más ha preponderado ha sido la de las caras nuevas, respecto de lo visto en el 2010. Nuevas caras en el diamante, que en algunos casos nos han traído esperanza de cara al futuro.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Revelado el calendario primaveral de una temporada con postemporada renovada.

Las Grandes se preparan para grandes cambios en la competición, que empezaremos a experimentar desde el 2012. Y todo vendrá de la mano del cambio que los Houston Astros tendrán que hacer, al pasar de la división Central de la Liga Nacional, para a partir del 2013 pasar a formar parte de la división Oeste de la Americana, con lo que por fin podremos disfrutar de una competición equilibrada, con quince equipos en cada Liga y cinco equipos por división.

Pero sin duda alguna el mayor de los cambios que vamos a disfrutar, y podría ser a partir del año que viene, será el incremento de equipos en la postemporada. Diez equipos terminarán siendo los afortunados elegidos para pelear por la gloria, al añadir dos comodines más a la ecuación actual. Todo parece indicar que los dos comodines de cada Liga, tendrían que enfrentarse en un encuentro único y a muerte para ver quien pasaría a disputar el resto de los playoffs, junto con los campeones divisionales.

Es una excelente noticia que vendrá a poner más emoción a la competición, al incrementar el número de equipos que se verán involucrados en la pelea por mantenerse vivos, tras la temporada regular. Y a aquellos que puedan criticar la decisión, en base a que con este nuevo comodín no habríamos podido disfrutar de los brutales finales de temporada que en la Nacional protagonizaron Atlanta y St. Louis y en la Americana protagonizaron Boston y Tampa, solo me cabe decir que en el futuro veremos otros grandes duelos, en pos de lograr conquistar la segunda plaza de comodín, del mismo modo que este año hemos vivido esa emoción por el único comodín en juego (en cada Liga). Lo único que logra esta medida es darle más vida a la competición, y el tiempo nos lo demostrará.

Por cierto que también se ha dado a conocer que podremos vivir enfrentamientos de Interliga durante todo el año, lo cual también me parece algo muy interesante, aunque es cierto que acostumbrados a ver enfrentamientos con los de la Nacional, ver menos juegos frente a los habituales rivales, para enfrentar a equipos que apenas vemos nunca, resulta algo extraño.

Pero esto no es más que el telón de fondo de la actualidad de los Padres, que pasa por el anuncio del calendario de San Diego para los entrenamientos primaverales.

Los lanzadores y los receptores se reportarán en Peoria (donde los Padres trabajarán en la próxima primavera un año más), el 19 de Febrero, mientras que el 24 de ese mes lo harán el resto de peloteros, para comenzar la pretemporada frente a los Mariners el 4 de Marzo en el clásico juego de caridad en el Peoria Sports Complex.

Finalmente la Liga del Cactus incluirá para los Padres, dos juegos de exhibición frente a los Royals de Kansas City, uno de ellos el 3 de Abril en el PETCO Park y el otro el 4 de Abril en The Diamond en Lake Elsinore (ya el día cinco los Padres enfrentarán a los Dodgers en juego inaugural de una temporada en la que esperemos nos vaya mucho mejor que la pasada campaña 2011).

16 juegos serán los que los Padres jugarán de locales en el Peoria Sports Complex, siendo el calendario de local el siguiente:

 Día Oponente Horario
Marzo 5 Mariners 1:05pm
Marzo 7 Rangers (ss) 1:05pm
Marzo 8 Giants 1:05pm
Marzo11 D-backs 1:05pm
Marzo13 White Sox 1:05pm
Marzo16 Angels 1:05pm
Marzo17 Royals 7:05pm
Marzo20 Rockies 7:05pm
Marzo22 Indians 1:05pm
Marzo23 Reds 7:05pm
Marzo24 Reds (ss) 1:05pm
Marzo25 D-backs 1:05pm
Marzo27 Dodgers (ss) 1:05pm
Marzo29 Cubs 1:05pm
Marzo30 Giants 7:05pm
Marzo31 Brewers 1:05pm
Abril 3 Royals(PETCO Park) 7:05pm

Las entradas, para los afortunados que puedan acercarse a ver al equipo, las puedan comprar en la web de los Padres www.padres.com a partir del 7 de Enero.

PARA VER EL CALENDARIO COMPLETO DEL SPRING TRAINING 2012 DE LOS PADRES PINCHA AQUÍ

Continuando con la actualidad de San Diego, comentar que los Padres han fichado a Alonzo Powell para el puesto de asistente de entrenador de bateo, confirmando la “bicefalia” que se pretendía tener en el puesto de entrenador de bateo y que pretende ser un bálsamo para los grandes males de la ofensiva de San Diego, de unas temporadas a esta parte.

Como se puede leer en padresbeisbol.com, Powell, de 46 años de edad, será empleado de un personal de las Grandes Ligas por segunda vez, ya que fue el coach de bateo interino de los Marineros de Seattle durante parte de la temporada 2010. Siendo un veterano del béisbol, Powell tiene 10 años de experiencia como un coach luego de jugar 19 años en los Estados Unidos y Japón.

Luego de retirarse del béisbol, Powell comenzó ser coach en la organización de los Rojos, donde sirvió como coach de bateo para Doble-A Chattanooga (2002-03) y dirigente (2004-05) y coach de los bateo con Single-A Dayton (2006). Se unió a los Marineros en el 2007 como el coordinador de bateo de las ligas menores antes de ser el coach de bateo con Triple-A Tacoma desde 2008-11.

El ex jardinero tomó parte en el sistema del béisbol profesional por 19 años con Montreal, Minnesota, Seattle, Toronto, Nueva York (LA), y Colorado, y también partes de siete temporadas con los Chunichi Dragons (1992-97) y Hanshin Tigers (1998) en Japón. Cuando estuvo con los Tigres, él fue el primer jugador americano en ganar tres títulos de bateo consecutivos (1994-96) y también tomó parte en cinco Juegos de Estrellas, y recibió dos Guantes de Oros. Antes de jugar en Japón, Powell jugó en las grandes ligas con los Expos (1987) y Marineros (1991).

Para terminar, comentar que los Padres se preparan para el cada vez más cercano Rule 5 draft. Y para ello están preparando el 40-man roster y el segundo base Alberto Gonzalez, ha sido uno de los damnificados de este tema. Y antes del límite para poner en orden el roster, se han añadido a seis jugadores: el lanzador diestro Nick Vincent, los lanzadores zurdos Juan Oramas, José De Paula y Pedro Hernández, el jugador de cuadro Edinson Rincón y el jardinero Rymer Liriano. Con ello, nuestro roster de 40 jugadores está lleno. Habrá que estar atento a los movimientos a realizar en el Rule 5 Draft, el próximo 8 de Diciembre, cuando sea el último día de reuniones del Winter Meetings de este año, que se celebrará en Dallas.

Sigamos apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Varios nombres propios en la actualidad de los Padres en esta semana.

Estando todavía a mediados del mes de Noviembre, varios son los nombres que saltan a la palestra de los Padres en estos días.

De entre ellos, uno destaca sobre el resto, puesto que su fichaje supone la primera incorporación de San Diego en lo que llevamos de offseason. Mark Kotsay ha llegado a un acuerdo con los Padres para la próxima temporada, por 1,25 millones de dólares (todo ello según FoxSports.com y pendiente del pertinente examen médico que confirme definitivamente su contratación).

Kotsay, que proviene de los Brewers, regresa a casa en un doble sentido de la expresión. Primero porque es nativo de la zona (vive en al norte de San Diego con su esposa Jamie y sus tres hijos) y segundo porque regresa al club con el que jugó del 2001 al 2003.

En el 2011, logró batear para .270, con un .329 de porcentaje en base, en sus 104 juegos de temporada regular, en los que tuvo 233 turnos de bateo, en los que lograría tres HRs, 31 carreras impulsadas y 18 anotadas. Números que no se trasladaron del todo a la postemporada, en los que salió de titular en dos de los seis juegos de la NLCS.

En sus quince años de profesional atesora un promedio de bateo de .278, .335 de porcentaje en base, habiendo disputado 1728 juegos, con 6166 turnos de bateo, 1717 hits, 124 HRs, 694 carreras impulsadas y 773 anotadas; mientras que en las tres temporadas en las que pudo tener la oportunidad de disputar los playoffs, participó en 26 juegos, con un porcentaje de bateo que es de .207, un porcentaje en base de .253, con 82 turnos de bateo, 17 hits, 2 HRs, 3 carreras impulsadas y nueve anotadas.

Alabado siempre por su anterior manager (los Brewers tenían intención de llevarlo de vuelta a Milwaukee en 2012, aunque nunca hubo nada oficial encima de la mesa), aportará al equipo experiencia y versatilidad, ya que es un hombre que se maneja bien en las tres posiciones del jardín, así como en primera base (por si un cúmulo de lesiones nos mermase esa posición).

Un jugador de banca que viene a reforzar uno de los puntos que la directiva quería apuntalar en los Padres del 2012, antes incluso de que Byrnes se hiciese con la gerencia general.

Un jugador que en defensa aportará la mencionada versatilidad que deseamos en este “utility player”, así como en la ofensiva nos aportará la experiencia de un bateador que contra lanzadores diestros tiene un porcentaje de bateo de .280. Cabe recordar que los Padres ocuparon el último lugar de las Mayores en porcentaje de bateo, frente a lanzadores diestros (.229), el penúltimo puesto de porcentaje en base (.301) y el último puesto en slugging pct. (.340), además del vigésimo octavo lugar en pinch-hitting (.161). Unos números, que con la llegada de Kotsay y el nuevo entrenador de bateo Phil Plantier, los Padres tratarán de dejar en el pasado, para poder obtener mejor rendimiento de una loma que volverá a ser la base sobre la que se sustenten las esperanzas del equipo en la próxima temporada.

El segundo nombre de estos días se llama Heath Bell y es que como no podría ser de otro modo, la rumorología se desata a su paso un año más. Y más aún después de que Jonathan Papelbon fichase por los Phillies, con lo que se le abre las puertas de la posibilidad de poder volver a reunirse con Gonzo en Boston.

Y es que varios equipos parecen interesados en el fichaje de nuestro estelar cerrador, lo que complica por momentos la posibilidad de poder volver a disfrutar de sus magistrales lanzamientos, el próximo año en el PETCO Park.

La cosa se complica en exceso por el presupuesto que los Padres manejarán de cara a la próxima temporada y por el salario que Bell podría llegar a cobrar (incluso en un arbitraje). Salario que podría a ser aun mayor si llegase a un acuerdo con alguna de las grandes carteras llenas de billetes verdes, que hay en la liga (Boston por ejemplo). Además de que difícilmente Byrnes moverá ninguna ficha importante en la agencia libre, hasta saber la resolución del tema Bell.

El tira y afloja entre Bell y los Padres, de seguro que durará todavía algún tiempo, por el deseo del jugador de mantenerse en San Diego y el deseo de que los Padres le ofrezcan el definitivo acuerdo multi anual que persigue, así como por el afán de los Padres de lograr mantenerle en la Costa Oeste a través de un arbitraje, que podría ofrecerse por parte de San Diego hasta el día 23 de Noviembre (y Bell tendría en este caso hasta las 8:59 p.m. hora del Pacífico para aceptar o declinar dicho arbitraje). Un arbitraje que sería muy importante para los Padres, ya que de ser rechazado, al menos nos daría elecciones extra en draft.

Pero no olvidemos que el presupuesto de los Padres para el 2012 es el que es y que la ofensiva tendría que ser reforzada a concienci,a para que el próximo año mejorasen las cosas, respecto de este 2011. Tampoco hay que olvidar que un arbitraje llevaría el salario de Bell por encima de los 8 millones de dólares (sino más) y que el acuerdo al que Papelbol ha llegado con Philadelphia ha sido por cuatro años y 50 millones de dólares (además de una opción de 15 millones por un quinto año) y estas son cifras que los Padres no podrían pagar, y tal vez otros equipos de la Costa Oeste como los Angels o equipos de la Costa Este como Boston, podrían llegar a ofrecer a Bell, tentándolo en gran medida.

El tiempo dictará sentencia.

Como también dictará sentencia en el caso del centro del diamante de los Padres, ya que los otros nombres propios de la actualidad de San Diego son Bartlett y Hudson, que podrían ser objeto de un traspaso, tal vez con el objetivo de aliviar algo el presupuesto de los fichajes que Byrnes tiene en mente hacer.

FOX Sports se ha hecho eco de estos rumores, ya que ambos son los únicos que tenían contrato en vigor para la próxima temporada, con un salario de 5.5 millones de dólares y ambos con una opción para el 2013, que en el caso de Hudson sería de 8 millones (2 millones de buyout) y en el caso de Bartlett sería de 5.5 millones (1.5 millones de buyout).

Todo parece indicar que el centro del diamante de los Padres no costará el año que viene 11 millones de dólares, pero…¿Cual de los dos es más conveniente traspasar?

En el 2011, Hudson ha cosechado 19 robos de base, 98 hits, 7 HRs, 54 carreras anotadas, 43 carreras impulsadas, 15 dobles, 3 triples y en 49 ocasiones ha sido recibido boleto para primera, siendo su porcentaje de bateo de .246 y su porcentaje en base llegó a .329, además de tener en defensa cuatro errores a lo largo de los 114 juegos disputados en la segunda base. Ha optado por tercera vez al premio Roberto Clemente, después de que fuese nominado en el 2007, cuando militaba en los D-Backs y en el 2009, cuando lo hacía con los Dodgers.

Mientras, Jason Bartlett ha logrado de una manera más plena, el objetivo de ser el campo corto sano que se pretendía con su contratación. Terminó disputando 139 juegos y acumulando 554 turnos de bateo, con 61 carreras anotadas y 40 impulsadas, un porcentaje de bateo de .245 y .308 de porcentaje en base, además de tener en defensa 18 errores que le bajaron su porcentaje de fildeo a .971.

¿Cuál de los dos será el preferido de los Padres para defender el centro del diamante en el 2012, con la casaca de San Diego?

Evidentemente, también dependerá en la posible operación de traspaso, lo que de ellos se pueda obtener de bueno para San Diego. No solo va a influir quien sea el preferido para quedarse, sino el beneficio a obtener en un posible canje de Bartlett o de Hudson. Y de este último ya han surgido rumores, acerca del interés de otros equipos hacía él, además de tener en cuenta que la permanencia de Bartlett para el 2013, sería más barata para los Padres, que la permanencia de Hudson en San Diego para dicho año.

Como he dicho en el caso de Bell… El tiempo irá mandando y dictará su sentencia, también en este caso.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Retrospectiva 2011: Lanzadores.

A pesar de los resultados, el pitcheo de Padres dio la cara.

Aspecto que puede ser la base para el 2012.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

La gran diferencia entre los resultados obtenidos por la loma este año y el anterior, es que en el 2011 tan solo Aaron Harang ha logrado alcanzar los dobles dígitos en el casillero de victorias, mientras que en el 2010 fueron cuatro lanzadores de la rotación los que lograron ingresar en este selecto club.

En la temporada del 2010, Kevin Correia lograba el 16 de Agosto la décima victoria, convirtiéndose en el cuarto lanzador que lo conseguía. Y a pesar incluso del bajón en el juego y resultados de la recta final del 2010, tanto Clayton Richard, Mat Latos como Jon Garland, terminaron el 2010 con 14 victorias cada uno de ellos, además de las diez de Correia (en un año muy duro para él a nivel personal). Números muy diferentes a los del 2011, en donde Harang (ERA 3.64) logró catorce triunfos, mientras que Latos (ERA 3.47) y Stauffer (ERA 3.73) se quedaron con nueve victorias, Luebke (ERA 3.29) y Qualls (ERA 3.51) con seis y LeBlanc (ERA 4.63) y Richard (ERA 3.88) con cinco.

Sin duda no ha sido un año tan bueno para los Padres como el 2010, pero la loma ha mantenido el buen nivel, logrando una ERA de 3.42 convirtiéndose en la tercera mejor de las Grandes Ligas (superada por los Phillies y los Giants) y la segunda mejor de la Liga Nacional. Nivel que se ha mantenido respecto del año pasado, en el que se obtuvo una ERA de 3.39. Además en las estadísticas de la loma de San Diego, hay que destacar que los Padres han ocupado el puesto 16 de las Grandes Ligas en strikeouts con 7.07 por partido, el sexto equipo en hits permitidos con 8.22, el cuatro equipo con 0.78 en HRs permitidos y el vigésimo equipo con 3.24 boletos a primera base.

En general, un buen nivel para una de las mejores lomas de las Mayores, entonces… ¿por qué los malos resultados en comparación con el 2010? La ofensiva estuvo en el sótano de las estadísticas el año pasado, pero la falta de poder en el bate este año, ha resultado aun más evidente y eso unido a que el relevo desde el bullpen no ha resultado tan eficaz como el año pasado (relevo que a lo largo de este año ha tenido que sacrificar algunas de sus piezas para reforzar otras posiciones en el campo), nos dan pistas de porque los Padres del 2010 no han resultado tan competitivos como en el curso anterior.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta y que ya analizamos cuando veíamos la ofensiva, es que los Padres han concluido la temporada en el vigésimoquinto puesto de las Grandes Ligas en porcentaje de victorias en juegos con un final de infarto, con tan solo un .0440 de balance de victorias, y ocupando los últimos puestos de las estadística de carreras encajadas en extra innings con 0.14 carreras por juego, lo que nos ha privado de muchas de las victorias que cayeron de nuestro lado en el 2010.

Todo esto nos lleva al eterno dilema de si invertir más en fichajes que potencien la ofensiva o si lograr mantener una fuerte loma que asegure victorias y buenas temporadas por esa vía. Una fuerte loma con una mala ofensiva presidieron tanto la temporada 2010 (buena temporada en resultados), como la temporada 2011 (mala temporada en resultados), así que el debate surge cuando un jugador tan importante como Heath Bell, busca un contrato multianual, que bien podría acaparar buena parte del presupuesto para salarios de los próximos años.

Volviendo al tema de la loma en la pasada campaña 2011, hay que destacar sobre todo a un hombre: Heath Bell. Ha protagonizado los mejores momentos de la temporada, siendo el Padre que nos representó en el Juego de las Estrellas, además de conquistar uno de los mejores records logrados este año. Bell igualó el record de rescates consecutivos logrados por un cerrajero de los Padres, que el legendario Trevor Hoffman había establecido en 41, demostrando que la permanencia de Bell en San Diego es mucho más que el tema de mantener un jugador de nivel All-Star en el equipo. Es mantener al icono más representativo de los Padres, cerca de la fanaticada que tanto le necesita. Además, Heath Bell ha logrado superar la marca de 40 rescates en una temporada, por tercer año consecutivo (se ha quedado en 43). Algo que por cierto, ningún cerrajero de la Liga Nacional ha conseguido en las tres últimas temporadas de manera consecutiva.

También hemos vivido un momento muy especial cuando se venía abajo un mito, un tabú como era el hecho de que ningún lanzador de los Padres había logrado un jonrón en el PETCO Park. Y se vino abajo cuando Latos conectó una bola lanzada por el pirata Jeff Karstens, y que suponía el segundo de su carrera deportiva, pero el primero suyo o de cualquier otro lanzador de los Padres, en el PETCO Park. Lucía maravilloso ver como se marchaba la bola fuera del campo, por el jardín izquierdo, con el edificio de la Western Metal Supply Co. como testigo de excepción de tan insólito evento.

Para terminar destacar que los Padres vivieron este año otro momento inolvidable para su historia que está muy vinculado con la loma. La retirada del dorsal 51 del mítico Trevor Hoffman, en un encuentro frente a los Marlins que sellaba una barrida que servía de homenaje a tan ilustre personaje. Justo frente Florida, que fue el equipo en el que empezó su aventura en la Gran Carpa. El 51 se unía a los otros números retirados de los Padres, el 6 de Steve Garvey, el 35 de Randy Jones, el 19 de Tony Gwynn y el 31 de Dave Winfield, además del 42 de Jackie Robinson. Los 601 saves (552 para los Padres de 1993 a 2008), sus 856 juegos, su record de 61-75 con una efectividad de 2.87 con 1,133 ponches y sólo 307 caminatas en 1839 entradas y 1/3, por fin obtenía su primera gran recompensa. La segunda vendrá con su merecido ingreso en el Salón de la Fama.

La semana que viene le toca el turno a los receptores. Una posición que ha visto como el que está llamado a tener el puesto de titular (Nick Hundley) se ha perdido muchos de los juegos disputados por culpa de una lesión y que sigue sin tener resuelto el tema de la suplencia en este puesto de cara al futuro.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Uniformes y logos para el 2012, fraude de prospectos y los MLB.com Awards.

En esta semana, la actualidad de los Padres ha girado en torno a tres grandes focos de atención. Los nuevos uniformes que San Diego Lucirá en la próxima temporada y el escándalo de un nuevo fraude en la edad e identidad de un prospecto de los Padres, han copado las novedades de los Padres en esta semana.

En este último asunto, he de agradecer a Leonardo Magdaleno que a través de Twitter, me pusiese tras la pista de este caso de fraude, relacionado con un jardinero dominicano llamado Yoan Alcantara y que comentaré aquí.

La última guinda del pastel de la actualidad de San Diego lo ha puesto el nombramiento por parte de MLB.com de los mejores jugadores de la franquicia de los Padres en el 2011.

Pero lo primero es lo primero. Los nuevos uniformes y logos de los Padres para el año que viene, ya están aquí y son los siguientes:

Los Padres han tratado de dar al equipo, una mezcla de modernidad y tributo histórico, tanto a los Logos como a los uniformes de San Diego para el próximo año. Ya sabíamos que los cambios no iban a ser radicales en cuanto a los uniformes, pero los logos si me han sorprendido y en general el cambio que experimentaremos el año que viene, en este sentido, me ha dejado satisfecho y contento.

En cuanto a los logos, el toque de modernidad lo pone el transformado logo de la almohadilla de home, que pasa ahora a tener unas líneas más suaves y que rinde tributo a nuestro templo, el PETCO Park. Mientras que para el logo alternativo, regresa nuestro querido fraile bateando de los 80 (quizás un guiño para todos aquellos que aman los colores de esa época y que no han sido recompensados con la vuelta del marrón y oro que tanto anhelan).

En cuanto a los uniforme, decir que ya se sabía que los amantes de retro no iban a tener fortuna en el diseño y colores usados y que los cambios no serían revolucionarios en exceso, pero si traen novedades que recuerdan a épocas pasadas, aunque no tan pasadas como deseaban los que trataban de lograr la vuelta del marrón a San Diego. Destaca sobre manera (a mi gusto) el jersey azul que es muy sobrio al tiempo de muy bonito, con el logo que tiene el PETCO Park, en el brazo. Quizás a este jersey le hubiese quedado perfecto el logo del fraile bateado en el brazo, en lugar del que tiene, pero el logo del fraile terminará decorando el jersey blanco, que también me gusta.

También me sorprendió en cambio de la grafía de San Diego en el jersey gris, recordando a la usada en la década de los 90 y usada en el jersey que usamos en las WS 1998 frente a los Yanlees, como si tal vez fuese otro guiño echado a la fanaticada, esperando volver a la tierra prometida con este jersey.

En definitiva todos bonitos. Pero como hay tantos gustos como colores, cada uno tendrá su opinión al respecto. Lo importantes es que lleven un uniforme u otro, de una época u otra, siempre serán nuestros Padres…. Pero ¿os gustas los nuevos uniformes que lucirán los Padres en el 2012 y cual te gusta más?

En lo que se refiere al caso del supuesto fraude de identidad y de edad de prospectos ligados a los Padres, comentar que parece ser que San Diego se ha visto de nuevo sacudido por otro escándalo de fraude de identidad por parte de uno de sus prometedores prospectos. Se trata del caso del dominicano Yoan Alcantara.

Hace tan solo unos días, los Padres se veían salpicados con el supuesto caso de falsedad de identidad de otro de sus prospectos que supuestamente se llamaba Alvaro Aristy y que había firmado con los Padres de hace tres años, por US $ 1 millón. Pero finalmente, ni su nombre, ni su edad, ni su talento demostraron ser legítimos. En realidad, su verdadero nombre es Jorge Leandro Guzmán, siendo casi dos años y medio mayor de lo que declaró cuando fue localizado por los Padres.

Pues bien, ahora nos vemos nuevamente involucrados en otro fraude, cuando se dio a conocer la noticia de que Yoan Alcantara, jardinero dominicano que había declarado prospecto número uno de la Rookie-Level Arizona League 2011, podría haber usado una identidad y edad falsas cuando firmó con nuestra franquicia en Julio de 2009 por un bonus de 135.000 dólares.

Alcántara, cuya fecha de nacimiento aparece como 20 de noviembre 1992, bateó para un promedio de .348, con 13 dobles, 8 triples, 7 jonrones y 46  carreras impulsadas en 50 juegos con Peoria, en su primera temporada en los Estados Unidos.

Sin duda alguna esto no deja demasiada buena imagen a un equipo que presume de tener una excelsa granja, sobre la que cimentar un futuro brillante, pero cabe destacar mucho, en que los Padres tan solo son responsables de evaluar y decidir a quien desean fichar y es la MLB quien es responsable de verificar las identidades y edades de los jugadores que los clubes desean fichar, por lo que la mala imagen está ahí, pero no las responsabilidades, sobre el caso.

En última instancia son culpa del mal hacer de un jugador que se presta al engaño y en este caso, además, de una persona de la MLB, un Scout y un trainer que se encuentran involucrados en una trama de falsedad de documentación para peloteros.

Muy mal asunto, que por el bien de todos espero se pueda aclarar pronto y por el bien del deporte, esperemos que esta práctica se depure del todo, porque estas malas artes no hacen más que daño al béisbol.

En lo que se refiere a los MLB.com Awards, Heath Bell ha sido nombrado como mejor lanzador del año, Jesús Guzmán ha sido nombrado como jugador rompedor del año, mientras que el gran protagonista del año para los Padres ha sido Cameron Maybin, que ha sido nombrado como mejor jugador del 2011 para la franquicia de San Diego.

Heath Bell. Ha protagonizado los mejores momentos de la temporada, siendo el Padre que nos representó en el Juego de las Estrellas, además de protagonizar uno de los mejores records logrados este año. Bell igualó el record de rescates consecutivos logrados por un cerrajero de los Padres, que el legendario Trevor Hoffman había establecido en 41, demostrando que la permanencia de Bell en San Diego es mucho más que el tema de mantener un jugador de nivel All-Star en el equipo. Es mantener al icono más representativo de los Padres, cerca de la fanaticada que tanto le necesita. Además, Heath Bell ha logrado superar la marca de 40 rescates en una temporada, por tercer año consecutivo (se ha quedado en 43). Algo que por cierto, ningún cerrajero de la Liga Nacional ha conseguido en las tres últimas temporadas de manera consecutiva.

Quien causó mayor impacto en el 2011 (con el permiso de Maybin), fue Guzman que tras 76 juegos y 247 turnos de bateo, lograba unos números que provocan impaciencia por ver si se trasladasen a una temporada completa. .312 de porcentaje de bateo y .369 de porcentaje en base, con 77 hits, 44 carreras impulsadas y 33 anotadas. Además Jesus Guzman ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park en esta temporada, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña). Una marca que supera el anterior mejor registro de .315 cosechada por Josh Bard en el 2006. Anteriormente a esta temporada, solo cinco jugadores habían logrado superar en nuestra casa, la marca de .300 (para una temporada completa y al menos 100 turnos de bateo). Además de Josh Bard, el catcher Yorvit Torrealba (.312, 2010), el outfielder Dave Roberts (.306, 2006), el segunda base Mark Loretta (.305, 2005) y el catcher Ramon Hernandez (.302, 2005), eran los miembros de tan selecto club, al que se han unido este año, tanto Guzman como Nick Hundley, que ha bateado para un porcentaje de .307 (42 de 137), logrando el cuarto mejor registro de la historia del PETCO Park.

Pero el rey del año para los Padres estaba el jardín central del PETCO Park. Maybin se terminó convirtiendo en una de las piezas importantes de los Padres en el 2011, demostrando que es un jugador del calibre de un guante de oro y con un brillante futuro dentro de la franquicia, siendo una de  las primeras piezas de refuerzo que terminaron recalando en San Diego a cambio de parte del potencial del bullpen.

Ha atesorado 40 robos de base, 136 hits (en 516 turnos de bateo), 9 HRs, 82 carreras anotadas, 40 carreras impulsadas, 24 dobles, 8 triples y en 44 ocasiones ha sido recibido boleto para primera, siendo su porcentaje de bateo de .264 y su porcentaje en base llegó a .323, además de tener un porcentaje de fildeo de .986, con 5 errores.

Todo ello supone que nuestro jardinero ha logrado cuajar la mejor temporada en la Gran Carpa, dentro de su trayectoria deportiva. Ha mostrado su gran valía sobre todo en el robo de base, demostrando que es un pelotero que se adapta a perfección a las necesidades de los Padres, y demostrado también que su futuro pasa por el centro del jardín del PETCO Park, e incluso se ha vinculando en la historia de los Padres, ya que se ha acercado a la marca de al menos 10 HRs y 30 robos de base en una misma temporada y a punto ha estado de convertirse en el cuarto Padre en la historia de la franquicia en lograr ambos logros en un mismo año. Tony Gwynn (1986), Steve Finley (1995) y Reggie Sanders (1999), ya lo lograron en su momento. Maybin se ha quedado a tan solo un HR de entrar en este selecto club de los Padres. Además fue el candidato de los Padres para lograr el premio Hank Aaron y candidato a los Greatness In Baseball Yearly Awards, en la categoría de Jugador Defensivo del Año.

Y es por eso que recuerdo que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

 ¡VOTEMOS A MAYBIN!

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Retrospectiva 2011: Ofensiva

Batallaron en la caja de bateo

La ofensiva no fue el fuerte de Padres en el 2011.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

La ofensiva no ha sido el fuerte de los Padres en el 2011. Desde la marcha de Gonzo a Boston, el equipo no ha tenido un referente claro a la hora de afrontar los turnos de bateo, del mismo modo que lo hizo en el 2010. Sin un líder claro en este aspecto, varios jugadores han destacado en la ofensiva de este año, pero sin llegar a los números que dejó el Titán de San Diego.

Esto ha provocado que en el 2011, los Padres hayan terminado en los últimos puestos de casi todas las estadísticas ofensivas en las Grandes Ligas, lo que unido a una temporada con 91 derrotas, ha provocado la destitución de Randy Ready como entrenador de bateo de los Padres. Un puesto, que desde hace tiempo, no termina de ser un pilar de éxito en los Padres, teniendo al enorme PETCO Park como la espada de Damocles que pende sobre las cabezas de aquellos que toman este puesto (tendencia que Phil Plantier tratará de revertir, por todos los medios, a partir de la próxima temporada).

Los Padres han tenido un pobrísimo balance ofensivo con un escuálido record de 3.66 carreras anotadas por juego y de 3.48 carreras impulsadas, lo que nos sitúa solo por encima de los Giants dentro de las estadísticas de la Liga Nacional y también por encima de los Mariners en el Global de las Grandes Ligas. Se ha anotado menos de 600 carreras en total, por primera vez desde 1988, lo que sin duda ha contribuido muy significativamente en el hecho de que hayamos pasado de ganar 90 juegos en el 2010, a perder 91 juegos en el 2011.

Pero también se ha terminado en las últimas plazas de las estadísticas en turnos de bateo, con 33.44 por juego (el peor registro de las Grandes Ligas), en hits por encuentro con 7.93 (superando solo a los Mariners), en HR por partido con 0.56 (peor record de las Grandes Ligas) y en dobles por juego con 1.52 (superando solo a los Dodgers y los Braves). Solo en triples por juego hemos ocupado el primer puesto en las Grandes Ligas, con 0.26.

Estos números han provocado que en numerosas ocasiones se desperdiciasen joyas provenientes de la loma, además de muchas blanqueadas en nuestra contra. Y una buena muestra de esto es que además, la estadística del porcentaje de victorias en juegos con un final muy cerrado y en las carreras anotadas en extra innings no han sido tampoco muy favorables a nuestros intereses.

Por un lado, los Padres han concluido la temporada en el vigésimoquinto puesto de las Grandes Ligas en porcentaje de victorias en juegos con un final de infarto, con tan solo un .0440 de balance de victorias, mientras que por otro lado hemos ocupado el último puesto en la estadística de las carreras anotadas en entradas extra, con tan solo 0.04 carreras por juego, mientras que nuestros oponentes nos encajaban 0.14 por juego (lo que nos deja también en el sótano de esta estadística).

Y si nos fijamos en las estadísticas individuales, vuelve a ser inevitable las comparaciones con el referente ofensivo en el 2010. Adrian González, con 591 turnos de bateo, se aproximó a la marca de .300 en porcentaje de bateo y a la marca de .400 en porcentaje en base (.298 y .393 respectivamente).

Sin embargo en este año, nadie con tantos turnos de bateo, ni tan siquiera con la mitad de ellos, ha logrado situarse cerca de estos números. Tan solo Headley (con 381 turnos de bateo) y Hundley (con 281 turnos de bateo), han logrado colocar su porcentaje de bateo al borde de .290. Del resto de peloteros, mencionar sobre todo a Denorfia, que con 307 turnos de bateo ha logrado batear para .277, a Maybin que con 516 turnos de bateo, logró un registro de .264, y a Bartlett que fue el Padre que más turnos de bateo ha acumulado en el 211, con 554 turnos de bateo (bateando para .245).

Capítulo aparte merece el caso de una de las sensaciones de la recta final de la temporada. Jesús Guzman tan solo ha acumulado 247 turnos de bateo en las Grandes Ligas en el 2011, pero sus números dejaron un sabor de boca impecable. 33 carreras anotadas, 77 hits, 44 carreras impulsadas, .312 de porcentaje de bateo y .369 de porcentaje en base. Además ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña).

Anteriormente a esta temporada, habían superado el registro .300 en el PETCO Park (para una temporada completa y al menos 100 turnos de bateo), Josh Bard, Yorvit Torrealba, Dave Roberts, Mark Loretta, y Ramon Hernandez. En este 2011 se han unido a este club tanto Guzman como Nick Hundley, que ha bateado para un porcentaje de .307 (42 de 137), logrando el cuarto mejor registro de la historia del PETCO Park. Además, este último ha logrado un porcentaje de bateo de .366 después del Juego de las Estrellas, siendo el cuarto mejor porcentaje de bateo de las Grandes Ligas tras el parón del All-Star, destacando considerablemente en la recta final.

También en la temporada, destacaron los momentos en los que tanto Rizzo, como Blanks se incorporaron en el equipo de la Gran Carpa. Sin embargo, sus porcentajes de bateo no terminaron de resultar un revulsivo decisivo en ataque, ya que Rizzo en 128 turnos de bateo no logró más que un registro de bateo de .141, mientras que Blanks en 170 turnos de bateo llegó a un porcentaje de bateo de .229, con 26 carreras impulsadas y 7 HRs.

Sin duda alguna, implementar el potencial ofensivo de los Padres, será uno de los temas que con más empeño se tratará en la offseason y la resolución final de la incógnita acerca del retorno o no de Heath Bell en el 2012, será determinante de cara a ver como Byrnes afronta la búsqueda de ese mayor potencial ofensivo, para los Padres del año que viene.

Rumores surgieron respecto del movimiento de los límites del PETCO Park, lo cual no parece que suceda en un futuro inmediato, ya que la base del éxito en este PETCO Park es y será el pitcheo, por encima de ofensiva, que por supuesto tendrá que mejorarse, a pesar de que nuestro parque se quede como esté ahora. Porque lo que está claro es que el pitcheo es el que nos puede llevar a la tierra prometida, pero sin carreras, no se ganan partidos.

La semana que viene le toca el turno al análisis de los lanzadores. Una loma que ha demostrado seguir siendo una de las mejores de la Gran carpa y que sigue siendo el gran bastión en el que se sustenta las opciones de un brillante futuro para nuestro equipo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Byrnes, MacDonald, Guantes de Oro y Bates de Plata.

El lunes los Padres presentaron a Josh Byrnes como nuevo Gerente General de los Padres, comenzando así una nueva era que pretende ser más exitosa que la que acaba de concluir bajo el mandato de Hoyer en la Gerencia General de San Diego. Una era que pretende emular y mejorar, a la lograda por los D-Backs del 2007, cuando Byrnes era el GM de los chicos del desierto y Arizona lograba ganar el banderín del Oeste y llegó a la Serie de Campeonato de la Nacional (cayendo en cuatro juegos frente a Colorado, que finalmente representaría en aquella serie Mundial a la NL, frente a Boston).

Y para lograr ese objetivo, Byrnes se enfrenta a muchas cuestiones importantes. La más importante es saber si las prioridades de cara a esta offseason, serán las mismas que había antes, cuando Hoyer estaba al frente de la oficina de San Diego. Hoyer tenía en el punto de mira buscar nuevo pitcheo, peloteros para las esquinas del jardín y también un receptor suplente (además de potenciar la banca) y todo ello teniendo en cuenta el presupuesto que rondará los $55M para el próximo año.

Una de las cuestiones más importantes era saber la decisión que se iba a tomar respecto de la opción mutua que tenían Harang y los Padres. Finalmente se ha sabido que los Padres han declinado las opciones para el 2012 que se tenían sobre el lanzador con más victorias en el 2012, así como que declinaban la opción que tenían sobre el desaparecido (por las lesiones) primera base Brad Hawpe y el lanzador Chad Qualls. En el caso de los dos últimos peloteros de los Padres, esta decisión ya se sabía, pero el caso de Harang era todavía un asunto por resolver y además fundamental para saber los siguientes pasos que el equipo va a hacer en la offseason, porque no hay que olvidar que la opción que los Padres tenían era de 5 millones de dólares (Harang ahora recibirá $500.000).

Otra cuestión vital para el futuro de los Padres será como será tratado el tema de Heath Bell. En principio hay dos opciones, una es la del contrato por dos años, en lugar de los tres que busca el lanzador de los Padres, pero lo más razonable que ocurra es que los Padres ofrezcan arbitraje a Bell, que es agente libre Tipo A, por lo que de declinar la oferta nuestro closer, los Padres obtendrían dos elecciones en el draft del 2012, pero en realidad las ganas de quedarse en San Diego que tiene Bell, indica que aceptaría esta vía, con tal de volver a ser un Padre en el 2012.

Pero no solo tenía que poner encima de la mesa las apuestas que haga respecto de los Peloteros con los que conformará los Padres del año que viene, sino que también todos queríamos saber cuales serían sus apuestas respecto de los nuevos miembros de la oficina de San Diego, ya que en esta semana se iba a producir la noticia de quien iba a ser su nuevo asistente de General Manager.

Y Finalmente el hombre elegido ha sido Chad MacDonald, que el jueves por la mañana renunciaba a su puesto de director de scouting de los Mets de Nueva York, para convertirse en vicepresidente y asistente de GM de los Padres.

Con esto se cubre la plaza que deja vacante Jason McLeod, que deja el Sur de California para irse con Hoyer con los los Cachorros y como su sucesor, MacDonald se centrará para los Padres en la búsqueda y desarrollo de jóvenes talentos (filosofía que se está convirtiendo en la piedra filosofal de nuestra franquicia).

MacDonald ya trabajó al lado de Byrnes en Cleveland y Arizona (donde fue asistente de director de scouting y en 2008 director de scouting internacional).

Y para terminar, hay que mencionar varios asuntos, entre los que destaca que ya se han conocido quienes son los ganadores de los premios del guante de oro y el bate de plata, pasando de largo de San Diego una vez más, y siendo los vencedores de tan insignes premios los siguientes:

GANADORES DEL GUANTE DE ORO

GANADORES EN LA LIGA AMERICANA

P — Mark Buehrle, Medias Blancas

C — Matt Wieters, Orioles

1B — Adrián González, Medias Rojas

2B — Dustin Pedroia, Medias Rojas

SS — Erick Aybar, Angelinos

3B — Adrián Beltré, Rangers

JI — Alex Gordon, Reales

JC — Jacoby Ellsbury, Medias Rojas

JD — Nick Markakis, Orioles

GANADORES EN LA LIGA NACIONAL

P — Clayton Kershaw, Dodgers

C — Yadier Molina, Cardenales

1B — Joey Votto, Rojos

2B — Brandon Phillips, Rojos

SS — Troy Tulowitzki,Rockies

3B — Plácido Polanco, Filis

JI — Gerardo Parra, Diamondbacks

JC — Matt Kemp, Dodgers

JD — Andre Ethier, Dodgers

 

GANADORES DEL BATE DE PLATA

GANADORES EN LA LIGA AMERICANA

1B – Adrián González, Medias Rojas

2B – Robinson Canó, Yankees

3B – Adrián Beltré, Rangers

SS – Asdrúbal Cabrera, Indios

OF – Curtis Granderson, Yankees

OF – José Bautista, Azulejos

OF – Jacoby Ellsbury, Medias Rojas

C – Alex Avila, Tigres

BD – David Ortiz, Medias Rojas

GANADORES EN LA LIGA NACIONAL

1B – Prince Fielder, Cerveceros

2B – Brandon Phillips, Rojos

3B – Aramis Ramírez, Cachorros

SS – Troy Tulowitzki, Rockies

OF – Ryan Braun, Cerveceros

OF – Matt Kemp, Dodgers

OF – Justin Upton, Diamondbacks

C – Brian McCann, Bravos

P – Daniel Hudson, Diamondbacks 

También destacaron las noticias que tienen que ver con los San Antonio Missions, que han recibidio el premio MiLBY 2011 al mejor equipo de Double-A y al mejor equipo en general de las menores. Un reconocimiento muy merecido para un conjunto que logró terminar el año con un balance de 94-46 y logrando alzarse con el primer título de la Texas League desde 2007.

Y recordar que hay que seguir apoyando la nominación de Cameron Maybin, para un premio importante en esta temporada, los Greatness In Baseball Yearly Awards en la categoría de jugador defensivo del año. Merece todo nuestro apoyo.

¡VOTEMOS A MAYBIN!

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.