abril 2011

Faltó muy poco para sacar las escobas.

Lástima. La barrida parecía muy cercana ayer, cuando lográbamos vencer sin paliativos a los Cardinals en su feudo, anotando once carreras.

Pero en esta ocasión el protagonista iba a ser un jugador con el uniforme de Saint Louis.

Jaime García, se encargó el solito de silenciar los bates de los Padres. Los mismos bates que tanto ruido habían hecho, tan solo veinticuatro horas antes. García, lanzó las nueve entradas del juego, sin permitir que ninguno de los nuestros anotase ni una sola carrera.

 

Sus 102 lanzamientos, con 65 strikes (9 strikeouts), le bastaron para completar los nueves innings, en las que cedió tan sólo cuatro hits y dos bases por bolas. Números más que suficientes para acreditarle como el jugador protagonistas del juego.

SAN DIEGO 0 – SAINT LOUIS 2 (4/03/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9     R H E
San Diego Padres 0 0 0 0 0 0 0 0 0      0 4 1
Saint Louis Cardinals 0 0 0 0 1 0 0 1 X     2 7 0

 

Y verdaderamente fue una lástima, porque la labor de su contrincante, nuestro lanzador Moseley, también fue digna de merecerse la victoria. Completó siete entradas, lanzado 83 lanzamientos y logrando 53 strikes (2 strikeouts). En estos siete innings, cedió sólo cuatro hits y una base bolas, pero encajó una carrera en el quinto episodio que sería más que suficiente para hacerle encajar su primera derrota del año. Gregerson (20 lanzamientos-12 strikes-1 strikeout), completó la participación de los Padres sobre la loma, cediendo tres hits y una carrera, que sentenciaría de manera definitiva el choque, que a punto estuvo de significar la primera barrida del año.

Sin embargo, los frailes tuvieron que regresar las escobas a su equipaje, por culpa de la fabulosa actuación de García en la loma de los locales y por la inoperancia ofensiva que mostramos en el juego de hoy. Una inoperancia de la que no hicimos gala en ninguno de los primeros juegos (especialmente en el segundo, en el que la productividad ofensiva brilló a gran altura).

Pero en el desenlace de la serie, la ofensiva se pareció más a la de la recta final de la pasada campaña, que a la del comienzo de esta. Tan sólo Bartlett y Headley se quedaron colgados en base (en posición de anotar) y sin poder materializar la carrera. Y los únicos que pudieron lograr algo al bate, fueron Bartlett, Hudson, Hundely y el propio Moseley, conectando un hit cada uno de ellos, en una jornada pobre en esta faceta del juego, para los Padres.

Yadier Molina, impulsando la carrera de Lance Berkman, en el quinto episodio y Ryan Theriot, impulsando la carrera de Skip Schumaker, en la octava entrada, fueron los únicos aportes ofensivos a la pizarra del Busch Stadium en el juego del domingo.

Ahora la serie frente a los Cardenales, ya ha quedado atrás. Nos ha dejado buen sabor de boca, a pesar del último tropiezo que hemos sufrido y que nos ha impedido completar la barrida.

Pero hemos alcanzado la victoria en la serie, con lo que hemos comenzado con buen pie el año y con balance positivo. Eso es algo por lo que sentirse contento, aunque esto no haya hecho más que comenzar. Pero demuestra que en el espíritu de los Padres del 2011, está la intención de culminar el trabajo que casi se completó en el 2010 y que finalmente quedó inconcluso.

Y que mejor manera de asentarse en este buen comienzo de año, para que los Padres continúen dándonos tan buenas sensaciones, que realizar un muy buen papel en el debut en casa, que va a llegar en esta semana. Primero con la miniserie de dos juegos frente a los Giants (el martes y el miércoles) y después con la serie frente a los Dodgers (Viernes, Sábado y Domingo).

Dos series que no están exentas de cierto morbo, por ser los rivales que son, los que van a inauguran el año beisbolístico en el PETCO Park. San Francisco, el gran rival del año pasado (y que finalmente logró alcanzar la gran gloria, por la que aspirábamos nosotros) y Los Angeles, el eterno rival.

Dos muy buenas series, en las que esperamos poder ver lanzado a Mat Latos, que avanza a marchas forzadas, hacia su recuperación. El sábado ya tuvo una sesión de lanzamientos y parece que las sensaciones fueron bastante buenas, por lo que se invita al optimismo.

Por lo pronto, el que abrirá las hostilidades en el debut de los Padres en nuestra casa, será Aaron Harang, que se verá las caras con Madison Bumgarner. Pero eso es otra historia. Una historia que comenzará el martes. Una historia que estamos impacientes porque empiece.

 

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Se ganó la primera serie del año.

Si bien el primer juego del año tuvo emoción sin igual, para darnos la bienvenida a este nuevo curso que acabamos de comenzar, el segundo juego del año nos deparó una tremenda alegría al poder ver a los Padres triunfando a lo grande en Saint Louis, con un resultado contundente y que al mismo tiempo nos permite lograr alcanzar la victoria en la serie, la primera del año.

Por cierto que es la primera serie que los Padres logran vencer en Saint Louis desde Septiembre de 2006.

SAN DIEGO 11 – SAINT LOUIS 3 (4/02/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
San Diego Padres 0 2 0 1 6 0 0 0 2 11 9 1
Saint Louis Cardinals 2 0 1 0 0 0 0 0 0 3 6 1

Richard (96 lanzamientos-64 strikes) lograba alcanzar su primera victoria del año, al lanzar las seis primeras entradas del juego, cediendo cinco hits y tres carreras (incluyendo el solo HR de Pujols en la tercera entrada y que brindaba de manera momentánea la victoria a los Cardinals). Pero la una fulgurante sexta entrada de nuestros chicos, hizo que el juego se desequilibrase de manera definitiva y finalmente no tuvo ningún tipo de problemas para llevarse el triunfo final.

Tras él, Frieri (14 lanzamientos-9 strikes) cediendo un hit y una base por bolas, Luebke (16 lanzamientos-11 strikes, logrando dos strikeouts) y Neshek (10 lanzamientos- 8 strikes, logrando un strikeout), se encargaron de que los Cardinals no pudiesen ni siquiera acercarse un poco en el marcador. El juego estaba definido, y en esta ocasión la ofensiva tuvo muchísima culpa de ello.

Destacar sobre manera, la labor individual de Headley que igualó su record personal al impulsar cuatro carreras en un juego, incluyendo un HR de dos carreras en la novena entrada que terminaba de rematar a unos ya vencidos Cardinals, a esas alturas del juego.

También Clayton Richard destacó en ataque y no sólo en defensa, ya que produjo dos anotaciones, y sin necesidad siquiera de sacar la bola del cuadro. También él iguala su record personal, en este sentido.

Pero no sólo ellos lograron destacar al bate, ya que Hundley lograba dos hits e impulsar dos carreras, Venable lograba un hit, anotar una carrera e impulsar otra, Ludwick (esta vez más entonado en su regreso a la que fue su casa), en tres turnos de bateo, logró dos hits, anotar cuatro de las once carreras del equipo e impulsar una más.

Finalmente Maybin, que tan crucial fue para el desarrollo del primer choque del año, volvió a estar en el centro del jardín (recordemos que tuvo que retirarse del juego en la undécima entrada con molestias, no sin antes haber provocado la jugada que nos brindó la primera ventaja del año), y también volvió a estar fino en la ofensiva, ya que en los cuatro turnos de bateo de que dispuso, logró un hit, anotó dos carreras e impulsó una carrera más (la segunda del año).

En definitiva, esta es la lectura de los números del juego, pero el trasfondo de todo esto es que los Padres, que fueron subestimados en el año pasado y que finalmente nos brindaron un excelente año, han vuelto a comenzar con fuerza, demostrando que siempre son un equipo con muchas posibilidades en este salvaje Oeste. Su espíritu de luchar sin descanso, que mantiene viva la fe hasta el final, unido a una división que siempre es imprevisible (quizás es la más imprevisible de las Grandes Ligas), hace que los fans de los Padres podamos volver a soñar igual que lo hicimos el año pasado, con una lucha sin cuartel hasta el final, por una postemporada que el destino nos arrebató a última hora y que por lo tanto nos debe.

Para saber de esto, todavía nos queda mucho camino por recorrer. Lo importante no es como empieza la historia, sino como termina, pero este bonito inicio de campeonato nos hace albergar ilusiones de que el desenlace final puede traernos buenas noticias.

Por lo pronto hay que pensar en el siguiente partido, que bien podría ser la primera barrida del año. Ahora le toca el turno a los Cardinals… ¡Y QUE PASE EL SIGUIENTE!

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Lucha hasta el final, sin perder la fe.

                                                                                                                                                                                                                                                                            El día de hoy, era un día especial. No era un día cualquiera, ya que desde por la mañana ya tenía el gusanillo en el cuerpo del béisbol. Tenía ganas de que llegase la noche y así poder ver a los Padres, en el debut de este 2011.

Mi mujer y yo preparamos una cena especial y nos dispusimos a disfrutar del primer juego del año, que por fortuna para mí, era por la mañana temprano en América y por lo tanto las diez de la noche en Europa, con lo que me evitaba el tener que trasnochar para ver el juego.

Durante todo el día me venía a la cabeza recuerdos de temporadas pasadas, tratando de descifrar como nos iría en esta, cosa que sólo el tiempo nos dirá. Me acordaba del desastroso 2008, sólo una temporada después de quedar fuera de la postemporada en el juego de desempate frente a Colorado. Me acordaba del tremendo final de temporada en el 2009, cuando en los últimos 62 juegos del año, tuvimos el excelente balance de 37-25, que nos hizo albergar esperanzas de cara al siguiente año. Me acordaba del sensacional año que tuvimos en la pasada campaña, cuando tras vencer 60 juegos de los 100 primeros partidos del año, la postemporada que tan segura veíamos se nos esfumaba en el último suspiro, allá por el pasado 3 de Octubre. También me preguntaba que habría sido de nosotros, si en una única temporada hubiésemos tenido el balance de 37-25 del final del 2009 y el 60-40 del comienzo del 2010.

Pero todo eso es pasado y recuerdos. Cosas que te vienen a la cabeza en momentos como este y que sólo demuestran las ganas de que el béisbol retorne a nuestras vidas.

Y el juego llegó. Fue de lo más emocionante y demostró lo que van a ser los Padres durante toda la temporada: Lucha sin cuartel hasta el final. Sin lucha hasta el final, no tendremos nada y este equipo nos tiene acostumbrados a no rendirse nunca, lo cual es algo de lo que nos tenemos que sentir muy afortunados.

SAN DIEGO 5 – SAINT LOUIS 3 (3/31/11) 

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS FACEBOOK & TWITTER

  10  11    R 
San Diego Padres 0 0 0   1   1  0 0 0 1 0 2   5 8 0
Saint Louis Cardinals 1  0 0 1  0 0 0 1   0 0   3 12 1

 

El partido no comenzó del modo en que hubiesemos querido. Ya en la primera entrada, Stauffer llegó a ceder un triple a Rasmus que finalmente se convirtió en la primera carrera del juego y del año para los Cardinals, gracias al hit que posteriormente conseguiría Holiday. Así comenzaría una andadura que nos llevaba a ir por detrás siempre de Saint Louis y estar obligados a empatar para seguir en el juego.

Y mientras ellos acumulaban hits (que no más carreras) y Stauffer se cargaba de lanzamientos (finalmente realizaría 92 lanzamientos para cubrir las seis entradas en las que estuvo sobre la loma), nuestro lanzador rival, Capenter, no hacía más que eliminar a los nuestros uno tras otro sin que alcanzásemos base. En el primer turno de bateo de los nuestros nadie logró un hit y todos fueron eliminados, a excepción de Ludwick que golpeado por la bola, ocupó la primera base, sin que llegase demasiado lejos, porque una doble eliminación de él y Headley, justo después de embasarse, frustó ese pequeño logro de los Padres.

Tuvimos que esperar a Venable, con un doble en la cuarta entrada, para ver opciones de anotar de nuestro equipo. Y lo logramos merced a un globo de sacrificio de Hudson que permitió a Venable avanzar de tercera a home. Pero la alegría duraría poco, ya que en la parte baja de esa misma entrada, los Cardinals lograrían ponerse de nuevo por delante, con una carrera que anotaría Berkman, impulsada por Molina.

Otra vez por detrás y otra vez a remontar. Y lo hicimos. Hundley impulsó la carrera del empate, que anotaría Ludwick, en su regreso a la que era su anterior casa. Empate a dos y estábamos en el quinto asalto.

El desarrollo del juego pudo cambiar antes de alcanzar los últimos compases de las nueve entradas. En la sexta entrada, Stauffer se vió tremendamente comprometido cuando con corredores en primera y segunda, tenía tres bolas y ningún strike, además de cero outs en el casillero. Las bases llenas y sin eliminados, era más que una posibilidad. Pero sacó de la chistera una sensacional acción de engaño que permitió la eliminación del hombre que estaba en segunda base y posterior eliminación del bateador, desahogaba mucho la situación creada. También nosotros llegamos a tener las bases llenas, pero con dos outs no se pudo sacar provecho de la situación ventajosa que tuvimos.

Y justo después de esto, fue que llegó el duelo de homers que protagonizaron Holiday y Maybin. Primero Holiday en la parte baja de la octava entrada anotó un solo HR (frente a Adams), justo antes de que Maybin evitase un HR de Pujols. Pero frente al fabuloso hit de Holiday, nada pudo hacer. Y con este homer, el partido se ponía muy, pero que muy cuesta arriba. Y más aun con los primeros outs que vimos en la parte alta de la novena entrada, pero entonces llegó Maybin.

Maybin conectó un solo HR, que no solo nos permitía seguir vivos en el juego, sino que también significaba el primer HR de un jugador de los Padres en el juego inaugural de la temporada, en las últimas campañas. Un gran protagonismo de nuestro center fielder, que no quedaría sólo en este gran acto.

El destino le tenía previsto algo más y sería muy importante. En la parte baja de la undécima entrada, y nuevamente con dos outs, pero en esta ocasión con Headley en primera base, conectó un sencillo que, en primera instancia permitió a nuestro tercera base llegar a tercera base (curioso juego de palabras). Pero gracias a un fallo de la defensa de los Cardinals, Headly pudo llegar a home y dar la primera ventaja del partido para los Padres. Y la primera ventaja de los Padres en el juego y en la temporada llegaba en el undécimo asalto.

Y el mérito de Maybin fue aun mayor si tenemos en cuenta que en la acción  de bateo, se lesionaba (a estas horas no se el alcance de la lesión) y que muy tocado, sin poder andar demasiado, llegó a segunda base, después de ver la cadena de errores que permitían anotar a Headley. Hunter le sustituyó y fue él quien anotaría la quinta carrera de los Padres en el partido, tras un gran hit de Hundley.

Ventaja de 5-3 en la parte baja de la undécima entrada y Heath Bell, entraba en acción. Y el primero quedó fuera, mientras que Molina se preparaba para batear. Golpeó al centro del cuadro y Bartlett mandó a primera para lograr el segundo out y dejar la victoria muy cerca.

Ya sólo quedaba eliminar a uno más (Schumaker) y Bartlett se encargó de ello al lograr cazar una bola al vuelo que le daba a Bell el primer save del año, a los Padres la primera victoria de la temporada y a nosotros el primer alegrón de los muchos que nos aguardan este año.

Sin duda una tremenda alegría y cierta sorpresa porque las cosas podían haber sido algo distintas sin la divina intervención de Maybin en la recta final del juego.

Mañana descanso y a seguir disfrutando de la victoria de hoy. Después volveremos a disfrutar de nuestros queridos San Diego Padres, que estoy seguro que nos van a deparar muchas gratas sorpresas este año, por que no se van a dar por vencidos nunca.

 

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.