Rizzo llama a la puerta de las Grandes Ligas, cada vez con más fuerza.

Atrás se quedó un mes de Abril terrible, y aunque aun es pronto para decirlo, parece que el mes de Mayo nos empieza a tratar con algo más de indulgencia.

Sin duda un alivio que haya terminado ese primer mes de competición, en el que además de haber encajado 229 strikeouts en contra, tan solo logramos impulsar 77 carreras, bateando para un global de .211, con un porcentaje en base de .293 y con slugging PCT de .308, lo que nos colocó en todas estas categorías como el peor equipo de las Grandes Ligas, salvo en el caso del porcentaje en base, en el que ocupamos el antepenúltimo puesto.

Todo ello ha provocado que acabemos el mes de Abril como últimos de la división Oeste de la Liga Nacional y con un pobre balance de 10 victorias y 17 derrotas. Y aunque nuestro balance y nuestras estadísticas se han visto algo maquilladas en los primeros juegos del mes de Mayo, lo cierto es que la carencia de ofensiva mostrada en el arranque de temporada, ha generado algunas dudas e inquietudes.

No han sido pocos los juegos en los que esa carencia ofensiva nos ha privado de la victoria, después de que desde la loma se haya realizado una excelente labor. Y claro, después de ver como la loma se ha empeñado en mantenernos vivos en tantos encuentros, con opciones de victoria hasta el final y de ver como la ofensiva se ha empeñado en desaprovechar tantas buenas opciones de traer frutos positivos a San Diego, es inevitable que te surga la pregunta de cómo se le puede dar la vuelta a la situación que los Padres viven con el bate en sus manos.

¿Puede estar la clave en el orden del lineup, en un posible traspaso que refuerce el grupo, en una buena racha que logre traer confianza al grupo o tal vez esté la clave en la granja de los Padres?

Pues en la granja hay alguien que toca cada vez con más fuerza e insistencia la puerta de las Grandes Ligas. Y su nombre es Anthony Rizzo.

 

Sus números al término del mes de Abril (en el equipo de Triple A de Tucson), llaman al optimismo y más aun después de echar un vistazo a las estadísticas de los jugadores del equipo de Grandes Ligas. Rizzo (primera base), en 22 juegos y 90 turnos de bateo con los Tucson Padres de la Liga de la Costa del Pacífico, ha logrado batear para un promedio de .400, logrando 36 hits (ocho dobles, un triple y 7 HRs), impulsando 30 carreras, anotando 22 carreras, con un porcentaje en  base de .471 y un slugging PCT de .744.

Todo un aire fresco para la franquicia, aunque es cierto que su juventud es quizás su peor baza de cara a subir el primer equipo. Rizzo, apenas a acumulado 500 turnos de bateo en Ligas Menores, entre Double A y Triple A, lo que nos deja muy claro que todavía es un diamante por pulir. Aunque eso no significa que no esté preparado para dar el salto al gran circo.

Aun así y de momento, tanto Bud Black como Jed Hoyer, ya han expresado su intención de mantener a Rizzo en Tucson y de seguir confiando en Hawpe y Cantu para defender la primera base de los Padres de San Diego. El mes de Mayo está empezando a dar la razón a nuestro manager, que ha visto como ambos peloteros se han mostrado algo más entonados con el bate y lo que es innegable es que su gran experiencia en Grandes Ligas les hacen valedores de la confianza necesaria para tratar de aportar al equipo lo necesario para darle la vuelta a la situación que la ofensiva vive actualmente. Además subir a Rizzo al equipo de Grandes Ligas, haría que empezase a correr, tal vez demasiado pronto, el reloj del arbitraje-agencia libre para la joven promesa de los Padres.

Pero sobre todas las cosas, lo que más va a influir a la hora de tomar cualquier decisión, serán los resultados que los Padres obtengan antes de que acabe el mes de Mayo. Esto y sobre todas las cosas esto, será lo que haga que la balanza se decante de un lado u otro.

Pero hay otras alternativas válidas que probar antes de dar la alternativa a Rizzo. Kyle Blanks ya ha sido asignado al equipo de Double A de San Antonio y si su progresión tras la lesión sufrida es la adecuada, se puede convertir en el candidato número a estar en el equipo de Grandes Ligas si la ofensiva continúa tal escuálida como hasta.

Sin duda son muchas las cuestiones a tener en cuenta para tratar de mejorar la imagen ofrecida en el primer mes de competición. Pero a fin de cuentas es solo eso, el primer mes de competición. Todavía queda mucho camino por recorrer en esta campaña 2011, por lo que hay que tener fe en este equipo.

LIGA NACIONAL-DIVISION OESTE

Equipo G P PCT JA
Colorado 19 14 .576 -
S.Francisco 18 16 .529 1.5
Arizona 15 18 .455 4.0
LA Dodgers 16 20 .444 4.5
San Diego 14 21 .400 6.0

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: