junio 2011

La corona de los Reales no lució brillante en San Diego.

Tras una serie consecutiva de seis derrotas, parece que el timón ha variado algo de rumbo desde que se ganase la serie en Boston. Desde aquella primera derrota en la serie frente a los Medias Rojas, los Padres habían enlazado una racha positiva de seis victorias en siete encuentros, antes del encuentro final de la serie frente a los reales y eso nos hacía albergar esperanzas de que tal vez en esta ocasión si se pudiesen sacar las escobas, por primera vez en la temporada. Y a Dios gracias, ocurrió.

En el primer encuentro de la serie, las cosas marcharon bien para los Padres desde el primer momento del partido, cuando un HR de dos carreras de Ryan Ludwick encarrilaba la victoria de San Diego y la de Mat Latos (que conseguía de este modo su primera victoria en cuatro salidas).

KANSAS CITY 3 – SAN DIEGO 4 (6/27/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
Kansas City Royals 0 0 1 0 0 2 0 0 0   3 10 2
San Diego Padres 2 0 1 1 0 0 0 0 X   4 8 0

Latos alcanzaba la quinta victoria del año lanzando seis entradas, en las que cedía siete hits, dos bases por bolas y tres carreras, que no fueron impedimento para que rompiese su racha negativa que le negaba sumar en positivo en su balance personal, de lo que llevamos de año.

Su labor se vio refrendada por Frieri, Adams y Bell, que tan sólo cederían tres hits entre todos ellos, y por supuesto ninguna carrera, a pesar de que en la última entrada las cosas parecían que se ponían algo serias, cuando Bell cedía dos hits, justo después de tener dos outs. Pero al final solo fue un pequeño susto y los Padres amarraron la victoria del mismo modo que Bell se aseguró su 21er salvamento en 22 oportunidades.

Además de Ludwick (dos hits y su HR de dos carreras), también destacaron al bate Denorfia, Headley con dos hits cada uno de ellos y Guzman y Latos con un hit cada uno de ellos. Y sin olvidarnos de Orlando Hudson que se mostró sensacional en defensa, lo que contribuyó mucho en la victoria de San Diego (con acciones espectaculares que levantaron a la fanaticada del PETCO Park).

Ya en el segundo llegó la victoria en la serie (la tercera al hilo) y con ello la posibilidad de poder sacar las escobas en nuestro convento, por primera vez en lo que llevamos de temporada.

KANSAS CITY 2 – SAN DIEGO 4 (6/28/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
Kansas City Royals 0 1 0 0 0 0 1 0 0   2 6 1
San Diego Padres 1 2 0 1 0 0 0 0 X   4 11 0

Si en el juego Latos rompía una racha negativa en la que no había podido lograr la victoria en sus últimas aperturas, en esta ocasión Clayton Richard ganó el martes por primera vez en 12 aperturas en casa.

Lanzó siete entradas en las que tan sólo cedería cinco hits y una base por bolas que los Reales no pudieron transformar más que en dos carreras. Suficiente crédito como para atesorar la cuarta victoria del año para el lanzador de los Padres.

Adams y Bell terminaron el trabajo con dos últimas entradas en las que sólo cedieron un hit y una base por bolas. Fue el vigésimo segundo salvamento del año para Bell.

Al bate destacaron Maybin con tres hits y Headley con dos hits, en un juego en el que logramos hasta once imparables, a pesar de que tan solo pudimos materializar cuatro carreras, anotadas por Bartlett, Phillips y Maybin (2) e impulsadas por Venable, Ludwick y Phillips (una de las carreras subió al marcador tras un out de Phillips en un globo hacia en jardín izquierdo y un error de Kasas City, que en intento de que Maybin no progresase por base hizo que la bola terminase en el dogout y Maybin pasase de segunda base al home).

Así pues el panorama no podía ser mejor para los Padres, de cara a afrontar el tercer y definitivo juego de la serie y del mes de Junio que ya se despide.

KANSAS CITY 1 – SAN DIEGO 4 (6/29/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
Kansas City Royals 0 0 1 0 0 0 0 0 0   1 8 1
San Diego Padres 0 0 4 0 0 0 0 0 X   4 8 0

Stauffer logró la cuarta victoria del año gracias a una tercera entrada en la que los Padres primero se vieron abajo en el marcador y después sentenciaron el encuentro. Lanzó siete entradas, cediendo cuatro hits y dos pasaportes a primera, lo que no supuso más que una carrera a favor de los Royals.

Spence (que lanzó 0.2 innings cediendo dos hits), Qualls (que lanzó 0.1 innings) y Bell (que lanzó la última entrada, complicándose algo la vida al ceder dos hits), culminaron la sensacional actuación de la loma de los Padres en el PETCO Park. Por cierto que Bell logró su vigésimo tercer salvamento.

Al bate destacaron Rizzo (con un hit que impulsaría dos carreras), Ludwick y Hudson (impulsando una carrera cada uno de ellos), en un juego en el que los Padres lograrían ocho hits. Los mismos que los Reales, pero con muy diferente impacto en el marcador, los hits de unos y de otros.

Con ello se lograba la primera barrida del año y el abandono de la última plaza del Oeste de la Nacional, lugar que ocupábamos desde hace demasiado tiempo.

Pero la actualidad de los Padres no solo ha pasado por la serie frente a los Reales, sino que también ha tenido como protagonista a Donovan Tate, la primera elección de los Padres en el Draft del 2009, ya que ha sido suspendido por 50 juegos, según anunciaba el martes la MLB, tras serle detectado un segundo positivo en test de drogas, lo que supone una gran decepción para la fanaticada de los Padres y la propia organización, así como un parón muy importante en su desarrollo como jugador, al estar alejado de los terrenos de juegos por una larga temporada.

Ahora, en cuanto a la competición se refierre y tras haber superado a L.A. en la clasificación, queda esperar a que llegue la serie frente a los Marineros con la esperanza de que la racha continúe y podamos mirar al siguiente de la lista que es Colorado, disfrutando de cada juego y pensando sólo en el siguiente partido que es una buena forma de afrontar y disfrutar la temporada, de ir mejorando día a día y escalar posiciones poco a poco.

Porque todavía queda mucho por delante.

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
S.Francisco 46 34 .575 -
Arizona 44 38 .537 3.0
Colorado 39 40 .494 6.5
San Diego 37 45 .451 10.0
LA Dodgers 36 46 .439 11.0

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Las cosas cambian poco.

Tras unos días de vacaciones, en los que he estado fuera de España (teniendo algo restringido el acceso a Internet y no he podido actualizar el blog todo lo que hubiese deseado), ahora de regreso a casa me encuentro que la situación de los Padres no ha variado demasiado respecto de lo que teníamos entre manos hace apenas diez días.

Tres series han transcurrido desde que iniciase mis vacaciones y curiosamente, a pesar de que el balance es positivo para los Padres, en cuanto a que en dos de ellas nos hemos alzado con el triunfo, también el balance es negativo, ya que en esos nueve encuentros hemos logrado vencer sólo cuatro por contra de cinco derrotas.

Atrás queda ya la barrida de los Twins a los Padres, en tres juegos en los que tan solo una carrera separó a los Padres de la victoria. Victorias que no llegaron y que finalmente pusieron muy muy abajo a los Padres dentro del Oeste.

Atrás queda ya la serie en Boston, la del reencuentro con Adrian Gonzalez.  Una serie en la que los Medias Rojas cayeron en tres juegos, después de haber apalizado a los Padres en el primer juego, con una ofensiva brutal que hizo que tuviésemos que encajar 14 carreras (Adrián González empujó el lunes tres carreras con un sencillo y un doble), diez de ellas en una séptima entrada en que Boston aniquiló a San Diego.

Gracias a Dios los cosas mejoraron a partir de ahí.  Y es que a partir de esa cuarta derrota consecutiva (de las series de interliga, sexta derrota consecutiva si contamos las anteriores frente a Colorado) llegaron cuatro victorias en los siguientes cinco juegos.

Curiosamente se había tocado fondo (en esa racha negativa de derrotas), teniendo a un viejo conocido como protagonista. El resurgir tendría el sello del futuro, cuando en el segundo juego de la serie en Boston, Anthony Rizzo remolcó la carrera de la diferencia en la séptima entrada, superando 5-4 alos Medias Rojas. Pero el resurgir también tendría el sello de las condiciones meteorológicas que apoyaron a los Padres en juego final de la serie, cuando con 5-1 afavor se tuvo que interrumpir definitivamente el juego en siete entradas y media (hasta cuatro veces se llegó a interrumpir el partido).

Pero ahora ya todo eso ha quedado atrás, del mismo modo que ha quedado atrás la serie frente a los Braves. Una serie en la que Tim Stauffer registró el viernes la mejor marca de su carrera con nueve ponches a lo largo de siete efectivas entradas y los Padres de San Diego superaron a Atlanta con una victoria de 11-2 (la mayor cantidad de carreras anotadas en su propio estadio esta temporada.

Tercer triunfo consecutivo de los Padres, y moral de cara a aspirar a ganar la serie. Moral algo truncada tras el varapalo del segundo encuentro de la serie, en la que caímos por 10-1. Pero afortunadamente, estando muy cerca de casa, pude disfrutar de un final de partido vibrante en el juego del domingo, en el que remontamos en la recta final (Jason Bartlett bateó el domingo un sencillo al cuadro con las bases llenas para impulsar la carrera del empate en la octava entrada, Orlando Hudson lo siguió con un sencillo de dos rayas y los Padres de San Diego remontaron para vencer 4-1 alos Bravos de Atlanta), alzándonos con la victoria por 4-1 y dejando una serie más en nuestro casillero positivo.

Atrás queda todo eso y mucho más. Como la despedida de Jorge Cantú de los Padres, tras la derrota en la serie frente a Colorado, justo antes los juegos de interliga y de mi partida hacía mis días de relax (mis mejores deseos para el mexicano), la retirada del 51 de Trevor Hoffman (al que hay que darle su merecida enhorabuena), etc.

Atrás queda todo eso. Atrás quedaron también las vacaciones, tiempo de relax en el que no he podido actualizar el blog tanto como hubiese deseado, a pesar de haber publicado algunos artículos con noticias importantes que han surgido. Atrás queda todo eso.

Ahora estoy a muy pocas horas de mi hogar y del regreso pleno de la actividad de Padres hispanos. A partir de ahora todo vuelve a la normalidad, a la rutina. Bendita rutina, que se abraza con ganas tras unos días de descanso.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Quedan dos meses para que retiren el #51 de Trevor Hoffman.

Gran honor para el estelar cerrador.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Cuando comenzó la temporada, los fans de los Padres recibimos una de las noticias más importantes de la historia de los Padres y de las Grandes Ligas. Trevor Hoffman, el gran closer decidía retirarse. Su anuncio se realizaba en nuestro hogar, el PETCO Park, como no podía ser de otro modo, a pesar de que su retirada no la hacía vistiendo la camiseta de los Padres.

Aquel momento no era feliz, sobre todo para aquellos que albergábamos la remota esperanza de verle un año más, vistiendo el uniforme de los Padres. Pero ahora que llegamos al ecuador del año, las lágrimas de tristeza por la su retirada de la loma de las Grandes Ligas, se torna en alegría al conocer la magnífica noticia de la retirada del número 51 por parte de los Padres.

Así pues, el siete veces All-Star, Trevor Hoffman, se une a los restantes miembros del “Salón de la Fama de los Padres”. Jugadores que han tenido el tremendo honor de ver como los números de sus camisetas, jamás volverán a ser usados, por el hecho de que serán venerados para siempre: Steve Garvey (6), Randy Jones (35), Tony Gwynn (19) y Dave Winfield (31), además de Jackie Robinson (42).

La ceremonia tendrá lugar después del encuentro que nos medirá a los Marlins de Florida, el próximo 21 de Agosto, lo que nos deja a apenas dos meses para la llegada de uno de los grandes momentos, no solo de la temporada, sino de la historia de los Padres de San Diego y porque no decirlo, también de las Grandes Ligas.

Una ceremonia con los Marlins de invitados de lujo para tan magno evento, siendo ellos el mejor de los invitados posibles, ya que antes de que Hoffman empezase su dilatada carrera en San Diego, fueron los Marlins quienes le brindaron la posibilidad de que las puertas de las Grandes Ligas se le abriesen de par en par en 1993, después de que obtuviesen sus derechos en 1992 en el draft de expansión (los Reds le habían escogido en el draft de 1989, como shortstop).

Cuando se dio a conocer de manera oficial su retirada, escribía en mi blog Padres hispanos, que cerraba los ojos y es como si volviese a ver el PETCO Park, retumbando de emoción porque su héroe aparecía, al son de campanas que hacían que se te pusieran los pelos de punta. Y ahora que su nombre vuelve a palestra, es como si volviese a sentir esa misma sensación que experimentábamos cuando se erigía en el amo de la loma de San Diego.

El jugador más emblemático de la historia de los Padres de San Diego, junto con Tony Gwynn, dijo adiós a su increíble carrera deportiva, tras 18 años como lanzador, con 601 rescates (42 más que el panameño Mariano Rivera de los Yankees). Se marchaba, como el más grande closer de la historia de las Grandes Ligas, por lo que este no es más que uno de los primeros tributos, que de manera tan merecida se ha ganado a pulso.

Aparte de los 601 saves (552 para los Padres de 1993 a 2008), terminó su carrera con un registro de 856 juegos, un record de 61-75 y una efectividad de 2.87 con 1,133 ponches y sólo 307 caminatas en 1839 entradas y 1/3. En el recuerdo queda su mejor temporada, la de 1998, cuando convirtió 53 de 54 oportunidades de salvamento y permitió 12 carreras limpias en toda la temporada para una efectividad de 1.48 con los Padres. Y como no, en el recuerdo el día en el que logró batir el record de saves de la historia.

También en el recuerdo queda la injusticia del destino con él, al privarle de un merecido anillo de campeón de las Series Mundiales, que bien pudo conseguir en el 1998, cuando los Padres rozaron la gloria definitiva, en un año en el que conquistamos la Liga Nacional y sólo los Yankees nos privaron de lograr también las Series Mundiales. Pero si el destino fue injusto con él en esto, también lo fue cuando tuvo que marcharse de los Padres a los Brewers, para terminar lejos de su hogar su prolífica y brillante carrera deportiva.

Todo eso en el recuerdo, pero el futuro le tenía que reportar grandes alegrías y muy cercanas en el tiempo. La primera se cumplirá el 21 de Agosto, cuando su número se retire y el 51 ondee orgulloso en el PETCO Park, para deleite de todos los fans de los Padres. Y ahora a esperar al año 2016, para la siguiente merecida recompensa, que le tiene que llegar para terminar culminar su brillantísima carrera. En 2016, será candidato al Hall of Fame y la Clase del 2016 se merece tener al gran closer en sus filas. Entonces otro Padre llegará a Cooperstown y una gorra más de los Padres, adornará tan ilustre lugar.

Con ello se habrá cerrado el círculo de un closer que marcó estilo y una época en los Padres de San Diego y en las Grandes Ligas.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Adrián González y Padres se vuelven a ver las caras en Boston

Se enfrentan a un viejo conocido.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Los Padres empiezan una semana llena de emociones en la que es inevitable mirar al pasado. El enfrentamiento de San Diego contra Boston nos reencuentra con un viejo (y querido) conocido de la fanaticada de los Padres y es que Adrián González fue un símbolo muy importante para el equipo, que marcó una época en la reciente historia de nuestros queridos Padres.

Cuando terminó la pasada temporada, era un secreto a voces que Gonzo terminaría marchándose de San Diego, hacia algún otro destino en donde sus aspiraciones contractuales fuesen mejor satisfechas que lo que pudieran serlo en San Diego. Y Boston, que en el pasado había tratado de optar a su fichaje, parecía el mejor candidato a lograr hacerse con sus servicios, como así fue finalmente.

Los Medias Rojas apostaron muy fuerte para lograr hacerse con Gonzo, incluso a pesar de que Adrian Gonzalez fue operado del hombro derecho el pasado 20 de octubre, lo que no fue ningún impedimento para que ambos equipos llegasen a un acuerdo, sin que hubiese demoras en el tiempo. La necesidad de los Padres de encontrar el mejor trato posible para un filón de oro que se nos podía escapar de las manos y la necesidad de los Red Sox, de dar un golpe de efecto en su eterna lucha con los Yankees, hizo que nada se interpusiese en esta ocasión.

Muchos se vieron decepcionados con la marcha de Gonzo, pero lo ocurrido fue perfectamente normal con la economía en la que nos manejamos. No podíamos hacer frente a un contrato multimillonario a final de temporada y no obtener nada a cambio, de un jugador de la valía de Gonzo, pudiendo hacer un trato con otro equipo, hubiese sido un enorme absurdo. El canje de Gonzo era necesario e inevitable, a pesar de que todos esperábamos verle algún tiempo más defendiendo los colores de los Padres.

Atrás quedaron sus marcas. El zurdo bateó .298 con 31 HRs y 101 remolcadas la temporada pasada. En cinco temporadas con San Diego, González conectó 161 cuadrangulares (a dos del récord del equipo de Nate Colbert) y remolcó 501 carreras.

Así pues la pasada offseason significó un punto de inflexión muy importante para nosotros. Gonzo se había marchado y con ello se iniciaba la nueva senda que marcaría el futuro de San Diego en años venideros, no solo por su propia marcha, sino por la llegada de jóvenes talentos que llenarán de alegría las andanzas de los Padres en las Grandes Ligas. El destino hacia el que se dirigió Gonzo, fue quizás el mejor posible para los Padres. Nuestro Manager General, Jed Hoyer conocía mejor que nadie lo que se podía pescar en Boston y el tiempo demostrará que la pesca en Boston, nos traerá en el futuro los frutos que todos anhelamos.

Los Padres recibieron al lanzador derecho Casey Nelly, el primera base Antonio Rizzo y el jardinero Reymond Fuentes, además de a Eric Patterson, con lo que Nelly y Rizzo se convertían en los mejores prospectos de los Padres.

Un Rizzo que en la primera quincena del mes de Junio debutó en las Grandes Ligas logrando inyectar optimismo y esperanza a la fanatica de los Padres, con unos números en las dos primeras series series, antes de iniciar los encuentros de interliga de 21 turnos al bate, con 4 hits, 1 carrera impulsada, 2 carreras anotadas, 1 HR, 9 strike outs, 7 bases por bolas y un porcentaje de bateo de .190.

Sin duda un aire fresco muy necesario para el equipo, como también lo será Kelly. Un primera ronda del draft, que era considerado una de las mejores promesas de la organización de los Medias Rojas, y fue considerado la joya del acuerdo con los Medias Rojas, aunque con el reciente debut de Rizzo en las Grandes Ligas, su nombre se ha visto algo eclipsado. A los 21 años, fue el jugador más joven en la Doble-A de la Liga del Este en 2010 y, en su primera temporada completa en el montículo, tuvo un balance de 3-5 con una efectividad de 5.31, mostrando buena velocidad y un gran avance en el manejo del Changeup.

Ya solo queda esperar el choque entre San Diego y Boston y por supuesto desearle lo mejor a Adrian Gonzalez, que tanto y tan bueno dejó para nuestros queridos Padres y que tanto y tan bueno está dejando ahora en Boston, ya que llegado el ecuador del mes de Junio y antes de las series de interliga, atesoraba la mejor marca en las Grandes Ligas de carreras impulsadas con 61 y la mejor marca de la Liga Americana en porcentaje de bateo con .347.

Pero la vida sigue y ahora el pasado, se ve las caras con el presente y el futuro de San Diego, en una semana ciertamente emotiva para los Padres.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Padres aún no pueden acortar la ventaja de los punteros.

Siguen sin salir del sótano.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Tras haber terminado el mes de Mayo con mayor optimismo del que teníamos al final del mes de Abril, en la primera quincena de Junio los Padres no han logrado mantener la progresión mostrada en el pasado mes y no terminamos de recortar distancia respecto de la cima del Oeste.

Finalizábamos el primer mes competición con un balance negativo de 10-17 y terminábamos el segundo mes con un balance de 14-14. Pues bien, que en la primera quincena del tercer mes de competición nos deja, una vez más, un balance negativo de 6 victorias y 9 derrotas. Un balance ciertamente negativo, que no nos sirve para recortar distancia respecto de la cima y aunque no nos descuelga del todo de la lucha, nos pone las cosas cada vez más difíciles.

Nada más terminar la serie en Colorado, la distancia respecto de la cima, era ya de nueve victorias y media. Una distancia que no ha variado demasiado desde los primeros compases de la temporada, y se me apura hay que decir que aumenta peligrosamente en las últimas fechas. Una distancia que nos hace pensar que o bien los Padres enlazan una serie contundente de victorias que nos acerque a los primeros puestos y llene de confianza a los jugadores, de cara a afrontar la recta final de la competición, o bien nos vamos a ver forzados a movernos en lo que quede de temporada, en un balance más bien parejo entre la victorias y las derrotas que no nos permitirá acercarnos a la lucha real por la postemporada.

Es evidente que sólo el tiempo tiene la respuesta a la pregunta de si lograremos meternos de lleno en la pelea o no, pero lo que si tengo claro es que, a pesar de que el equipo no pueda estar este año al mismo nivel que en el 2010, lo que se logre en esta temporada, serán los cimientos de la temporada 2012.

Y es que no hay que pensar en exclusividad en los resultados que se cosechen ahora para la inmediatez de la clasificación. Hay que pensar un poco en el pasado más reciente del equipo para tratar de forjar el futuro más inmediato de nuestros queridos Padres.

Echando un vistazo al pasado más reciente de la franquicia, tras perder el pase a la postemporada frente a los Rockies en el 2007, en aquella fatídica noche en Colorado en el juego 163 de aquel año, los Padres tuvieron un terrible año 2008 con un balance bastante negativo de 63-99. De hecho, fue una auténtica pesadilla y nos pasamos casi todo ese 2008 pensando en el salvamento que no se pudo lograr por parte Hoffman y que nos privó de la tercera participación en postemporada al hilo. Sin duda tuvimos en la cabeza el final de la temporada anterior y esto afectó al equipo de un modo muy significativo.

Sin embargo en el 2009, tras un comienzo dubitativo de la temporada, en la recta final los Padres cosecharon un balance tremendo de 37-25 que sin duda dejaba un magnífico sabor de boca a la fanaticada. Tan buen sabor de boca dejó, que todos estábamos impacientes para que llegase el 2010 y este año no defraudó las expectativas generadas en el año anterior. Sin embargo un final de año errático, no solo hizo que se perdiera la opción de disputar los playoffs, sino que el “resfriado” todavía colea en este año.

Así que se deduce, que al margen de los resultados que afectan al devenir de esta temporada, hay que pensar en lograr hacer bien las cosas, juego a juego, mirando también en el futuro, tratando de conseguir terminar con optimismo y con ganas de que llegue el 2012, porque se tenga mucha confianza en que las buenas sensaciones que se puedan extraer de esta temporada, se extrapolen en la siguiente temporada.

Pero no solo hay que mirar a las sensaciones con las que terminemos la temporada, para extrapolar el futuro. También hay que pensar y mucho los movimientos que se han de hacer ahora, para ver las caras de los Padres en el 2012.

Siempre hay muchos rumores acerca de traspasos de jugadores cuando se acerca el juego de las Estrellas, y como es obvio los jugadores de los Padres no son una excepción a este tópico. Habrá que estar muy atentos sobre dos figuras de los Padres, que centrarán sin duda la rumorología de aquí hasta la fecha límite de traspasos: Ludwick y Bell. Ambos jugadores tienen contrato tan solo para esta temporada y se han convertido en los referentes del equipo en ataque y en defensa.

Ludwick, tras no hacer un buen comienzo de temporada, ha mejorado bastante sus números y su productividad, con lo que se ha convertido en una perita en dulce para los equipos que aspiren a algo más en esta temporada, si los Padres se descuelgan del todo y la directiva piensa que sea mejor reforzar el grupo para el año que viene. De hecho los rumores al respecto ya han surgido y Jed Hoyer tuvo que salir a la palestra, para desmentir algunos reportes que mencionaban un intercambio con los Reds, entre el propio Ludwick y Chris Heisey (jardinero que puede ocupar las tres posiciones del outfield, .272 porcentaje de bateo, .333 porcentaje en base).

Y que decir de Bell y su seguridad a la hora de tomar la loma. Aunque en el caso de Bell tengo que romper una lanza a favor de su permanencia en San Diego, ya que un lanzador tan significativo como él para la franquicia, que además este año ha emulado marcas significativas como lo hiciese en su día otro ilustre como Hoffman, debería de lograr lo que no logró Trevor: Retirarse en los Padres. Pero el tiempo irá mandando y lo cierto es que si no se puede retener a un jugador tan bueno como él más allá del 2011, hay que hacer lo mismo que se hizo con Adrian Gonzalez, que no es otra cosa que negociar lo mejor posible esa baza y lograr las mejores piezas posibles para el futuro de los Padres. Aunque duela mucho a la fanaticada, habría que actuar con la cabeza, a pesar de que quisiésemos actuar con el corazón.

Piezas para el futuro de los Padres que ya se obtuvieron en el traspaso de Gonzo en la pasada offseason, que ya estamos empezando a disfrutar y que suponen una de las grandes noticias de esta primera quincena de Junio, cuando debutó Anthony Rizzo en la Gran Carpa, con los siguientes números en las dos primeras series en las Grandes Ligas: 21 turnos al bate, con 4 hits, 1 carrera impulsada, 2 carreras anotadas, 1 HR, 9 strike outs, 7 bases por bolas y un porcentaje de bateo de .190.

Sin duda la presencia de Rizzo es un apunte de optimismo de cara a lo que nos queda de temporada que todavía es bastante y sobre todo de cara al futuro. Y no será la única figura del futuro que veamos en acción muy pronto.

Habrá que mantener la fe en que esta temporada todavía nos tiene que reportar grandes cosas y ser pacientes, al tiempo que trabajar mucho y muy duro en este año, para sembrar lo que habremos de recoger más adelante.

Para terminar mencionar una noticia que se conocía nada más terminar la serie en Colorado. Los Padres dieron de baja al veterano jugador del cuadro Jorge Cantú. El mexicano, que había empezado 21 juegos como primera base y nueve como antesalista, estaba bateando un porcentaje de .194 con tres cuadrangulares y 16 carreras impulsadas en 144 turnos al bate. No entró al encuentro el miércoles.

Los Padres harán un movimiento en su plantilla el viernes, para compensar la baja del mexicano.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Los Padres pierden la serie en las Rocosas.

Tras la trabajada victoria en el primer juego de la serie, los Padres han caído en los dos siguientes compromisos en la montaña y con ello han perdido la serie y la oportunidad de recortar distancia con el equipo de las Rocosas al tiempo que hubiésemos terminado con mejor cara la primera quincena del mes de Junio, que se antoja se nos va hacer cuesta arriba.

 

SAN DIEGO 3 – COLORADO 6 (6/14/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9       R H E
San Diego Padres 1 0 0 1 0 0 0 0 1       3 11 0
Colorado Rockies 0 0 0 3 0 3 0 0 X       6 11 0

En el segundo juego de la serie, la igualdad a hits, no se correspondió con las anotaciones logradas por uno y otro equipo. Y la ventaja de dos carreras que lograban tener los Padres en la cuarta entrada se esfumó muy rápidamente.

LeBlanc que encajó la segunda derrota de la temporada, encajaría siete hits, un pasaporte a primera y tres carreras, todo ellos en 4.2 innings. Pero una suerte similar también persiguió a Neshek, que en una entrada vio como cedía dos hits, dos pasportes a primera y tres carreras. Frieri (1.1 entradas, dos hits y dos bases por bolas) y Scribner (no cedió nada en la entrada en la que estuvo sobre la loma) terminaron la faena del día, sin que ello sirviese para alzarnos con el triunfo.

La pena de este choque fue que en la ofensiva alcanzó a lograr 11 hits, destacando los cuatro de Headley y los dos de Barlett y Maybin, aunque solo Denorfia, Ludwick y Gonzalez lograron impulsar carreras. Tres para ser exactos. Tres que se tornaron insuficientes. 

Y si en el segundo choque de la serie, los Padres no pudieron amarrar una ventaja de dos carreras, en el tercero no pudimos amarrar la victoria con la carrera de ventaja cosechada en el quinto asalto. 

SAN DIEGO 3 – COLORADO 6 (6/15/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9       R H E
San Diego Padres 0 0 0 0 1 0 1 0 1       3 7 0
Colorado Rockies 0 0 0 0 1 5 0 0 X       6 13 2

Latos se anotó su octava derrota de lo que llevamos de campeonato. Tras cinco innigns en los que no cedió más que una carrera, en el sexto episodio las cosas se complicaron sobre manera y terminaría completando solo 5.1 innings, cediendo ocho hits, y cuatro carreras. Qualls terminaría la entrada con cuatro hits y dos carreras cedidas a Colorado, lo que significaría la derrota de manera certificada. Luekbe y Scribner terminaría de completar el juego desde la loma.

Denorfia se convertiría en el protagonista al bate al impulsar dos carreras, con dos hits logrados. Johnson con un hits, una carrera anotada y otra impulsada, también sería destacados del juego.

Un serio tropiezo que aleja mucho a los Padres de la lucha que ahora mismo se libra en las alturas del Oeste. Esperemos que los Juegos de Interliga mejoren la imagen, el ámino y el panorama que ahora viven los Padres, ahora mismo.

Para despedirme, recordar el apoyo a los nuestros en la lucha por alcanzar el juego de las Estrellas. Es hora de hacer sentir tu voz para el All-Star Game 2011 de Grandes Ligas. ¡Vota por tus Padres favoritos para que lleguen al gran evento en Phoenix!

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
S.Francisco 38 29 .567 -
Arizona 37 31 .544 1.5
Colorado 33 35 .485 5.5
LA Dodgers 31 39 .443 8.5
San Diego 30 40 .429 9.5

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Los Padres asestan el primer golpe en las montañas.

Una victoria trabajada y necesaria llegó en el primer juego de la serie en las Rocosas. La montaña restañó algo de la moral resquebrajada tras el final de la serie frente a los Nationals en el PETCO Park.

SAN DIEGO 3 – COLORADO 1 (6/13/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9       R H E
San Diego Padres 1 0 0 0 0 1 0 0 1       3 8 1
Colorado Rockies 0 0 0 1 0 0 0 0 0       1 5 0

Pero antes del juego frente a Colorado surgieron noticias que afectaban a la planificación de la serie. Los Padres ascendieron al lanzador Anthony Bass de Doble-A San Antonio, activó al guardabosque Cameron Maybin y envió al abridor Aaron Harang a la lista de lesionados de 15 días, retroactivo al 10 de junio, con un golpe en el pie derecho. San Diego también envió al receptor Kyle Phillips a Triple-A Tucson y designó para asignación al zurdo Aaron Poreda.

Así pues, tras tener un montículo en “cuarentena”, debido a las bajas de Harang (golpe en el pie derecho) y Moseley (dislocación leve de hombro izquierdo), los Padres se veían obligados a buscar en Anthony Bass la solución ideal para este primer trámite en Colorado y el resultado no pudo más satisfactorio. Lanzó cinco magníficas entradas en las que no cedió más que cinco hits, y una carrera. Eso sí, cedió cuatro bases por bolas y las cosas se complicaron en alguna que otra situación en donde las bases se cargaron en exceso, pero aun así el debutante en Grandes Ligas lograría contener los bates de los Rockies lo suficiente para que tan sólo anotasen una carrera, mientras que él estuvo defendiendo nuestros colores desde la loma.

El resto del magnífico trabajo de la loma de los Padres lo completó un bullpen que volvió a demostrar de qué esta hecho. Luebke lanzaría dos entradas en la que tan solo vio se le llenaba una base por culpa de un pasaporte a primera. Adams lanzó de manera inmaculada la octava entrada y como es costumbre, Bell remató la sensacional faena, cediendo tan solo una base por bolas y asegurando su décimo octavo salvamento del año.

Pero la victoria llegó gracias a tres carreras que preservaron la magnífica actuación de la loma. Ryan Ludwick, con un globo de sacrificio (anotaría Denorifa) en la primera entrada y con una eliminación en la sexta entrada, permitiendo la llegada de Bartlett al home, fue el auténtico protagonista de la ofensiva que regaló la primera victoria de Bass en las Grandes Ligas en el día de su debut. Un sencillo de Alberto Gonzalez en la novena entrada completaría las carreras de los Padres en el primer juego de la serie, cuando Maybin anotaba el que sería el definitivo 3-1.

Pero tras la alegría del primer juego, viene la planificación del segundo juego de la serie. Los Padres subieron a Wade LeBlanc de Triple-A Tucson y bajaron a Anthony Bass a Doble-A San Antonio, estando programado que sea LeBlanc quien abra el segundo partido en la montaña. Con esta llegada al equipo grande, LeBlanc llega por tercera vez a los Padres esta temporada (hizo su primera apertura en Grandes Ligas el 24 de abril contra Philadelphia y permitió tres carreras, nueve imparables y otorgó cuatro pasaportes en ocho entradas). 

Esperemos que la racha en las Rocosas continúe y al menos podamos acercarnos a la tercera plaza del Oeste (que tiene Colorado con dos victorias de ventaja respecto de San Diego), ya que la cima continua tan lejos como siempre. 

Para despedirme, recordar el apoyo a los nuestros en la lucha por alcanzar el juego de las Estrellas. Es hora de hacer sentir tu voz para el All-Star Game 2011 de Grandes Ligas. ¡Vota por tus Padres favoritos para que lleguen al gran evento en Phoenix!

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
S.Francisco 37 29 .561 -
Arizona 37 30 .552 0.5
Colorado 31 35 .470 6.0
LA Dodgers 31 37 .456 7.0
San Diego 30 38 .441 8.0

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Duro final de la serie frente a Nacionales.

Los últimos juegos de la serie frente a Washington resultaron ser más duros de lo que se pudía deducir tras la clara victoria de los Padres en el primer juego de la serie. Después de haber vencido en el primer juego, anotando siete carreras, pudimos comprobar como la sequía ofensiva se instaló en el equipo en el segundo juego. Lo que no pensábamos era que esa sequía, sería la tónica general que viviríamos en el resto de la serie y que tan sólo podríamos disfrutar de la alegría de ver el primer HR de la carrera de Anthony Rizzo en los juegos disputamos en el fin de semana.

PINCHA EN LA IMAGEN Y DISFRUTA DEL PRIMER HR DE ANTHONY RIZZO

WASHINGTON 2 – SAN DIEGO 1 (6/11/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9       R H E
Washington Nationals 2 0 0 0 0 0 0 0 0       2 5 0
San Diego Padres 0 1 0 0 0 0 0 0 0       1 6 0

Una dura primera entrada en la que se cedieron dos carreras fue más que suficiente para que los Padres y Richard no lograsen hacerse con el triunfo y su casillero negativo aumentase una vez más. Fue la octava derrota de nuestro lanzador, que cedió cinco hits y las mencionadas dos carreras, que bien pudieron haberse evitado si Ludwick hubiese atrapado una bola en la primera entrada, por la que se lanzó sin lograr atraparla y que finalmente se marchó por el jardín izquierdo, lo que terminó ayudando a Washington a lograr el triunfo.

La buena actuación de la loma no se pudo ver ser compensada, a pesar de que Qualls y Adams contuvieron los bates de los Nacionales. Y es que el solitario HR de Anthony Rizzo en la segunda entrada (el primero de su carrera) no sirvió para compensar las dos carreras encajadas al comienzo del juego. Las cosas podrían haber cambiado pero por centímetros no se pudo, ya que Ludwick mandó una bola a la izquierda del PETCO Park, justo al lado del Western Metal Suplly Co. Building, pero se marchó por muy poco a la izquierda de la línea amarilla que marca las bolas válidas de las que no lo son y a pesar de que en un principio se concedió el HR, las imágenes demostraron que por muy poco se marchó.

Y con ello la victoria de los Padres, del mismo modo que se marchó la victoria en el cuarto y definitivo encuentro de la serie, de un modo igualmente doloroso.

WASHINGTON 2 – SAN DIEGO 0 (6/12/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9       R H E
Washington Nationals 0 0 0 0 0 0 0 0 2       2 9 0
San Diego Padres 0 0 0 0 0 0 0 0 0       0 5 0

Y es que perder el juego, siendo blanqueado y además cediendo las únicas carreras del encuentro en la última entrada, duele y bastante.

Stauffer completó siete entradas, en las que cedió tan solo cinco hits pero ninguna carrera, lo mismo que Adams, que lanzó la octava entrada cediendo tan solo un hit.

Pero sería un auténtico ídolo de la fanaticada y símbolo de los Padres, Heath Bell, quien no podría contener los bates de los Nationals y finalmente los tres hits y la base por bolas que cedería en el último turno del encuentro, se convirtieron en las dos carreras que darían el triunfo de Washington sobre San Diego, en el juego y en la serie, a pesar de la sensacional jugada defensiva de Denorfia en el final del encuentro. De no haber atrapado la bola (con bases llenas), que cerca estuvo de irse fuera del campo por la derecha del parque, el resultado podría haber sido incluso peor.

Y la escasez de carreras no se debió a la falta de oportunidades ya que con dos outs, los Padres dejaron por el camino a cuatro corredores y Washington a seis. Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final se nos rompió a nosotros y con bases llenas en el noveno inning ya pudimos solventar la situación.

Ahora ya solo queda esperar a ver que se puede hacer frente a los Rockies y comprobar como llegan los Padres al ecuador de este mes de Junio, que de momento no se está portando demasiado bien con nosotros, en cuanto al balance de victorias y derrotas se refiere.

Para despedirme, recordar el apoyo a los nuestros en la lucha por alcanzar el juego de las Estrellas. Es hora de hacer sentir tu voz para el All-Star Game 2011 de Grandes Ligas. ¡Vota por tus Padres favoritos para que lleguen al gran evento en Phoenix!

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
S.Francisco 36 29 .554 -
Arizona 36 30 .545 0.5
Colorado 31 34 .477 5.0
LA Dodgers 31 36 .463 6.0
San Diego 29 38 .433 8.0

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Cara y cruz en el inicio de la serie.

Una pena haber perdido el segundo juego de la serie frente a los Nacionales, después del brillante inicio de la misma, dejando abierta la puerta de la victoria (en la serie), para cualquiera de los dos equipos.

Y es que tras un fulgurante primer juego en donde se lograron siete hits, transformados en siete carreras, en el segundo todo se vio reducido a la mínima expresión al día siguiente y las numerosas oportunidades de anotar que se tuvieron no se materializaron con lo que la ascensión a la cima del Oeste se vio detenida una vez más, a pesar de que ya no estemos solos en el furgón de cola de nuestra división.

El apunte más positivo, sin duda, ha sido el debut con los Padres de Anthony Rizzo, que con esta serie, escribe el prólogo de una increíble historia con los San Diego Padres. Al menos eso es lo que la fanaticada de San Diego espera.

WASHINGTON 3 – SAN DIEGO 7 (6/09/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
Washington Nationals 0 1 0 0 0 1 0 0 1   3 10 0
San Diego Padres 2 0 0 0 1 3 1 0 X   7 10 0

Harang (que finalizó con dolores en el pie derecho) estuvo soberbio sobre la loma de nuestro templo (una vez más), con lo que alcanzó ya su séptima victoria de la temporada. Completaría seis entradas, en las que tan solo cedería seis hits y dos carreras, números insuficientes para los Nationals, de cara a aspirar a la victoria, gracias a que en esta ocasión la ofensiva si cumplió con su cometido.

Qualls, Frieri y Neshek amarrarían el resultado y la victoria para San Diego, a pesar de que los Nationals lograrían un solitario HR en la novena entrada (con los outs).

Pero como comenté al principio, el verdadero protagonista del juego fue Anthony Rizzo y su debut en las Grandes Ligas con los Padres. Comenzó el juego el séptimo puesto del line up, siendo eliminado por strike out en su primer turno de bateo y logrando un triple en la quinta entrada (sin ningún out), que terminaría convirtiéndose en la primera carrera anotada en su carrera profesional, con los San Diego Padres. Se convierte así en el cuarto jugador de la franquicia que logra un triple en su debut en las Grandes Ligas (John Sipin en 1969, Wiki Gonzalez en 1999 y Will Venable en 2008, son los otros tres Padres que lo lograron).

PINCHA EN LA IMAGEN Y DISFRUTA DEL DEBUT DE ANTHONY RIZZO

Al margen de su esperado debut y del grato regreso de Venable (del equipo de Triple A) y de Hundley (de la lista de lesionados), cabe mencionar los Padres lograron diez hits, logrados por Denorfia (2), Barlett (1), Headley (2), Ludwick (2), Hawpe (2) y Rizzo (1), transformados en siete carreras que fueron impulsadas por Denorfia (1), Headley (2), Hawpe (1), Phillips (1) y Forsythe (1).

Una victoria que sin duda dejaba altas las expectativas favorables, de cara alo que pudiese llegar en esta serie y lo que ello pudiese significar para la escalada de puestos en Oeste, de nuestro equipo (más aun después de brillante deber de Rizzo).

Sin embargo la situación quedó un poco más fría que todo eso, después de que en el segundo juego de la serie las cosas no saliesen tan favorablemente para nuestros intereses.

WASHINGTON 2 – SAN DIEGO 1 (6/10/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
Washington Nationals 0 2 0 0 0 0 0 0 0   2 4 0
San Diego Padres 0 0 0 0 0 1 0 0 0   1 4 1

Si en el juego anterior, Harang materializó su séptimo triunfo del año, tras una sensacional actuación, refrendada por la ofensiva, en el caso de Latos, las cosas fueron todo lo contrario. Si Harang completó seis entradas, Latos también; si Harang cedido seis hits, Latos solo cedió cuatro; Si Harang cedió dos carreras, Latos también. La gran diferencia estuvo, en que al finalizar la actuación de Harang, el marcador estaba 6-2 favorable a San Diego y cuando se marchó Latos de la lomita del PETCO Park, el definitivo 2-1 en contra, campeaba en el marcador.

Frieri, Qualls y NEshek, volvieron a repetir trio de lanzadores que salían del bullpen para cerrar el juego, sin ceder nada más que una base por bolas en la novena entrada.

Sin embargo tan solo cuatro hits se lograron por los Padres (Denorfia, Bartlett, Ludwick y Phillips alcanzarían el hit tan deseado), siendo Ludwick el único que logró impulsar una carrera (anotada por Denorfia).

Pero sin duda lo peor de todo fue que perdimos, habiendo encajado tan solo dos carreras, dejando en posición de anotar (y sin que pudieran llegar al plate) a Johnson, Ludwick y Cantu (dos veces).

Al margen de los partidos, hay que mencionar que Cory Spangenberg había declarado su intención de no esperar demasiado para la firma de su contrato con los Padres, para aclarar dudas y que no surgiesen fantasmas de que suceda lo mismo que sucedió el año pasado con la primera elección de los Padres del año pasado.

Pues dicho y hecho, el viernes aceptó un acuerdo por 1.86 millones de dólares, e incluso tuvo el examen médico y prácticasen el infiled y de bateo en el PETCO Park, tras el juego frente a los Nacionales.

Por otro lado, los rumores respecto de algunos traspasos que afectan a los Padres, han surgido en la figura de Ryan Ludwick. Jed Hoyer tuvo que salir a la palestra, para desmentir algunos reportes que mencionaban un intercambio con los Reds, entre el propio Ludwick y Chris Heisey (jardinero que puede ocupar las tres posiciones del outfield, .281 porcentaje de bateo, .345 porcentaje en base).

Para despedirme, recordar el apoyo a los nuestros en la lucha por alcanzar el juego de las Estrellas. Es hora de hacer sentir tu voz para el All-Star Game 2011 de Grandes Ligas. ¡Vota por tus Padres favoritos para que lleguen al gran evento en Phoenix!

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
S.Francisco 36 28 .563 -
Arizona 34 30 .531 2.0
Colorado 31 32 .492 4.5
LA Dodgers 29 36 .446 7.5
San Diego 29 36 .446 7.5

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

La era de Anthony Rizzo en San Diego está a punto de comenzar.

Se acerca el debut del brillante prospecto.

Por Miguel Ángel Martín / Especial para padresbeisbol.com

Tras haber caído en la serie frente a los Rockies y haberse roto la racha de series ganadas de manera consecutiva, la serie frente a los Nationals llega para los Padres con nuevas esperanzas. Y el posible debut de Anthony Rizzo con los Padres, es uno de los reclamos más importantes de los partidos de este fin de semana.

Rizzo es uno de esos jugadores especiales, en donde se conjugan muchas circunstancias. Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en él, es que es un pelotero referente en los Padres del 2011 y lo digo porque en el confluyen el pasado más reciente, el presente y el futuro de nuestro equipo.

Pasado porque su llegada a San Diego vino de la mano del traspaso a Boston de Adrian Gonzalez y sin duda eso es una presión añadida para nuestro joven jugador. Adrian dejó una huella imborrable en el recuerdo de la fanaticada de San Diego y no pocas esperanzas han recaído sobre Rizzo, también primera base, para que llegue a convertirse en el futuro, en su digno sucesor.

Presente, porque su debut no se podía hacer de rogar demasiado, tanto que estamos a punto de disfrutar de su debut en las Grandes Ligas y Washington pudiera significar el punto de partida para una carrera con los Padres, que esperemos que sea muy prolífica.

Y futuro porque sin duda esto no es más que el punto de partida para lo que habrá de llegar. Si su debut lo pudiésemos disfrutar frente a los Nationals no podríamos olvidar que precisamente es eso, su debut y que lo logrado hasta ahora por nuestro joven pelotero ha sido cosechado en las Menores, por lo que habrá que ser paciente con él, al tiempo que expectante, por todas las ilusiones que están puestas en su figura.

Estaba claro que Rizzo estaba llamando a las puertas de las Grandes Ligas, cada vez con más fuerza. Dos factores se unían para que su llamada se hiciese notar con mayor insistencia. Uno de esos factores eran las estadísticas ofensivas de los Padres en lo que llevamos de año, lo que nos coloca entre los últimos puestos de las mayores en casi todas las categorías (hits logrados, carreras anotadas, porcentaje de bateo, etc), lo cual hacía pensar que era necesario que llegase un revulsivo al equipo, aun después de haber mejorado bastante nuestros números en el pasado mes.

El otro factor eran los propios números de Rizzo, que en 52 juegos con los Tucson Padres y con 200 turnos de bateo a sus espaldas, había logrado 73 hits (20 dobles y un triple) 16 HRs, 63 carreras impulsadas y 42 anotadas, 27 pasaportes a primera, 5 robos de base y lo que es más importante, un porcentaje de bateo de .365.

Su debut era pues un secreto a voces. Los resultados de los Padres, mejorados de manera notoria en los últimos días, necesitaban mejorar aun más (todavía estamos lejos de la cima del Oeste) y por tanto, necesitaban el revulsivo mencionado de cara a mejorar dichos resultados antes del Juego de las Estrellas. Y cuando vimos como Hawpe empezaba la semana en el jardín derecho dejando la primera base libre para el desembarco de Rizzo a las Mayores, todo estaba meridianamente claro.

Todo un aire fresco para la franquicia, por su juventud y por su calidad. Pero aunque su calidad es innegable, su juventud es también patente, por lo que habremos de ser pacientes con nuestra joven joya. Es por eso por lo que Jed Hoyer ha querido ser siempre paciente y mesurado con el tema de subir a Rizzo al primer equipo, un jugador que apenas había acumulado 531 turnos de bateo en Ligas Menores, entre Double A y Triple A, antes de llegar esta temporada tan crucial para sus intereses.

Es sin duda un enorme diamante que hay que pulir con cuidado y con esmero, aunque personalmente creo que está preparado para dar el salto al gran circo.

Esperemos que su debut se pueda producir el jueves, en el primer juego de la serie frente a Washington, presumiblemente de partida (del puesto quinto al octavo en el orden de bateo), ocupando por primera vez la primera base del PETCO Park, sitio que esperemos ocupe con mucha gloria, durante muchos años, defendiendo nuestros colores. Le deseo todo lo mejor en su nuevo caminar.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.