Padres aún no pueden acortar la ventaja de los punteros.

Siguen sin salir del sótano.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Tras haber terminado el mes de Mayo con mayor optimismo del que teníamos al final del mes de Abril, en la primera quincena de Junio los Padres no han logrado mantener la progresión mostrada en el pasado mes y no terminamos de recortar distancia respecto de la cima del Oeste.

Finalizábamos el primer mes competición con un balance negativo de 10-17 y terminábamos el segundo mes con un balance de 14-14. Pues bien, que en la primera quincena del tercer mes de competición nos deja, una vez más, un balance negativo de 6 victorias y 9 derrotas. Un balance ciertamente negativo, que no nos sirve para recortar distancia respecto de la cima y aunque no nos descuelga del todo de la lucha, nos pone las cosas cada vez más difíciles.

Nada más terminar la serie en Colorado, la distancia respecto de la cima, era ya de nueve victorias y media. Una distancia que no ha variado demasiado desde los primeros compases de la temporada, y se me apura hay que decir que aumenta peligrosamente en las últimas fechas. Una distancia que nos hace pensar que o bien los Padres enlazan una serie contundente de victorias que nos acerque a los primeros puestos y llene de confianza a los jugadores, de cara a afrontar la recta final de la competición, o bien nos vamos a ver forzados a movernos en lo que quede de temporada, en un balance más bien parejo entre la victorias y las derrotas que no nos permitirá acercarnos a la lucha real por la postemporada.

Es evidente que sólo el tiempo tiene la respuesta a la pregunta de si lograremos meternos de lleno en la pelea o no, pero lo que si tengo claro es que, a pesar de que el equipo no pueda estar este año al mismo nivel que en el 2010, lo que se logre en esta temporada, serán los cimientos de la temporada 2012.

Y es que no hay que pensar en exclusividad en los resultados que se cosechen ahora para la inmediatez de la clasificación. Hay que pensar un poco en el pasado más reciente del equipo para tratar de forjar el futuro más inmediato de nuestros queridos Padres.

Echando un vistazo al pasado más reciente de la franquicia, tras perder el pase a la postemporada frente a los Rockies en el 2007, en aquella fatídica noche en Colorado en el juego 163 de aquel año, los Padres tuvieron un terrible año 2008 con un balance bastante negativo de 63-99. De hecho, fue una auténtica pesadilla y nos pasamos casi todo ese 2008 pensando en el salvamento que no se pudo lograr por parte Hoffman y que nos privó de la tercera participación en postemporada al hilo. Sin duda tuvimos en la cabeza el final de la temporada anterior y esto afectó al equipo de un modo muy significativo.

Sin embargo en el 2009, tras un comienzo dubitativo de la temporada, en la recta final los Padres cosecharon un balance tremendo de 37-25 que sin duda dejaba un magnífico sabor de boca a la fanaticada. Tan buen sabor de boca dejó, que todos estábamos impacientes para que llegase el 2010 y este año no defraudó las expectativas generadas en el año anterior. Sin embargo un final de año errático, no solo hizo que se perdiera la opción de disputar los playoffs, sino que el “resfriado” todavía colea en este año.

Así que se deduce, que al margen de los resultados que afectan al devenir de esta temporada, hay que pensar en lograr hacer bien las cosas, juego a juego, mirando también en el futuro, tratando de conseguir terminar con optimismo y con ganas de que llegue el 2012, porque se tenga mucha confianza en que las buenas sensaciones que se puedan extraer de esta temporada, se extrapolen en la siguiente temporada.

Pero no solo hay que mirar a las sensaciones con las que terminemos la temporada, para extrapolar el futuro. También hay que pensar y mucho los movimientos que se han de hacer ahora, para ver las caras de los Padres en el 2012.

Siempre hay muchos rumores acerca de traspasos de jugadores cuando se acerca el juego de las Estrellas, y como es obvio los jugadores de los Padres no son una excepción a este tópico. Habrá que estar muy atentos sobre dos figuras de los Padres, que centrarán sin duda la rumorología de aquí hasta la fecha límite de traspasos: Ludwick y Bell. Ambos jugadores tienen contrato tan solo para esta temporada y se han convertido en los referentes del equipo en ataque y en defensa.

Ludwick, tras no hacer un buen comienzo de temporada, ha mejorado bastante sus números y su productividad, con lo que se ha convertido en una perita en dulce para los equipos que aspiren a algo más en esta temporada, si los Padres se descuelgan del todo y la directiva piensa que sea mejor reforzar el grupo para el año que viene. De hecho los rumores al respecto ya han surgido y Jed Hoyer tuvo que salir a la palestra, para desmentir algunos reportes que mencionaban un intercambio con los Reds, entre el propio Ludwick y Chris Heisey (jardinero que puede ocupar las tres posiciones del outfield, .272 porcentaje de bateo, .333 porcentaje en base).

Y que decir de Bell y su seguridad a la hora de tomar la loma. Aunque en el caso de Bell tengo que romper una lanza a favor de su permanencia en San Diego, ya que un lanzador tan significativo como él para la franquicia, que además este año ha emulado marcas significativas como lo hiciese en su día otro ilustre como Hoffman, debería de lograr lo que no logró Trevor: Retirarse en los Padres. Pero el tiempo irá mandando y lo cierto es que si no se puede retener a un jugador tan bueno como él más allá del 2011, hay que hacer lo mismo que se hizo con Adrian Gonzalez, que no es otra cosa que negociar lo mejor posible esa baza y lograr las mejores piezas posibles para el futuro de los Padres. Aunque duela mucho a la fanaticada, habría que actuar con la cabeza, a pesar de que quisiésemos actuar con el corazón.

Piezas para el futuro de los Padres que ya se obtuvieron en el traspaso de Gonzo en la pasada offseason, que ya estamos empezando a disfrutar y que suponen una de las grandes noticias de esta primera quincena de Junio, cuando debutó Anthony Rizzo en la Gran Carpa, con los siguientes números en las dos primeras series en las Grandes Ligas: 21 turnos al bate, con 4 hits, 1 carrera impulsada, 2 carreras anotadas, 1 HR, 9 strike outs, 7 bases por bolas y un porcentaje de bateo de .190.

Sin duda la presencia de Rizzo es un apunte de optimismo de cara a lo que nos queda de temporada que todavía es bastante y sobre todo de cara al futuro. Y no será la única figura del futuro que veamos en acción muy pronto.

Habrá que mantener la fe en que esta temporada todavía nos tiene que reportar grandes cosas y ser pacientes, al tiempo que trabajar mucho y muy duro en este año, para sembrar lo que habremos de recoger más adelante.

Para terminar mencionar una noticia que se conocía nada más terminar la serie en Colorado. Los Padres dieron de baja al veterano jugador del cuadro Jorge Cantú. El mexicano, que había empezado 21 juegos como primera base y nueve como antesalista, estaba bateando un porcentaje de .194 con tres cuadrangulares y 16 carreras impulsadas en 144 turnos al bate. No entró al encuentro el miércoles.

Los Padres harán un movimiento en su plantilla el viernes, para compensar la baja del mexicano.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

1 Comentario

es una pena pk no puedo ver ningun juego de los padres pk los enlaces por internet son muy malos y no me dejan tener mlb.tv alguien me puede ayudar gracias go padres!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: