En busca de la recuperación de un gran Ludwick.

Estamos a una semana del inicio de los juegos primaverales de pretemporada y vemos como los jugadores de posición, ya están a la orden de Bud Black en Peoria. Viendo estos entrenos, no puedo olvidarme del final de año que tuvo la ofensiva y como se han intentado enmendar las cosas para el 2011.

 

El año pasado, el éxito estuvo muy cerca de visitar a la familia de los Padres, Estuvimos todo el año rondando el pase a la postemporada, pero un bajón ofensivo, bastante considerable, al final de la temporada, dejó en el tintero todas nuestras esperanzas. Un bajón ofensivo, que dejaron inservibles algunos juegos de excelente pitcheo, como el último en casa frente a Chicago Cubs y que terminarían pasándonos factura. Eso unido al bajón de alguna de nuestras estrellas como el caso de Latos (a pesar de ello, demostró su excelente valía y se erigió en el estandarte de los Padres para el futuro), sentenció definitivamente a unos Padres que se sobrepusieron a la adversidad y que con espíritu de lucha innegable, lograron llegar vivos al último partido del año. Su fe inquebrantable les permitió luchar hasta el final, aunque la recompensa finalmente no llegase.

 

Ahora afrontamos el 2011, con renovadas esperanzas, al tiempo que tenemos las razonables dudas, que a los fans nos surgen, cuando vemos en nuestro equipo, las cosas tan cambiadas, respecto al año anterior. Y es que las caras de estos Padres, se diferencian bastante a las del 2010.

 

Y nuestras dudas y nuestro interés (respecto del 2011), se centra nuevamente en la ofensiva de los Padres. Ya hemos visto en años anteriores, que la base de los éxitos de los Padres, es su pitcheo, pero la ofensiva a de acompañar si queremos acercarnos a lo logrado el año pasado. Y cuando pienso en esto, un nombre me viene a la cabeza, y no es el de Adrian Gonzalez, sino el de Ryan Ludwick.

 


407886.jpg

 

Ludwick ha declarado que está emocionado, con el inicio de esta nueva campaña, y que la afronta con la clara intención de poder borrar, según sus palabras, los dos peores meses de su carrera.

 

En su llegada a San Diego, el jugador proveniente de Saint Louis, fue adquirido con la clara intención de darle una digna réplica ofensiva a Gonzo y así poder incrementar la ofensiva de los Padres y nuestras opciones de clasificar a la postemporada. Pero la realidad se torno bien distinta a las expectativas creadas.

 

Tras 59 juegos con San Diego, su promedio descendió a los infiernos de un .211, con tan sólo 6 HRs, 26 carreras impulsadas y 57 ponches en 209 turnos al bate. Llegaron a ser tan bajos sus números y tan grande la frustración de los fans (que le teníamos considerado como un refuerzo fundamental para la temporada), que llegó a ser abucheado, cosa que espero que no repita en el PETCO Park.

 

Eso es algo que le dolío. ¿Como no va a dolerle un gesto parecido a ese? Sin embargo, Ludwick asumió toda la responsabilidad de su juego y apostó por continuar en San Diego, para poder redimirse de tan nefasto final de 2010 (llegando los Padres y él a un acuerdo por la suma de 6,775 millones dólares, evitando el arbitraje).

La recuperación de su lesión de pantorrilla, es clave para olvidar el 2010 y afrontar el 2011, con las renovadas ilusiones que tiene en este Spring Training. Y la recuperación de Ludwick al bate, es fundamental para unos Padres que ya no contarán con la maestría de Gonzo.

 

Tras la marcha del TITAN, la labor de Ludwick se hace fundamental, para poder recoger el testigo que el mexicano deja en la franquicia. Aunque recuperar el potencial ofensivo, perdido ya hace algunas temporadas, no será tarea exclusiva de Ludwick. Hoyer lo sabe y ha realizado movimientos que respalden a Ryan esta temporada.

 

JBartlettx-large.jpgLa llegada de Jason Bartlett y de Orlando Hudson (lo que supuso la despedida de Eckstein, Miguel Tejada y Jerry Hairston), supone la llegada de una dupla muy ilusionante para nosotros.

 

En Hudson y Bartlett, los Padres no sólo tienen un nuevo dúo para el medio del cuadro, sino que también un gran dúo para la parte alta del lineup. Pero eso sí, vienen a San Diego con la clara intención de repuntar en sus carreras, tras ir de bajón en los últimos años.

 

Hudson bateó .268 con seis HRs y 37 anotaciones por los Mellizos. Tiene promedio de en su carrera de .280 con porcentaje de embasarse de .346 en nueve campañas de Grandes Ligas.

En el caso de la posición de shortstop, su productividad ofensiva en el 2010, fue de .254, con cuatro HRs y 47 carreras impulsadas en 135 juegos, siendo en el 2009 cuando tuvo su mejor año, con .320 y 14 HRs y 66 carreras impulsadas. Ambos estarán, en principio en la parte alta del lineup, tratando de dar a los Padres (junto con Maybin y Ludwick) más impulso ofensivo a unos Padres, muy carentes de esto en los últimos años.

 

También se espera un poder de bateo mayor, que el exhibido en el 2010, de jugadores como Cantú, Headley y  Hawpe. Hawpe tiene promedio, en su carrera, de .279, impulsando 116 carreras con los Rockies en el 2007. La temporada pasada, bateó .245 con nueve vuelacercas y 44 impulsadas en 103 juegos con Colorado y Tampa Bay. El nuevo primera base de los Padres tendrá la difícil tarea de no hacer sentir demasiado, la baja de Gonzo.

 

Esperemos pues, que la ofensiva se incremente tanto como para poder dar la réplica a un gran pitcheo, que confío tendremos en la próxima campaña. Si estas dos cosas se unen, los ingredientes para lograr, lo que no pudimos lograr en el 2010, estarán puestos sobre la mesa.

 

Para terminar, comentar que los jugadores de posición de los Padres, en las últimas horas, se pusieron en marcha con una ronda completa de ejercicios, antes de que la tormenta que azotó a San Diego el viernes, llegase a Phoenix el sábado por la tarde. Los vientos eran lo suficientemente fuertes como para impedir una normal sesión de trabajo.

 

Los jugadores de posición ya tuvieron sesiones de práctica de bateo y ejercicios defensivos. Por cierto que según se podía leer un artículo del periódico Sign On San diego, los primeros aplausos se los llevó  Kevin Frandsen, con una espectacular jugada en el jardín derecho.

 

Hasta muy pronto desde España.

 

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.


Berkut Martin 2.jpg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: