Se acaba la temporada del 75 aniversario de béisbol en SD.

Con el final de la temporada 2011, se acaba también un año significativo para la historia de los Padres. Termina la temporada del 75 aniversario de la llegada del béisbol a San Diego, una historia que comenzaba en 1936 cuando Bill Lane decidía trasladar a su equipo de los Hollywood Stars, incluso a pesar de que en la ciudad no había un ballpark. Pero en dos meses y con la ayuda de Works Project Administration, fue construido el Lane Field y con ello comenzaba la historia de los Padres en San Diego, primero en las Ligas Menores y desde 1969 en las Grandes Ligas.

Termina un año que dista mucho de lo visto en la temporada pasada, ya que terminamos 2011 con 19 victorias menos, de las logradas en 2010. Un año, en que concluimos la temporada en último lugar, por décimo octava ocasión en nuestros 42 años de historia en la Gran Carpa y habiendo abandonado la pelea por la postemporada demasiado temprano.

Sin embargo ya han quedado atrás las 71 victorias y las 91 de derrotas, las 16 series ganadas, las 29 perdidas y las 7 empatadas. Atrás quedan las 5 barridas a favor y las 7 en contra. Atrás queda todo esto. Pero en una temporada de malos resultados, lo cierto es que en este año hemos disfrutado de momentos importantes y hemos visto la llegada de jugadores que han causado gran sensación, al tiempo que optimismo de cara al futuro.

Jesus Guzman ha sido uno de esos jugadores que han dejado muy buenas sensaciones de cara al futuro de San Diego. De hecho, Guzman ha hecho historia en los Padres y en el PETCO Park en esta temporada, al terminar con un porcentaje de bateo en casa de .346 (37 de 107). Marca que es la más alta de un jugador de los Padres en el PETCO Park, en sus ocho temporadas de historia (con un mínimo de 100 turnos de bateo por campaña). Una marca que supera el anterior mejor registro de .315 cosechada por Josh Bard en el 2006. Anteriormente a esta temporada, solo cinco jugadores habían logrado superar en nuestra casa, la marca de .300 (para una temporada completa y al menos 100 turnos de bateo). Además de Josh Bard, el catcher Yorvit Torrealba (.312, 2010), el outfielder Dave Roberts (.306, 2006), el segunda base Mark Loretta (.305, 2005) y el catcher Ramon Hernandez (.302, 2005), eran los miembros de tan selecto club, al que se han unido este año, tanto Guzman, como Nick Hundley, que ha bateado para un porcentaje de .307 (42 de 137), logrando el cuarto mejor registro de la historia del PETCO Park.

En este 2011, también hemos visto el debut de Anthony Rizzo, que sin duda es uno de los grandes referentes de futuro para nuestro equipo, además de disfrutar de un soberbio Heath Bell, que todavía no ha resulto del todo su futuro en San Diego. Pero eso no le ha impedido lograr superar la marca de 40 rescates en una temporada, por tercer año consecutivo (se ha quedado en 43). Algo que por cierto, ningún cerrajero de la Liga Nacional ha conseguido en las tres últimas temporadas de manera consecutiva. Además Bell igualó el record de rescates consecutivos logrados por un cerrajero de los Padres, que el legendario Trevor Hoffman había establecido en 41, demostrando que la permanencia de Bell en San Diego es mucho más que el tema de mantener un jugador de nivel All-Star en el equipo. Es mantener al icono más representativo de los Padres, cerca de la fanaticada que tanto le necesita.

También hemos vivido un momento muy especial cuando se venía abajo un mito, un tabú como era el hecho de que ningún lanzador de los Padres había logrado un jonrón en el PETCO Park. Y se vino abajo cuando Latos conectó una bola lanzada por el pirata Jeff Karstens, y que suponía el segundo de su carrera deportiva, pero el primero suyo o de cualquier otro lanzador de los Padres, en el PETCO Park. Lucía maravilloso ver como se marchaba la bola fuera del campo, por el jardín izquierdo, con el edificio de la Western Metal Supply Co. como testigo de excepción de tan insólito evento.

También un acontecimiento muy destacable de la temporada venía de la mano de los filiales en las Ligas Menores. El equipo de Double-A de San Antonio y el equipo de Class A Advanced de Lake Elsinore, conquistaron sus respectivas ligas logrando dar a los Padres, una gran satisfacción en este desangelado 2011, al tiempo que se conseguía trasmitir optimismo de cara al futuro, por lo logrado por la granja de San Diego. San Antonio Missions conquistó el título de la Texas League, venciendo en la final a los Arkansas Travelers (afiliado de Los Angeles Angels of Anaheim), mientras que Lake Elsinore Storm se alzó con el título al ganar al afiliado de los Oakland Athletics, los Stockton Ports, en la última ronda de la California League.

Todo esto y otras muchas cosas nos han traído algunos buenos momentos, en el 2011. Un año que no hay duda que no se puede comparar, ni por asomo, a las grandes temporadas de la historia de los Padres. De hecho ha sido una de las peores, con un pobre balance. Pero eso no impide que se puedan sacar lecturas positivas de lo vivido en esta temporada 2011, que ya se nos ha ido.

Tiempo habrá de ir analizando punto por punto, el transcurrir de esta campaña en cada puesto, los aciertos y los fallos… Además de analizar que se debe hacer, para que el 2012 se convierta en la temporada que la fanaticada de los Padres, desea disfrutar con tanto anhelo.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: