Bell quiere quedarse en San Diego.

A la espera de lo que ocurra con el proceso de arbitraje, uno de los puntos calientes del futuro más inmediato de los Padres, tiene nombre y apellidos: Heath Bell.

 

Tras la marcha de Gonzo a Boston, era más que evidente que los rumores de un traspaso de nuestro closer a otro equipo, no se iban a hacer realidad en esta offseason. Sin embargo el tema sigue estando candente, ya que Bell se convertirá en agente libre, al finalizar la temporada 2011 y se hace necesario llegar a un acuerdo con nuestro “cerrajero”, para que su estancia en San Diego, se prorrogue más alla de este año, o de no ser así, asumamos que su marcha (su traspaso a otro equipo), es tan inevitable como fue en el caso de Adrian Gonzalez.

 


alg_hundley_bell.jpg

En mi opinión, nuestro primer objetivo, respecto de este asunto, es llegar a un acuerdo y prolongar su estancia por varias temporadas más (por ser un jugador valioso, por ser un icono de los actuales Padres, etc), pero seamos serios, si el equipo no puede alcanzar un acuerdo, lo que es absurdo es ver como se marcha, sin que los Padres obtengan algo a cambio (me vuelvo a remitir al caso del TITAN y su canje a Boston).

 

Bell, está predispuesto a llegar a un acuerdo, y no sería descabellado pensar que antes de que termine el proceso de arbitraje, se llegue a un acuerdo multi-anual, al estilo de lo ocurrido con Jason Bartlett, ya que no hay que olvidar que en la pasada temporada, Bell tuvo un salario de 4 millones de dólares y ahora el aumento de salario sería considerable. Sería mejor llegar a un acuerdo multi-anual, que a un acuerdo en el proceso de arbitraje, porque de llegar al acuerdo de arbitraje, el mensaje que me llegaría a mí, es que Bell sería traspasado a otro equipo antes de llegar el All-Star Game (aunque en estas cosas hay que ser cauto, porque no se sabe como estarán los Padres en la clasificación del Oeste a esas alturas de temporada).

 

El mayor escollo para lograr el acuerdo, deriva del hecho de que Bell, busque su gran contrato y la economía de los Padres no pueda brindárselo. Hay radican mis dudas al respecto (de que se llegue a un acuerdo), pero yo soy optimista por naturaleza y entiendo, que por ambas partes, hay predisposición al acuerdo.

 

El agente de Bell, Sam Levinson, podría poner encima de la mesa unas cifras cercanas (tal vez superiores) a los 20 millones de dólares por tres años. Eso podría ser lo que tendría que meditar Hoyer a la hora de negociar, eso y los 6 o tal vez 7 millones de dólares que podría ganar Bell, tras el arbitraje.

 

¿Encajarán estas cifras en los planteamientos de futuro de los Padres? La respuesta a esa pregunta, la esperamos que impaciencia algunos de los fans, porque en mi opinión, de no llegar a un acuerdo multi-anual, el arbitraje sólo nos permitirá ver a Bell, vestido con el uniforme de los Padres, sólo hasta la llegada del verano. El tiempo irá mandando.

 

En otro orden de cosas, los Padres están empezando a perfilar quienes serán los jugadores que tomen parte del campamento de primavera, que ya se aproxima. Los Padres han añadido a la organización a dos jugadores (con contratos de ligas menores), Kevin Frandsen (infielder) y Guillermo Quiroz (catcher), los cuales han sido invitados al Spring Training al igual que otros 18 jugadores de ligas menores.

 

Frandsen, de 28 años, ha jugado partes de cinco temporadas con los Gigantes y los Angelinos, bateando para un promedio de .250 en 2010 con los Angelinos en más de 160 turnos al bate, jugando la tercera base, primera base, segunda base y en el jardín (como podíamos leer en la web de los Padres). Frandsen, que también puede jugar el campo corto, tiene un promedio de bateo de .243, en 568 oportunidades, en su carrera en las Grandes Ligas. Frandsen, bateador derecho, tuvo su mejor temporada con los Gigantes en 2007, bateando .269 en 109 juegos con cinco HRs y 31 carreras impulsadas. Según leíamos en la web de los Padres, y por fuentes de ESPN, si está en el roster de los Padres en el Día de Apertura, su salario sería de 575.000 dólares.

 

Quiroz, de 29 años, ha jugado partes de siete temporadas en las Grandes Ligas, con Toronto, Seattle, Texas y Baltimore. En su carrera, su promedio es de 0.208, en 255 turnos de bateo.

 

Entre Johnson y Quiroz estará la lucha, por ver quien será el reemplazo de Nick Hundley, en el 2011.


Otros jugadores de ligas menores que participarán en el campamento de Peoria (Arizona), serán:

 

Pitchers: Los lanzadores diestros serán Anthony Bass, Brad Brach, Craig Italiano, Casey Kelly, Alexis Lara, Scott Munter y Luis Perdomo, mientras que los lanzadores zurdos serán Colt Hynes, Rob Musgrave y Juan Pablo Oramas.

 

Catchers: Jason Hagerty y Kyle Phillips.

 

Infielders: James Darnell, Logan Forsythe, Jesus Guzman, Andy Parrino, Gregorio Petit y Anthony Rizzo.

 

Por ultimo, una mención muy merecida a los nuevos inmortales del béisbol (como rezaba en la web en español de los Padres)

 

El puertorriqueño, Roberto Alomar, considerado como el mejor segunda base de su generación, fue incorporado el miércoles al Salón de la Fama del béisbol, al igual que el lanzador Bert Blyleven, quien como Alomar ganó dos campeonatos de las Series Mundiales.

 

Es curioso que ambos se quedaron cortos el año pasado, por muy escaso margen, de alcanzar el 75% mínimo necesario en la votación de los miembros de la Asociación de Redactores de Béisbol de Norteamérica, pero en esta ocasión, Alomar logró el 90% en su segundo año en la lista de candidatos y Blyleven recibió el 79% de los votos en el penúltimo de los 15 años de elegibilidad.

 


89T206.jpgAlomar se convirtió en el tercer pelotero de Puerto Rico en alcanzar Cooperstown, junto con Roberto Clemente y Orlando Cepeda.

 

Un trocito del éxito de Alomar, nos lo llevamos nosotros, por lo que los Padres debemos de estar de enhorabuena, al ver como ha logrado alcanzar la gloria.

 

Tras firmar por los Padres, jugó en las ligas menores, siendo su primer año en 1985. En 1986 ganó el campeonato de bateo en la Liga de California con un promedio de 0,346. Alomar debutó en las Grandes Ligas en 1988 con los Padres, donde fue considerado como un excelente jugador defensivo, gracias a su gran velocidad, mostrando excelente jugadas espectaculares en las bolas de tierra. Ofensivamente hablando, era un jugador de bateo sólido, que golpeaba profundamente en el hueco entre primera y segunda base, y en las bolas golpeadas por el centro y detrás de la segunda base. Logró alcanzar un All-Star por primera vez en 1990 como jugador de reserva para la Liga Nacional. Tras ello su pase a Toronto y la gloria de dos Series Mundiales. Su camiseta esta colgada, en la misma sala de conferencias del equipo canadiense, donde daba su rueda de prensa de agradecimiento, tras conocerse el feliz desenlace. Mi enhorabuena.

 

Gracias dio a Alomar, a todos por alcanzar Coopertown. Del mismo modo, yo os doy las gracias a vosotros, por hacer que Padres hispanos, haya alcanzado el TOP 100 de los PRO BLOGS, en la MLBlogsfera. Gracias y aquí me tendréis al pie del cañón, para lo que necesitéis de mí.

 

Hasta muy pronto desde España.

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

 

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

Berkut Martin 2.jpg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: