La era de Anthony Rizzo en San Diego está a punto de comenzar.

Se acerca el debut del brillante prospecto.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Tras haber caído en la serie frente a los Rockies y haberse roto la racha de series ganadas de manera consecutiva, la serie frente a los Nationals llega para los Padres con nuevas esperanzas. Y el posible debut de Anthony Rizzo con los Padres, es uno de los reclamos más importantes de los partidos de este fin de semana.

Rizzo es uno de esos jugadores especiales, en donde se conjugan muchas circunstancias. Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en él, es que es un pelotero referente en los Padres del 2011 y lo digo porque en el confluyen el pasado más reciente, el presente y el futuro de nuestro equipo.

Pasado porque su llegada a San Diego vino de la mano del traspaso a Boston de Adrian Gonzalez y sin duda eso es una presión añadida para nuestro joven jugador. Adrian dejó una huella imborrable en el recuerdo de la fanaticada de San Diego y no pocas esperanzas han recaído sobre Rizzo, también primera base, para que llegue a convertirse en el futuro, en su digno sucesor.

Presente, porque su debut no se podía hacer de rogar demasiado, tanto que estamos a punto de disfrutar de su debut en las Grandes Ligas y Washington pudiera significar el punto de partida para una carrera con los Padres, que esperemos que sea muy prolífica.

Y futuro porque sin duda esto no es más que el punto de partida para lo que habrá de llegar. Si su debut lo pudiésemos disfrutar frente a los Nationals no podríamos olvidar que precisamente es eso, su debut y que lo logrado hasta ahora por nuestro joven pelotero ha sido cosechado en las Menores, por lo que habrá que ser paciente con él, al tiempo que expectante, por todas las ilusiones que están puestas en su figura.

Estaba claro que Rizzo estaba llamando a las puertas de las Grandes Ligas, cada vez con más fuerza. Dos factores se unían para que su llamada se hiciese notar con mayor insistencia. Uno de esos factores eran las estadísticas ofensivas de los Padres en lo que llevamos de año, lo que nos coloca entre los últimos puestos de las mayores en casi todas las categorías (hits logrados, carreras anotadas, porcentaje de bateo, etc), lo cual hacía pensar que era necesario que llegase un revulsivo al equipo, aun después de haber mejorado bastante nuestros números en el pasado mes.

El otro factor eran los propios números de Rizzo, que en 52 juegos con los Tucson Padres y con 200 turnos de bateo a sus espaldas, había logrado 73 hits (20 dobles y un triple) 16 HRs, 63 carreras impulsadas y 42 anotadas, 27 pasaportes a primera, 5 robos de base y lo que es más importante, un porcentaje de bateo de .365.

Su debut era pues un secreto a voces. Los resultados de los Padres, mejorados de manera notoria en los últimos días, necesitaban mejorar aun más (todavía estamos lejos de la cima del Oeste) y por tanto, necesitaban el revulsivo mencionado de cara a mejorar dichos resultados antes del Juego de las Estrellas. Y cuando vimos como Hawpe empezaba la semana en el jardín derecho dejando la primera base libre para el desembarco de Rizzo a las Mayores, todo estaba meridianamente claro.

Todo un aire fresco para la franquicia, por su juventud y por su calidad. Pero aunque su calidad es innegable, su juventud es también patente, por lo que habremos de ser pacientes con nuestra joven joya. Es por eso por lo que Jed Hoyer ha querido ser siempre paciente y mesurado con el tema de subir a Rizzo al primer equipo, un jugador que apenas había acumulado 531 turnos de bateo en Ligas Menores, entre Double A y Triple A, antes de llegar esta temporada tan crucial para sus intereses.

Es sin duda un enorme diamante que hay que pulir con cuidado y con esmero, aunque personalmente creo que está preparado para dar el salto al gran circo.

Esperemos que su debut se pueda producir el jueves, en el primer juego de la serie frente a Washington, presumiblemente de partida (del puesto quinto al octavo en el orden de bateo), ocupando por primera vez la primera base del PETCO Park, sitio que esperemos ocupe con mucha gloria, durante muchos años, defendiendo nuestros colores. Le deseo todo lo mejor en su nuevo caminar.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: