Remontando el vuelo en la Liga del Cactus.

Tras una serie de tres derrotas de manera consecutiva, que habían estropeado nuestro balance en la Liga del Cactus (que hasta entonces estaba rondando siempre el equilibrio), ahora los Padres han enmendado el rumbo con una serie de buenos resultados que nos conducen por una senda más positiva, habiendo regresando incluso el potencial ofensivo que mostramos la semana pasada.

Unos buenos resultados, que han llegado de la mano de las victorias frente a Cincinnati y Texas, en unos emocionantes juegos en los que brilló la loma de los Padres, un caudal ofensivo fluido y en el que también destacaron en el seno de los Padres, las dolencias de algunos de nuestros jugadores, que hacen peligran su presencia en el juego inaugural de la temporada.

   1   2   3   4   5   6   7   8   R   H   E 
Cincinnati Reds 0 2  0 0 0 0 5  0 0 7 10 1
San Diego Padres 2 0 0 1 0 6 0 1 X 10 16 0

CINCINNATI 7 – SAN DIEGO 10 (3/23/11)

La primera de estas dos victorias consecutivas, se dio frente a los Rojos de cincinnati, en un juego en donde la mejor noticia del juego, fue ver en la loma de los Padres a un inmenso Stauffer, que lanzó seis innings (81 lanzamientos-53 strikes), cediendo seis hits y dos carreras (que cayeron del lado de los Reds en el segundo episodio, gracias a un HR de dos carreras de J. Francisco) y logrando ponchar a cuatro. Unos números que le valieron para alzarse con su segunda victoria de la pretemporada y demostrar que cada día que pasa se encuentra mejor y más preparado para el inicio del nuevo curso (recordemos que se había perdido su última titularidad primaveral, a causa de problemas en su cadera derecha).

Tras él, en la loma se sucedió Gregerson, que no protagonizó una destacable entrada, en la que cedió cinco carreras (incluyendo un HR de dos carreras de Mesoraco). Sus 16 lanzamientos, se transformaron en 10 strikes, cediendo cuatro hits y las cinco carreras mencionadas. Cinco carreras que apretaron un juego que los Padres habían dejado casi resuelto en el tueno de bateo anterior, en donde nuestro ataque lució esplendido al lograr seis carreras.

Pero a pesar de que el juego quedó más apretado, Adams (7 lanzamientos- 7 strikes) y Moseley (10 lanzamientos – 7 strikes) se encargaron de que los Reds no pusiesen más picante a la contienda y el marcador permaneció ya inalterado hasta el final, ya que ambos lanzadores no cederían nada a los chicos de Cincinnati.

En ataque, los 16 hits, transformados en 10 carreras, dijeron mucho a favor de nuestra ofensiva, en la que destacó sobremanera, Will Venable que lograría dos hits en cuatro turnos de bateo (un solo HR en la primera entrada incluido), e impulsando tres de las diez carreras que anotaríamos.

El resto de carreras impulsadas vinieron de la mano de Denorfia (dos hits y dos carreras anotadas), Guzman, Headley, Forsythe, Frandsen (dos hits) y Cabrera.

Pero si con la victoria frene los Rojos, nuestro balance se colocaba en 11-13, cuando terminó el choque del jueves (frente a los Texas Rangers), nuestro balance mejoró aun más, acercándose mucho al equilibro (lo que casi siempre ha sido nuestra tendencia en la Liga del Cactus, esta primavera). Un balance de 12-13 que se lograba en juego muy emocionante e igualado, que solo se pudo decidir en entradas extra.

   1   2   3   4   5   6   7   8  10   R   H   E 
San Diego Padres 1 1 2 0 0 0 0 0 0 3 7 8 1
Texas Rangers 1 1 1 1 0 0 0 0 0 0 4 7 1

SAN DIEGO 7 – TEXAS 4 (3/24/11)

En la loma pudimos disfrutar de un Harang que no tuvo tanta fortuna como la Stauffer en el juego anterior. También cedió seis hits, pero sus seis hits cedidos se transformaron en cuatro carreras (una en cada una de las cuatro primeras entradas que lanzó). 99 lanzamientos y 63 strikes, fue su balance, en un juego en el que regalaría dos pasaportes a primera además de un solo HR a Hamilton (en el segundo inning con dos outs).

Pero la loma se mantuvo muy firme después de la cuarta entrada, y ya no cedería más alegrías a los Rangers. Harang no cedió ninguna carrera más en la quinta entrada, como tampoco lo harían Neshek (15 lanzamientos-10 strikes, cedió un solo hit, el útltimo que lograrían los Rangers, y logró un strikeout), Friei (11 lanzamientos-7 strikes, logró un strikeout), Luebke (11 lanzamientos-7 strikes, logró un strikeout), Flores (13 lanzamientos-7 strikes) y Burke (16 lanzamientos-9 strikes)

En ataque destacó el globo de sacrificio de Cantu, en la primera entrada y que permitió la primera carrera del juego que materializó Venable; el doble productor de Hundley en el segundo episodio y que permitió anotar a Headely; el error de Tracy (primera base los Rangers) cuando bateaba Ludwick que colocó a este en primera base y mandó a home tanto a Guzman como a Cantu en la tercera entrada; y por supuesto lo logrado en la décima entrada.

En esta decisiva entrada, Kyle Phillips lograba con fortuna colocarse en primera base, al golpear la bola en la almohadilla y provocar esta situación que lograse alcanzar base antes de ser eliminado. Tras él las bases se colapsaron algo más con la base por bolas relagada a Logan Forsythe. Una dejada de sacrificio de Everth Cabrera aceraba mucho la posibilidad de anotar para los Padres (y eso que a punto estuvo Phillips de quedar eliminado en segunda base al intentando arriesgar al máximo, antes de que llegase la dejada de Cabrera).

Después de esto, vino la debacle para los Rangers cediendo a Dean anna y a Oscar Salazar sendas bases por bolas que abrieron el marcador en la entrada. Sawyer Carroll lograría un sencillo productor que cerraría la cuanta de los Padres junto con el hit by pitch sufrido por Rob Johnson.

 Pero sin duda lo peor del partido vino de la mano de Cameron Maybin, que tuvo que retirarse con dolencias en su cuádriceps derecho.

Maybin fue reemplazado en la alineación en la parte inferior de la segunda entrada por Jesús Guzmán, quien jugó el jardín derecho. Will Venable se trasladó desde el jardín derecho al jardín central.

Y no es el único jardinero que está teniendo problemas. Cunningham tiene una distensión en la pantorrilla y Ludwick retornó el jueves frente a los Rangers después de haber perdido algunos encuentros.

Pero sin duda todas las miradas del jardín están puestas en Patterson, que posiblemente tenga que comenzar la temporada en la lista de lesionados. Ya se ha perdido los últimos cinco juegos (incluido el del jueves frente a Texas) y de recuperarse, no volvería a jugar hasta el lunes. Teniendo en cuenta que el martes concluirá el campamento primaveral, es más que probable que se le reserve y que Bud Black deje la decisión de si juega o no en Saint Louis, hasta ese momento y no se quiera arriesgar. Bud Black ya ha manisfestado que Patterson iniciará la temporada si se está completamente seguro de la recuperación de sus molestias. Si no, su destino momentáneo será la lista de lesionados.

Hasta el momento estaba bateando para un promedio de .438, nueve hits de extra-bases, incluyendo un HR, un triple y nueve dobles.

Si los Padres incluyen a Patterson en la lista de lesionados, el primer juego que podría jugar sería el 5 de abril, cuando los Padres se enfrenten a los Gigantes en el primer partido en casa. El mismo caso que vive nuestro lanzador Joe Thatcher, quien comenzará la temporada en la lista de lesionados a causa de un dolor en el hombro.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

PUBLICADO EL 25 DE MARZO DE 2011

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: