octubre 2011

Payroll de S.D. estará en torno a $55M en 2012.

La receptoría, el pitcheo y las esquinas del jardín son prioridades.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Tras casi dos semanas de la despedida de la temporada 2011, por parte de los Padres, ya somos conscientes de algunas noticias que son de suma importancia para la confección de la plantilla de San Diego del próximo año. Y lo primero y más importante es el presupuesto con el que Jed Hoyer se manejará para la confección esa plantilla que defenderá nuestros intereses en la Gran Carpa.

Según informó Jeff Moorad, la cantidad de dinero de la que dispondrá nuestro General Manager será entre 53 y 55 millones de dólares. Cantidad de dinero que ya se presuponía, puesto que desde hace algunas fechas ya se había anunciado que el payroll del 2012 empezaría por la cifra 5. Esto supone un aumento de alrededor de cinco millones de dólares más para gastar, respecto de lo que se dispuso en la temporada que hemos despedido recientemente. Todo ello gracias a un nuevo acuerdo televisivo que los Padres quieren dejar ultimado para cuando llegue el día de año nuevo. Un acuerdo televisivo, que presumiblemente será con FOX, y que se pretende que reporte a San Diego unos 25 millones para el 2012, por contra de los 15 millones recaudados en este concepto en el 2011.

Este aumento significativo de ingresos, supone no solo un aumento en el desembolso que se hará en las inversiones de jugadores que desembarquen en el Sur de California, sino que vendrá a paliar las perdidas de 1.6 millones de dólares, que los Padres han anunciado se producirán en esta temporada.

Y llegados a este punto, Jed Hoyer parece que tiene claro por donde tiene que buscar, para gastar cada uno de esos dólares, con el objetivo de poder devolver a los Padres la química que tuvimos en el 2010, año que a punto estuvo de reportarnos mayores alegrías que las que ya nos dio. Y es que con la primera base en plena pugna entre Rizzo y Guzman, con los regresos en el 2012 de Hudson y Bartlett en el centro del diamante, con Headley dueño de la tercera base, lo mismo que Maybin respecto del centro del jardín, el resto de posiciones están en el punto de mira de Hoyer, de cara a lograr reforzar todos esos puestos. El puesto de receptor titular está y estará cubierto por Nick Hundley, quien ha cuajado una sólida temporada, con un porcentaje de bateo de .366 después del Juego de las Estrellas, siendo el cuarto mejor porcentaje de bateo de las Grandes Ligas, tras el parón del All-Star. Sin embargo ha estado alejado de la Gran Carpa durante 65 juegos, por lo que la constancia no ha sido su fuerte en el 2011. Esto hace necesario la incorporación de un segundo receptor de calidad y experiencia para el 2012 (Rob Johnson ha dispuesto de 179 turnos de bateo, bateando tan solo para .190). De este modo, el localizar a un receptor suplente de garantías, se ha convertido a lo largo del tiempo, en una asignatura pendiente importante para el equipo, porque este puesto siempre se convierte en un pendiente cada vez que comienza una offseason.

Otros puestos que también estarán en el punto de mira de nuestro General Manager, serán las esquinas del jardín del PETCO Park. En el lado izquierdo, vemos como Guzman es una posibilidad, si finalmente Rizzo se alza con el puesto de primera base. Los números de Guzman en el 2011 han sido muy interesantes para los Padres y de mantenerlos en el 2012, terminará haciéndose con un hueco en el lineup, en un puesto u otro. Por otro lado vemos como Kyle Blanks terminó bateando para un porcentaje de .219 con 2 HRs y 63 carreras impulsadas en 420 turnos de bateo, unos números que a sus 25 años le siguen convirtiendo en un prospecto más que en una realidad. Así pues, con James Darnell lesionado y sin posibilidades de poder participar en la Arizona Fall League, con Guzman y Blanks como posibles candidatos a ser reservas de la primera base y del propio jardín izquierdo, se hace necesario reforzar la posición. En el jardín derecho, la falta de poder ofensivo es la razón de la búsqueda de refuerzos, ya que si bien Will Venable se plantea como el dueño de esta posición, ha tenido cierta inconsistencia a la hora de demostrar su potencial ofensivo (en esta temporada ha bateado para .246 con .310 de porcentaje en base, en los 121 juegos disputados con los Padres). Además hemos de tener en cuenta que del resto de jardineros del roster, tan solo Denorfia ha podio batear para .277, en los 111 juegos que disputó, ya que el resto no pudo llegar si siquiera a la barrera de .200. Y a eso le sumamos que los Padres han tenido unos paupérrimos números en la ofensiva de este año, con un escuálido record de 3.7 carreras por juego, lo que nos sitúa solo por encima de de los Giants dentro de las estadísticas de la Liga Nacional, anotando menos de 600 carreras en total, por primera vez desde 1988, y que ello ha provocado el cese el entrenador de bateo Randy Ready, no hay duda que comprar nuevas piezas para el jardín, es una necesidad para Jed Hoyer.

Por último, la loma del PETCO Park también será objeto de atención en esta offseason. Mat Latos, Tim Stauffer, Cory Luebke, además de Clayton Richard, Dustin Moseley y Anthony Bass, lucharán por lograr un puesto en la rotación de los Padres del 2012. Pero se abre una puerta a la contratación de un lanzador veterano, con la incógnita acerca de la posibilidad de si retornará a los Padres Aaron Harang o no. De no hacerlo se hace necesario poder contar en las filas de San Diego ese lanzador de contrastada experiencia, que ayude a reforzar una rotación que fue más constante y sólida en el 2010, de lo que ha sido en este 2011. De hecho ya han surgido rumores acerca de la posibilidad de que John Lackey pudiese ser ese nuevo lanzador veterano que se incluyese en la rotación de San Diego.

En cuanto a los lanzadores de relevo, vemos como se ha de volver a construir un bullpen que no es tan fuerte ahora, como lo era hace algunos años. Muchos de los lanzadores del bullpen han tenido que marcharse de San Diego, para que se pudiesen reforzar otras posiciones. Estando en el aire la posibilidad de que Chad Qualls regrese a San Diego el año que viene y con Mike Adams, Edward Mujica, Ryan Webb, Adam Russell y Brandon Gomes formando parte de la historia de los Padres, ahora toca poder añadir algunas piezas que ayuden de una manera más efectiva, a transformar en victorias las joyas que puedan crear los lanzadores de la rotación. Casey Kelly y Simon Castro serán sin duda los prospectos que con más intensidad, serán observados por parte de los Padres, con la intención de poder ayudar al equipo de la Gran Carpa para el 2012.

Caso aparte es el tema de Bell, que bien podría tener un salario que pudiese abarcar el 20 por ciento del presupuesto de salarios. ¿Estará dispuesto Hoyer a aceptarlo, se podrá llegar a un acuerdo con Bell que no hipoteque demasiado el payroll del 2012, o por el contrario tendremos que despedirnos definitivamente de todo un emblema para los Padres de hoy día?

Muchas incógnitas, que sin duda el tiempo irá resolviendo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER

Primera semana de offseason para San Diego.

Ya llevamos una semana en la que el béisbol se paró para los Padres, hasta la próxima primavera. Una semana en la que miramos con envidia las series de división que tan igualadas han resultado (tanto que los dos equipos con mejor balance de ambas Ligas ya han quedado fuera de la contienda). Hay que darles la enhorabuena a los Texas Rangers, que tras batir en cuatro juegos a Tampa, se verá las caras con los Tigres, a quienes también hay que felicitar (vencieron en cinco juegos a los Yankees). Y felicitar también a Cardinals y Brewers que batieron en cinco juegos a Phillies (102 victorias en temporada regular) y D-backs, respectivamente.

Pero si el mundo de las Grandes Ligas mira con mucha atención, que sucede con la postemporada, la actualidad de los Padres no cesa y varias noticias han rodeado a nuestro equipo, que ya empieza a trabajar en el 2012.

Y la primera de esas noticias, no se hizo esperar demasiado, tras la finalización del último choque de temporada regular. Randy Ready, entrenador de bateo de los Padres, no regresará a la disciplina de San Diego para la próxima campaña, según anunció el equipo el mismo jueves de la semana pasada (nada más terminar el temporada).

Los Padres han tenido un pobrísimo balance ofensivo esta pasada temporada, con un escuálido record de 3.7 carreras por juego, lo que nos sitúa solo por encima de de los Giants dentro de las estadísticas de la Liga Nacional, anotando menos de 600 carreras en total, por primera vez desde 1988, lo que contribuyó muy significativamente en el hecho de que hallamos pasado de ganar 90 juegos en el2010 aperder 91 juegos en el 2011. Un puesto este, el de entrenador de bateo que no termina de ser un pilar de éxito en los Padres, teniendo al enorme PETCO Park, como la espada de Damocles que pende sobre las cabezas de aquellos que osan tomar ese puesto.

Ahora surge la idea de la bicefalia, para poder lograr afinar más en el próximo intento de lograr un entrenador, que se pueda perpetuar de manera exitosa en el cargo. Esa bicefalia en este puesto, que ya existe en equipos como Saint Louis. La intención parece ser la del fichaje de un entrenador de bateo y un asistente que sería buscado por quien Hoyer decida que debe de ser la cabeza visible de este nuevo proyecto ofensivo de los Padres. La idea es poder tener más tiempo para trabajar con nuestros chicos, en su técnica.

Quienes si regresarán a San Diego y permanecerán en la disciplina de los Padres hasta el 2013, serán Chris Gwynn y Jaron Madison, como director de “placer personnel” y de “scouting”, respectivamente.

También regresarán al staff de entrenadores, Rick Renteria (entrenador de la banca), Darren Balsley (entrenador de pitcheo), Glenn Hoffman (entrenador de tercera base),Dave Roberts (entrenador de primera base) y Darrel Akerfelds (entrenador del bullpen). Esto hace indicar que Bud Black tendrá consolidado a su equipo de entrenadores a falta del de bateo. Un Bud Black que también a sido objeto de rumores acerca del interés de los Angels en tenerle como General Manager, lo que ha hecho que salgan voces de todos los lados dentro de los Padres, para brindarle elogios y apoyos incondicionales al actual piloto de la nave de San Diego.

Y tras haber pasado por el tema del personal que retornará y de quienes no lo harán en el 2012, cabe destacar que empiezan los esfuerzos para componer el roster que defenderá los colores de nuestro equipo para la siguiente temporada. Y una de las claves para saber como se moverán los Padres en este sentido, es el presupuesto con el que contará Hoyer para confeccionar la plantilla. Y finalmente este presupuesto se comprenderá entre los 53 y 55 millones de dólares. Presupuesto que tal vez, pueda verse aumentado depende de cómo vayan la renovación de abonos de temporada, que hasta ahora se sitúa en el 50 por ciento, y sobre todo de la negociación de los derechos televisivos, que Moorad ya ha anunciado que desea que se quede atada y bien atada antes del inicio del próximo año.

Y serán los lanzadores, las esquinas del jardín y un segundo catcher, las máximas prioridades cuando Hoyer tenga que ir al mercado. Todo ello en busca de jugadores que no solo ayuden en defensa, para que se mejore su calidad, sino que aporten significativamente a la ofensiva, ya que necesita de una mejora radical e inmediata si se desea hacer algo más de lo logrado este año. Mejora que por cierto no vendrá de la mano de la modificación de las dimensiones del PETCO Park. Eso está descartado de cara a la temporada 2012.

En el capítulo de rumores, varios temas candentes en la actualidad de los Padres. Cuestiones que tan solo son rumores, pero que resultan de sumo interés y que solo el tiempo se irá encargando de poder resolver.  

Entre medias de las negociaciones para la extensión de contrato a Cameron Maybin, surge el rumor de que los Padres no van a optar por acogerse a la opción de 6 millones de dólares para retener a Chad Qualls, según se podía leer en el North County Times, en un artículo de Dan Hayes. De suceder esto, los Padres tendrían que abonar 1.05 millones de dólares, por no ejercer la opción, pero que no lo ejerzan no quiera decir, que San Diego no esté interesado en el retorno del lanzador para la próxima campaña. Es solo que pretendería renegociar las condiciones de su vuelta. Está por ver sin duda.

Tampoco se sabe nada de lo que se pretende hacer con dos de los lanzadores que se han convertido en los buques insignia de los Padres en la actualidad. En el caso de Harang, los Padres y él mismo, tienen una opción mutua de 5 millones para el 2012, que tal vez no se consolide, para buscar un acuerdo anual. Y en el caso de Bell tan solo se han sabido unas declaraciones en las que el lanzador de los Padres se mostraba bastante optimista acerca de su regreso a la disciplina del equipo de cara a la próxima temporada (a pesar de que la economía de guerra que continua aplicando el club, deje el tema muy en el aire).

Y en el tema de los rumores, un nuevo lanzador sale a la palestra de los Padres. En este caso no se trata de un miembro actual de la plantilla, sino de John Lackey, que ha visto como sus activos en Boston han caído en picado y pudiera ser objeto de un traspaso. En el blog Inside The Padres, podíamos leer como se mencionada la posibilidad de un trueque entre Boston y San Diego (otro más), para la llegada del lanzador a la costa Oeste, a cambio de Orlando Hudson. Tal vez incluso se pudieran ver involucrados varios jugadores que pudiesen provenir de ligas menores. ¡Pero esos jugadores prodrían incluso recalar en San Diego! O sea un perfecto cambio, descompensado a favor de los Padres, que me cuesta trabajo creer que se dé en esos términos, a pesar de que la idea de la negociación para el traspaso, si que parece ser más que un rumor.

En fin, una cosa son los rumores y los deseos, y otra cosa bien distinta es que una negociación entre Boston y San Diego, termine siendo tan provechosa para nuestros intereses. Además de que Boston tal vez tendría que aceptar pagar parte del salario de Lackey para que terminase lanzando en el PETCO Park, o el presupuesto se dispararía en exceso. Lo que si es cierto, es que Lackey si podría ver como buenos ojos lanzar en el PETCO Park y volver a encontrarse con Bud Black, con quien coincidió en los Angels.

Muchos temas pues y un apunte curioso en forma del rumor que señala que para el 2012 habría nuevos uniformes, que incluso incluyen al color rojo como la nueva incorporación de San Diego a su repertorio de indumentarias. Indumentarias que van cambiando más a menudo de lo que yo mismo desearía, ya que tiendo a preferir lo clásico y no me terminan de gustar demasiado los excesivos cambios en las indumentarias en el béisbol, lo que no quita que se pueda apreciar un buen diseño, si este se logra.

Esta offseason no ha hecho más que comenzar y mutará en forma de nuevas noticias, cada vez con mayor velocidad, cuanto más cerca nos encontremos de la primavera 2012. Ahora la evolución de las novedades será lenta, porque hay mucho tiempo por delante, para ver que decisiones se toman de tantos y tantos temas que hay que tratar, pero conforme vaya pasando el tiempo, todo se irá aclarando.

Y aquí estaré con ustedes, para analizarlo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Hudson y Maybin aspiran a dos grandes premios.

Tienen los galardones en la mira.

Ambos serán los representantes de los Padres en los Premios Clemente y Hank Aaron.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Ahora que ha finalizado la temporada, cuando el mundo del béisbol está pendiente de la postemporada 2011, la fanaticada de los Padres de San Diego debe de volver sus ojos a dos hombres que han tenido un rol muy significativo para San Diego en este 2011 y que han sido designados para representarnos, en dos premios muy importantes dentro del mundo de las Grandes Ligas. Orlando Hudson competirá por hacerse con el premio Roberto Clemente y Cameron Maybin lo hará por el premio Hank Aaron. Y ahora es el momento de brindarles todo nuestro apoyo.

Orlando Hudson opta por tercera vez al premio Roberto Clemente, después de haber sido nominado en el 2007, cuando militaba en los D-Backs y en el 2009, cuando lo hacía con los Dodgers. Hudson ha cosechado en el 2011, 19 robos de base, 98 hits, 7 HRs, 54 carreras anotadas, 43 carreras impulsadas, 15 dobles, 3 triples y en 49 ocasiones ha sido recibido boleto para primera, siendo su porcentaje de bateo de .246 y su porcentaje en base llegó a .329.

Pero al margen de los números, Hudson tiene un compromiso social importante, que sin duda le acredita sobradamente para optar al premio Roberto Clemente. Orlando fue profesor sustituto cuando él estaba en las ligas menores. Una profesión en la que el contacto con niños es muy directo, lo que brinda la oportunidad de ser conscientes de los problemas que les conciernen, sus necesidades y de lo que podemos llegar a hacer por ellos. En el caso de Hudson, tuvo la magnífica experiencia de poder estar en contacto con niños autistas, en el seno de la educación y percatarse de sus necesidades, por lo que decidió que quería ayudar.

Además de patrocinar el MBM Basketball Classic, para apoyar a niños autistas, en el 2008, fundó C.A.T.C.H. (siglas en inglés de Curación del Autismo a Través del Cambio yla Esperanza-“Hope”), con el objetivo de poder ayudar a chicos con ese problema, a disfrutar al máximo de la vida, proporcionándoles terapia, educación y actividades extracurriculares, que tan importantes son para poder desarrollar plenamente sus potenciales.

Pero no quedó hay su aportación, ya que en el 2009, Orlando comenzaría un nuevo programa llamado ATMT (siglas en inglés del Tour Alrededor del Montículo), programa nacional que está enfocado a alentar a jóvenes afroamericanos, para que alcancen grandes objetivos, enfatizando mucho en el tema de la educación, que tanto conoce Hudson.

Orlando también apoya el programa Rady Children’s Hospital Autism Discovery Institute,  y otros programas, sobre todo enfocados en el tema del autismo, con el que tan identificado está.

Así que por todo ello y mucho más, merece todo nuestro apoyo a la hora de poder lograr el premio Roberto Clemente, al que opta. De conquistar el premio, sería el segundo jugador de San Diego que lo consigue en la historia, después de que Tony Gwynn lo lograse en el 1999.

Pero Orlando Hudson no es el único pelotero de los Padres nominado a un gran premio de las Grandes Ligas. Cameron Maybin opta al premio Hank Aaron y necesita de nuestra ayuda para lograrlo. La misma que necesita Hudson.

Maybin ha sido una de las piezas importantes de los Padres de este año, demostrando que es un jugador del calibre de un guante de oro y con un brillante futuro dentro de la franquicia. Llegado desde Florida, con la intención de reforzar el centro del jardín y poder tener un buen bateador que fuese el primer bate del lineup, fue traspasado a cambio de parte de la fortaleza del bullpen,.

Su llegada llegó de la mano de la salida de Tony Gwynn Jr., lo que produjo pesar en la fanaticada de los Padres, por la simbología que tenía tener en el roster de San Diego al número 18 de Padres de la pasada temporada. Pero su marcha a los eternos rivales Dodgers, y la llegada de Maybin a San Diego, nos ha hecho comprobar que el cambio de jardinero central, ha reportado mejores dividendos a los Padres que los cosechados en temporadas anteriores

Cameron Maybin ha atesorado 40 robos de base, 136 hits, 9 HRs, 82 carreras anotadas, 40 carreras impulsadas, 24 dobles, 8 triples y en 44 ocasiones ha sido recibido boleto para primera, siendo su porcentaje de bateo de .264 y su porcentaje en base llegó a .323.

Todo ello supone que nuestro jardinero ha logrado cuajar la mejor temporada en la Gran Carpa, dentro de su trayectoria deportiva. Ha mostrado su gran valía sobre todo en el robo de base, demostrando que Cameron Maybin es un pelotero que se adapta a perfección a las necesidades de los Padres, cubriendo el objetivo de tener un jardinero atlético que se pudiese ocupar del basto PETCO Park y que a la vez pudiese ayudar a la producción de carreras, con la actitud agresiva en base que los Padres tienen de un tiempo a esta parte.

Ha demostrado pues que su futuro pasa por el centro del jardín del PETCO Park, e incluso se ha vinculando en la historia de los Padres, ya que se ha acercado a la marca de al menos 10 HRs y 30 robos de base en una misma temporada y a punto ha estado de convertirse en el cuarto Padre en la historia de la franquicia en lograr ambos logros en un mismo año. Tony Gwynn (1986), Steve Finley (1995) y Reggie Sanders (1999), ya lo lograron en su momento. Maybin se ha quedado a tan solo un HR de entrar en este selecto club de los Padres.

De conquistar el galardón, Maybin se convertiría en el primer Padre en la historia, en lograrlo para la franquicia de San Diego.

Ahora llega el momento de que la fanaticada se vuelque con los nuestros para que puedan entrar en la historia de las Grandes Ligas, logrando uno de los grandes premios que se pueden lograr en la Gran Carpa. Hasta el nueve de Octubre tenemos de plazo para demostrarles nuestro apoyo y ayudarles en este gran reto. ¡Ayudémosles!

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Se acaba la temporada del 75 aniversario de béisbol en SD.

Con el final de la temporada 2011, se acaba también un año significativo para la historia de los Padres. Termina la temporada del 75 aniversario de la llegada del béisbol a San Diego, una historia que comenzaba en 1936 cuando Bill Lane decidía trasladar a su equipo de los Hollywood Stars, incluso a pesar de que en la ciudad no había un ballpark. Pero en dos meses y con la ayuda de Works Project Administration, fue construido el Lane Field y con ello comenzaba la historia de los Padres en San Diego, primero en las Ligas Menores y desde 1969 en las Grandes Ligas.

Termina un año que dista mucho de lo visto en la temporada pasada, ya que terminamos 2011 con 19 victorias menos, de las logradas en 2010. Un año, en que concluimos la temporada en último lugar, por décimo octava ocasión en nuestros 42 años de historia en la Gran Carpa y habiendo abandonado la pelea por la postemporada demasiado temprano.

Sin embargo ya han quedado atrás las 71 victorias y las 91 de derrotas, las 16 series ganadas, las 29 perdidas y las 7 empatadas. Atrás quedan las 5 barridas a favor y las 7 en contra. Atrás queda todo esto. Pero en una temporada de malos resultados, lo cierto es que en este año hemos disfrutado de momentos importantes y hemos visto la llegada de jugadores que han causado gran sensación, al tiempo que optimismo de cara al futuro.

Jesus Guzman ha sido uno de esos jugadores que han dejado muy buenas sensaciones de cara al futuro de San Diego. De hecho, Guzman ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park en esta temporada, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña). Una marca que supera el anterior mejor registro de .315 cosechada por Josh Bard en el 2006. Anteriormente a esta temporada, solo cinco jugadores habían logrado superar en nuestra casa, la marca de .300 (para una temporada completa y al menos 100 turnos de bateo). Además de Josh Bard, el catcher Yorvit Torrealba (.312, 2010), el outfielder Dave Roberts (.306, 2006), el segunda base Mark Loretta (.305, 2005) y el catcher Ramon Hernandez (.302, 2005), eran los miembros de tan selecto club, al que se han unido este año, tanto Guzman, como Nick Hundley, que ha bateado para un porcentaje de .307 (42 de 137), logrando el cuarto mejor registro de la historia del PETCO Park.

En este 2011, también hemos visto el debut de Anthony Rizzo, que sin duda es uno de los grandes referentes de futuro para nuestro equipo, además de disfrutar de un soberbio Heath Bell, que todavía no ha resulto del todo su futuro en San Diego. Pero eso no le ha impedido lograr superar la marca de 40 rescates en una temporada, por tercer año consecutivo (se ha quedado en 43). Algo que por cierto, ningún cerrajero de la Liga Nacional ha conseguido en las tres últimas temporadas de manera consecutiva. Además Bell igualó el record de rescates consecutivos logrados por un cerrajero de los Padres, que el legendario Trevor Hoffman había establecido en 41, demostrando que la permanencia de Bell en San Diego es mucho más que el tema de mantener un jugador de nivel All-Star en el equipo. Es mantener al icono más representativo de los Padres, cerca de la fanaticada que tanto le necesita.

También hemos vivido un momento muy especial cuando se venía abajo un mito, un tabú como era el hecho de que ningún lanzador de los Padres había logrado un jonrón en el PETCO Park. Y se vino abajo cuando Latos conectó una bola lanzada por el pirata Jeff Karstens, y que suponía el segundo de su carrera deportiva, pero el primero suyo o de cualquier otro lanzador de los Padres, en el PETCO Park. Lucía maravilloso ver como se marchaba la bola fuera del campo, por el jardín izquierdo, con el edificio de la Western Metal Supply Co. como testigo de excepción de tan insólito evento.

También un acontecimiento muy destacable de la temporada venía de la mano de los filiales en las Ligas Menores. El equipo de Double-A de San Antonio y el equipo de Class A Advanced de Lake Elsinore, conquistaron sus respectivas ligas logrando dar a los Padres, una gran satisfacción en este desangelado 2011, al tiempo que se conseguía trasmitir optimismo de cara al futuro, por lo logrado por la granja de San Diego. San Antonio Missions conquistó el título de la Texas League, venciendo en la final a los Arkansas Travelers (afiliado de Los Angeles Angels of Anaheim), mientras que Lake Elsinore Storm se alzó con el título al ganar al afiliado de los Oakland Athletics, los Stockton Ports, en la última ronda de la California League.

Todo esto y otras muchas cosas nos han traído algunos buenos momentos, en el 2011. Un año que no hay duda que no se puede comparar, ni por asomo, a las grandes temporadas de la historia de los Padres. De hecho ha sido una de las peores, con un pobre balance. Pero eso no impide que se puedan sacar lecturas positivas de lo vivido en esta temporada 2011, que ya se nos ha ido.

Tiempo habrá de ir analizando punto por punto, el transcurrir de esta campaña en cada puesto, los aciertos y los fallos… Además de analizar que se debe hacer, para que el 2012 se convierta en la temporada que la fanaticada de los Padres, desea disfrutar con tanto anhelo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.