Faltó muy poco para sacar las escobas.

Lástima. La barrida parecía muy cercana ayer, cuando lográbamos vencer sin paliativos a los Cardinals en su feudo, anotando once carreras.

Pero en esta ocasión el protagonista iba a ser un jugador con el uniforme de Saint Louis.

Jaime García, se encargó el solito de silenciar los bates de los Padres. Los mismos bates que tanto ruido habían hecho, tan solo veinticuatro horas antes. García, lanzó las nueve entradas del juego, sin permitir que ninguno de los nuestros anotase ni una sola carrera.

 

Sus 102 lanzamientos, con 65 strikes (9 strikeouts), le bastaron para completar los nueves innings, en las que cedió tan sólo cuatro hits y dos bases por bolas. Números más que suficientes para acreditarle como el jugador protagonistas del juego.

SAN DIEGO 0 – SAINT LOUIS 2 (4/03/11)

SIGUE EL ENLACE PARA VER EL PARTIDO CONDENSADO A TRAVES DE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK & TWITTER

  1 2 3 4 5 6 7 8 9     R H E
San Diego Padres 0 0 0 0 0 0 0 0 0      0 4 1
Saint Louis Cardinals 0 0 0 0 1 0 0 1 X     2 7 0

 

Y verdaderamente fue una lástima, porque la labor de su contrincante, nuestro lanzador Moseley, también fue digna de merecerse la victoria. Completó siete entradas, lanzado 83 lanzamientos y logrando 53 strikes (2 strikeouts). En estos siete innings, cedió sólo cuatro hits y una base bolas, pero encajó una carrera en el quinto episodio que sería más que suficiente para hacerle encajar su primera derrota del año. Gregerson (20 lanzamientos-12 strikes-1 strikeout), completó la participación de los Padres sobre la loma, cediendo tres hits y una carrera, que sentenciaría de manera definitiva el choque, que a punto estuvo de significar la primera barrida del año.

Sin embargo, los frailes tuvieron que regresar las escobas a su equipaje, por culpa de la fabulosa actuación de García en la loma de los locales y por la inoperancia ofensiva que mostramos en el juego de hoy. Una inoperancia de la que no hicimos gala en ninguno de los primeros juegos (especialmente en el segundo, en el que la productividad ofensiva brilló a gran altura).

Pero en el desenlace de la serie, la ofensiva se pareció más a la de la recta final de la pasada campaña, que a la del comienzo de esta. Tan sólo Bartlett y Headley se quedaron colgados en base (en posición de anotar) y sin poder materializar la carrera. Y los únicos que pudieron lograr algo al bate, fueron Bartlett, Hudson, Hundely y el propio Moseley, conectando un hit cada uno de ellos, en una jornada pobre en esta faceta del juego, para los Padres.

Yadier Molina, impulsando la carrera de Lance Berkman, en el quinto episodio y Ryan Theriot, impulsando la carrera de Skip Schumaker, en la octava entrada, fueron los únicos aportes ofensivos a la pizarra del Busch Stadium en el juego del domingo.

Ahora la serie frente a los Cardenales, ya ha quedado atrás. Nos ha dejado buen sabor de boca, a pesar del último tropiezo que hemos sufrido y que nos ha impedido completar la barrida.

Pero hemos alcanzado la victoria en la serie, con lo que hemos comenzado con buen pie el año y con balance positivo. Eso es algo por lo que sentirse contento, aunque esto no haya hecho más que comenzar. Pero demuestra que en el espíritu de los Padres del 2011, está la intención de culminar el trabajo que casi se completó en el 2010 y que finalmente quedó inconcluso.

Y que mejor manera de asentarse en este buen comienzo de año, para que los Padres continúen dándonos tan buenas sensaciones, que realizar un muy buen papel en el debut en casa, que va a llegar en esta semana. Primero con la miniserie de dos juegos frente a los Giants (el martes y el miércoles) y después con la serie frente a los Dodgers (Viernes, Sábado y Domingo).

Dos series que no están exentas de cierto morbo, por ser los rivales que son, los que van a inauguran el año beisbolístico en el PETCO Park. San Francisco, el gran rival del año pasado (y que finalmente logró alcanzar la gran gloria, por la que aspirábamos nosotros) y Los Angeles, el eterno rival.

Dos muy buenas series, en las que esperamos poder ver lanzado a Mat Latos, que avanza a marchas forzadas, hacia su recuperación. El sábado ya tuvo una sesión de lanzamientos y parece que las sensaciones fueron bastante buenas, por lo que se invita al optimismo.

Por lo pronto, el que abrirá las hostilidades en el debut de los Padres en nuestra casa, será Aaron Harang, que se verá las caras con Madison Bumgarner. Pero eso es otra historia. Una historia que comenzará el martes. Una historia que estamos impacientes porque empiece.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

1 Comentario

¿Qué tal, Berkut? Lamento no haberme podido pasar antes, pero he estado muy atareado con el inicio de un nuevo semestre en la universidad y no pude hacer mi posteo de hoy sino hasta hace pocos minutos.

Parece que esta vez sacaron, lamentablemente, la carta equivocada, y se toparon con un Jaime García intratable. En mi modesta opinión, se parece bastante a nuestro Ricky Nolasco, ya que tiene esa peculiaridad de ser como un yo-yo: un día no le puedes ni dar, y al otro te cansas de sacarle hits.

Me alegro que hayan podido salir bien contra los Cardinals. Son un equipo dificilísimo de enfrentar, ya que tienen un plantel sólido en todas sus líneas. Aunque sin Adam Wainwright, su rotación pierde una considerable cantidad de puntos.

Saludos desde Santiago de Chile.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: