Resuelto el proceso de arbitraje.

Los Padres han cerrado un capítulo importante, de cara a perfilar de manera definitiva las piezas para el 2011. Han llegado a un acuerdo para el 2011 con Heath Bell, Mike Adams, Tim Stauffer, Chase Headley y Ryan Ludwick, evitando así las audiencias de arbitraje, siendo todos los acuerdos por un año, en los que Heath Bell cobrará 7,5 millones de dólares, Ryan Ludwick 6,377,500 dólares, Mike Adams 2.535.000 dólares, Chase Headley 2,325 millones de dólares y Tim Stauffer 1,075,000 dólares. Hay que recordar que anteriormente, a este prolífico martes (donde se acordaron los mencionados contratos), los Padres habían firmado a Jason Bartlett por un contrato de dos años y 11.5 millones de dólares y a Chris Denorfia con un contrato de una temporada y 800.000 dólares.

El caso más interesante de los mencionados, es el de Heath Bell. Como ya comenté anteriormente, tras la marcha de Gonzo a Boston, era más que evidente que los rumores de un traspaso de nuestro closer a otro equipo, no se iban a hacer realidad en esta offseason. Pero el acuerdo al que tenían que llegar Bell y los Padres, no era por un año, sino llegar a un acuerdo multi-anual, ya que Bell se convertirá en agente libre, al finalizar la temporada 2011. Y con la salida del TITAN de San Diego, Bell es uno de los grandes referentes de la franquicia.

 


bell_asg_715.jpgPero no hay que asustarse, pensando que el acuerdo por un año, sea una señal de que los días de Bell en los Padres estén contados, ya que ambas partes han llegado al compromiso de discutir una extensión de varios años, durante los entrenamientos de primavera y esto es fundamental para el futuro de los Padres. De hecho,
Bell expresó que estaba muy contento por el acuerdo para el 2011, pero que lo estaba aun más, por la oferta que los Padres han hecho a su agente Sam Levinson, para sentarse durante la pretemporada y discutir un contrato a largo plazo. Y es que ha dejado muy claro que su intención es pasar el resto de su carrera deportiva, como un Padre en San Diego.

De momento ha visto, como los 4 millones de dólares del año pasado, prácticamente se han duplicado para la campaña que ha de comenzar. El mayor escollo para lograr el acuerdo multi-anual, deriva del hecho de que Bell, busque su gran contrato (el último de su carrera) y la economía de los Padres no pueda brindárselo, pero yo soy optimista al respecto y entiendo que por ambas partes, hay predisposición al acuerdo. El agente de Bell, Sam Levinson, podría poner encima de la mesa unas cifras cercanas (tal vez superiores) a los 20 millones de dólares por tres años.

 

El caso de Ludwick, en cierto modo, se asemejaba al de Bell, ya que Ludwick sería agente libre tras el 2011, si no hay un acuerdo que lo remedie. Sin embargo, el acuerdo sólo para el 2011 por 6,377,500 dólares, deja bien claro un mensaje de los Padres. Quieren ver la evolución del equipo en la próxima temporada (antes de comprometerse a un acuerdo multi-anual, con un gran montante económico) y la evolución de un jugador, que vino como un refuerzo importante para unos ilusionantes Padres 2010, y que no rindió como de él se esperaba. Y de él se espera mucho para el 2011, donde el propio Ludwick, se quiere reencontrar. Ludwick parece que ha añadido 15 libras a su cuerpo mientras que ha disminuido la grasa corporal en un 3 por ciento, y ahora afronta un importante año para el futuro de su carrera deportiva, sea o no en el seno de los Padres.

Finalmente señalar que con estos acuerdos, los Padres han gastado 20,21 millones de dólares para firmar a los cinco jugadores, que es alrededor de 2 millones de dólares más, de lo que se preveía para llegar en los acuerdos con los jugadores elegibles de arbitraje.  Esto, contando con el gasto generado en el acuerdo con Headley, ya que antes del comienzo de la temporada no se contaba con que él estuviese en el arbitraje, hasta que terminase la temporada 2011, pero se convirtió en un “Super Dos” por el margen de dos juegos. La designación ha dado lugar a un aumento de alrededor de 1,9 millones dólares en 2011, respecto de su contrato de 2010 (427.000 dólares).

Un desembolso económico (el de los acuerdos con los cinco jugadores) que tendremos que tener muy en cuenta a la hora de saber cuales serán los movimientos económicos-incorporaciones, que se realizarán en lo que nos queda de invierno (además los Padres ya han comprometido 35,5 millones de dólares en 2011 con 11 jugadores con servicio de más de tres años). Con todo esto, el roster de los Padres, en el Opening Day, va a tener una nómina alrededor de los 42 millones dólares, con una cifra final para la lista de 40 jugadores, que probablemente superará los 44 millones de dólares. Supondrá, aproximadamente, un incremento de 5 millones de dólares respecto de la temporada anterior, lo que no impedirá que siga siendo uno de los totales más bajos en las grandes ligas.

 

Ahora habrá que estar atento a los rumores de la caza y captura de un lanzador que pueda entrar en la rotación (cada vez está más cerca un acuerdo entre Young y los Mets).

 

Hoyer ha confirmado que el receptor Gregg Zaun, ha acordado un contrato de ligas menores con los Padres (logrando un contrato de 800.000 dólares, si está en el roster del equipo, el Día Inaugural), mientras que las negociaciones por Chad Qualls, se completarán entre el miércoles y el jueves.

 

 

Hasta muy pronto desde España.

 

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.


Berkut Martin 2.jpg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: