diciembre 2009

Concédeme tres deseos, estrellita del Oriente.

Son pocas las horas que quedan al 2009. Pronto nos juntaremos con nuestros seres queridos y se nos escapará una lágrima, por aquellos que no tengamos cerca. Pero el 2010, trae todo un mundo de esperanza e ilusiones para todos.
Desde mi blog, deseo a todo el mundo paz y amor, para el año que entra, y que se cumplan nuestros más anhelados deseos, ahora que se nos plantean por delante 365 días para poder luchar por ellos. Deseo salud, para todos vosotros y vuestros seres queridos, para que os acompañe todo el año. Que el amor guíe siempre nuestros actos, para con nosotros mismos y los demás. Y que el dinero y el trabajo no falten en nuestras vidas, para no tener que pasar penurias, y así también poder ayudar al prójimo, cuando lo necesite. Y que Dios nos bendiga a todos.

Pero esto es un blog de beisbol, y después de desear lo mejor a todo el mundo, igual de la maravillosa Gloria Estefan, le pedía tres deseos a la estrellita del Oriente, yo también me atrevo a pedir tres deseos de beisbol, en esta noche tan especial para todo el mundo.

El primer deseo va dedicado a este blog. Que el 2010, sea un año magnífico para el beisbol, lleno de emociones y de maravillosos partidos, con los que poder disfrutar, y así poder llenar este blog de maravillosas entradas, hablando de unos má¡gicos Padres, que están siendo la revelación de la temporada. Y así poder comentar con más amantes de los Padres y del beisbol en general, el maravilloso año que vamos a vivir.

 

El segundo deseo, es muy personal: volver a San Diego. Ya hace algún tiempo que estuve caminando por sus calles, navegando en su bahía, cruzando el Coronado Bridge, y como no, disfrutando en el PETCO Park, de mis amados Padres. Volver, es la única palabra en la que podía pensar, cuando el avión despegaba de la ciudad, de vuelta a casa y si la salud nos respeta a mí y a los mós, lo pienso cumplir. PETCO Park…allá voy. 

El tercer deseo, es el mismo que tienen todos los que amamos a los San Diego Padres. Las Series Mundiales. Que mi viaje a San Diego, sea en Octubre de 2010, para estar un PETCO Park lleno a reventar, para ver a los Padres en el clá¡sico de Otoño y que junto a otras cuarenta y cinco mil gargantas, nos desgañitemos gritando de alegría por la victoria de los Padres en las Series Mundiales, del año que está por entrar. Da igual que ganemos con un Home Run en entradas extra del séptimo partido o habiendo sentenciado las Series Mundiales, en la cuarta entrada del cuarto partido, pero que el sueño de ser campeones del mundo se cumpla…y que pueda vivirlo allí con todos demás padres del otro lado del atlá¡ntico.

Veremos a ver cuántos deseos se cumplen en el año que entra. Ahora mismo eso es una incógnita, pero lo que es seguro es que lucharemos por que se cumplan. Yo por mi parte, espero ansioso el comienzo de la temporada, y desde mi casa, a través de internet, seguiré todos y cada uno de los partidos de los Padres y desde mi blog, aportaré mi pequeño granito de arena, apoyándoles siempre, y disfrutando con todos los habitantes de la MLBlogosfera, de la pasión que nos une: El BEISBOL.

FELIZ 2010 a todos y mis mejores deseos para que se cumplan vuestros tres deseos.

 

Una mirada al pasado: La entrada en el nuevo milenio.

Tras el enorme éxito cosechado en el 1998, los Padres comenzaron una travesía por el desierto que no terminó hasta que volvieron a los playoffs en el 2005 y 2006, y a punto estuvimos de repetir por tercera vez consecutiva en el 2007. Tras ello, otro caminar por el desierto, que todavía continúa hasta hoy.

Entre medias de todo eso, Tony Gwynn vivió con los Padres cuatro momentos mágicos. Uno en Montreal el día 6 de Agosto de 1999, cuando logró su hit número 3.000, otro con su retirada en el 2001, tras una larga y exitosa carrera deportiva con los Padres, otro cuando en el 2002, los Padres, retiraron su número 19, y el último y más entrañable fue su inclusión en el Hall of Fame, el 29 de Julio de 2007.


PETCOParkLogo150.jpgTambién el 2004 fue un año increíble para los Padres, cuando se trasladaron del Qualcomm Stadium al PETCO Park, pasando de jugar en Mission Valley, a jugar en el centro, cerca de Gaslamp District. Una auténtica joya, que catapultó a los Padres al siglo XXI.
Está revestido en piedra arenisca india y estuco; su acero expuesto está pintado de blanco y los 42.445 asientos fijos son de color azul oscuro. El diseño pretende evocar el color arena de los acantilados y las playas de San Diego, el azul del océano, y las blancas velas de los barcos en la bahía cercana, como se describe en muchas citas. A diferencia de muchos estadios al aire libre, en el que el bateador se enfrenta al noreste, en el PETCO Park, el bateador se enfrenta con rumbo norte, y los aficionados en las gradas,  tienen una vista de la bahía de San Diego y a la ciudad de San Diego más allá de los asientos del jardín izquierdo, así como una visión de Balboa Park, que contiene el zoológico de San Diego, más allá del centro del campo.  La dirección oficial del PETCO Park es el 19 de Tony Gwynn Way, en honor de los ocho veces campeón de bateo de la Liga Nacional, que llevaba ese número, durante toda su carrera en las Grandes Ligas con los Padres, y en el Park at the Park (algo muy distintivo del Estadio), está la estatua de Gwynn que fue presentada el 21 de julio de 2007. Pero si el Park at the Park, es algo muy característico del campo, la verdadera joya del PETCO Park, es el edificio del Western Metal Supply Co., de más de cien años y estructura de ladrillo antiguo, el cual estaba previsto que se demoliera, para dar paso al Petco Park, pero que afortunadamente se salvó y se incorporó en el diseño del estadio. El edificio fue renovado y contiene el almacén de equipo, suites privadas, un restaurante y los asientos de la azotea. La esquina sureste del edificio sirve como el poste izquierdo de foul, y está protegido por una franja de ángulo de hierro de color amarillo brillante.

Todavía recuerdo el día en que vi ese magnífico Western Metal Supply Co. Es magnífico y cada vez que lo veo a través de internet, en los partidos de los Padres, se me pone la carne de gallina, recordando cuando lo recorríamos en la visita guiada al estadio, y mi mujer grabando hasta el último rincón. No por nada uso en el blog, la foto que me hice en la terraza de esa joya, con el diamante de fondo.


Imagen Thumbnail para 800px-Petco-Park-040415-N-9421C-117.jpg
En 2005, los Padres, terminaron como campeones divisionales, con tan sólo un balance de 82-80.  Tres equipos de la división este terminaron con mejores registros que San Diego, pero no pudieron clasificarse para la postemporada.  En la Serie Divisional 2005, Saint Louis Cardinals, barrieron a los Padres en tres juegos consecutivos.

images2006.jpgEn el 2006, los Padres comenzaron el mes de abril con un récord de 9-15 y se quedaron atrapados en el sótano del Oeste de la Liga. Sin embargo, después de ir 19-10 en mayo, se pusieron en primer lugar en la división. Trevor Hoffman fue elegido para el 2006 MLB All-Star Game en Pittsburgh, Pennsylvania, y lanzó una entrada en ese partido.  El 24 de septiembre (el último partido de la temporada regular), Hoffman se convirtió en el líder de todos los tiempos de Saves al lograr el número 479 de su carrera, rompiendo el récord de Lee Smith 478 (su record al final de la temporada fue de 482). El 30 de septiembre de 2006, los Padres aseguraron los playoffs con una victoria 3-1 sobre los Diamondbacks de Arizona. En el juego final de la temporada, los Padres derrotaron a los Diamondbacks de 7-6 para ganar consecutivamente el título de división por primera vez en nuestra historia. Pero los St. Louis Cardinals volvieron a batir a los Padres, en los playoffs divisionales.

Tras eso el 2007, nos trajo una temporada llena de ilusiones, con un equipo de lanzadores, que podríamos habernos llevado muy lejos en la postemporada, pero fallamos en el momento clave. En el último fin de semana de competición perdimos en los partidos clave, y la ventaja que llevábamos a Colorado, y en el partido de desempate, caímos en entradas extra, cuando teníamos dos carreras de ventaja. Y le continuo un desastroso 2008, y un esperanzador 2009, con profundos cambios en la franquicia, con nuevos dueños, y General Manager. La reconstrucción del equipo, desde aquel 2007, todavía continua a día de hoy, pero hoy se ve más clara la luz al final del túnel.

 
Berkut Martin 2.jpg

Una mirada al pasado: 1998, un año para el recuerdo.

Una mirada al pasado: 1984, el primer viaje a las Series Mundiales.

Una mirada al pasado: La era de las Grandes Ligas llega a San Diego (la década de los setenta).

 

Tras vivir a la era de los Padres en las Ligas Menores, en el año 1969, San Diego, dio el salto a las Grandes Ligas y los Padres abandonaban la Pacific Coast League, para pasar a formar parte, como una nueva franquicia de la Major League Baseball, siendo propietario del equipo C. Arnhotl Smith, y de Manager Preston Gómez, y con el actual Qualcomm Stadium como su primer hogar, un San Diego Stadium (por aquel entonces) para 50.000 espectadores. Y lo sería hasta el 2003.


Qualcomm_Stadium.jpgFue el 14 de Octubre de 1968, cuando se comenzaron a dar los primeros pasos para forjar el primer equipo que defendería los colores de los Padres, cuando se celebró el draft de expansión con el siguiente resultado:

Jugador Anterior Equipo Elección
Ollie Brown San Francisco Giants
Dave Giusti St. Louis Cardinals
Dick Selma New York Mets
Al Santorini Atlanta Braves
José Arcia Chicago Cubs
Clay Kirby St. Louis Cardinals 12ª
Fred Kendall Cincinnati Reds 14ª
Jerry Morales New York Mets 16ª
Nate Colbert[2] Houston Astros 18ª
Zoilo Versalles Los Angeles Dodgers 20ª
Frank Reberger Chicago Cubs 22ª
Jerry DaVanon St. Louis Cardinals 24ª
Larry Stahl[3] New York Mets 26ª
Dick Kelley Atlanta Braves 28ª
Al Ferrara Los Angeles Dodgers 30ª
Mike Corkins San Francisco Giants 31ª
Tom Dukes Houston Astros 33ª
Rick James Chicago Cubs 35ª
Tony González Philadelphia Phillies 37ª
Dave Roberts Pittsburgh Pirates 39ª
Don Shaw New York Mets 40ª
Ivan Murrell Houston Astros 42ª
Jim Williams Los Angeles Dodgers 44ª
Billy McCool Cincinnati Reds 46ª
Roberto Peña Philadelphia Phillies 48ª
Al McBean Pittsburgh Pirates 50ª
Rafael Robles San Francisco Giants 51ª
Fred Katawczik Cincinnati Reds 53ª
Ron Slocum Pittsburgh Pirates 55ª
Steve Arlin Philadelphia Philles 57ª
Cito Gaston[4] Atlanta Braves 59ª

El Roster del equipo en el primer año fue el siguiente:

1969 San Diego Padres roster

Pitchers

Catchers

Infielders

Outfielders

Manager

Coaches

 

 


En esta primera temporada, en donde se perdieron 110 partidos en donde se terminó último de división, destaca el primer partido de los Padres en las Grandres Ligas, donde fueron titulares Ollie Brown, Chris Cannizzaro, Bill Davis, Tony González, Roberto Peña, Rafael Robles, Dick Selma, Ed Spiezo y Larry Stahl, en un partido, que se jugó en el San Diego Stadium, el día 8 de abril de 1969, frente a Houston, con una victoria de los Padres por 2-1.

Tras esa primera temporada, los Padres, perdieron 100 partidos durante los primeros años de existencia y durante las primeras seis temporadas se coloraron siempre en la última posición de la división Oeste de la Liga Nacional, destacando el primera base de los Padres Nate Colbert. Pero en esa década no fue el único nombre ilustre que destacó en las filas de los Padres, y jugadores como Winfield, Jones, Fingers y Ozzie, también vistieron el uniforme de San Diego.

Una primera década que consolidaba al equipo en San Diego, superando momentos díficiles de resultados dentro del campo, e incluso fuera de él, ya que en el 1974, hubo un intento de traslado de la franquicia a Washington, pero al final, GRACIAS A DIOS, eso no se produjo, y Ray kroc, convertía en propietario, en lugar de Joseph Danzansky (que tenía planeado dicho traslado), asegurando la permanencia de San Diego en las Grandes Ligas, y comenzando un camino que terminaría conduciendo al equipo al primer gran viaje a las Series Mundiales de su historia. Lástima que Ray no llegase a verlo. Pero eso ya ocurrió en la siguiente década.

Hasta muy pronto desde España.

SIGUE PADRES HISPANOS EN FACEBOOK.

SIGUE PADRES HISPANOS EN TWITTER.

 

 

 

 

Una mirada al pasado: La Pacific Coast League y los San Diego Padres.


Imagen Thumbnail para padres3.jpg
Ahora que termina el año 2009, en donde los San Diego Padres han celebrado sus cuarenta años de Historia en las Grandes Ligas, es justo proceder a hacer un homenaje a su historia, y recordar esas magníficas cuatro décadas que nos han dejado mis queridos Padres en la retira de todos aquellos que amamos a este equipo.

 

Pero el comienzo de los Padres se remontan más allá, de aquel magnífico año de 1969, que marcaba en inicio de la era de las Grandes Ligas en la ciudad de San Diego.

Antes de todo eso, los Padres de San Diego fueron un equipo de béisbol de las Ligas Menores que jugaron en la Liga de la Costa del Pacífico (PCL- Pacific Coast League), desde 1936 hasta 1968, hasta que finalmente le dieron el nombre al que se convertiría en equipo de las Grandes Ligas a partir de 1969.

Pero su nacimiento no se remonta siquiera al año 1936, sino que el comienzo de su existencia se remonta al 1903, como los Sacramento Solons, un equipo que fue miembro fundador de la PCL. El equipo se mudó a Tacoma en 1904 (donde ganó el campeonato PCL), y regresó a Sacramento en 1905. Los Solons, tras un periodo fuera de la PCL, se reincorporaron a ella en 1909, y tras ello se trasladaron a San Francisco durante la temporada de 1914, terminando la temporada como los San Francisco Missions. El equipo fue vendido al empresario Bill “hardpan” Lane, que se trasladó el equipo a Salt Lake City para la temporada de 1915 como los Salt Lake City Bees.

Once años más tarde, Lane trasladó nuevamente el equipo, de las abejas, a la ciudad de Los Ángeles para la temporada de 1926, y cambió su nombre a las estrellas de Hollywood. Las Estrellas jugaron en el Wrigley Field, donde ganaron los banderines en 1929 y 1930.

Pero en la temporada de 1935,  cuando Lane decidió el traslado de Los Angeles Stars a la ciudad de San Diego para la temporada de 1936, para convertirse en los Padres de San Diego, la franquicia tomó la decisión definitiva para llegar a ser los que es hoy mi equipo, encontrando definitivamente su verdadero hogar.

La ciudad construyó un estadio frente al mar para su nuevo equipo, llamado apropiadamente Lane Field, en sustitución de una pista de carreras que estaba allí. El equipo terminó segundo en su año inaugural en San Diego, para lograr ganar la liga un año más tarde, encabezados por el mítico Ted Williams, que fue fichado en 1936.
Tras ese éxito el equipo logró estabilidad en la ciudad de San Diego, y permaneció allí por 28 años, y sólo desaparecería por la inclusión de la ciudad de San Diego en las Grandes Ligas, hasta el día de hoy.

Después de la temporada 1957, los Padres fueron vendidos a Arnholt C. Smith, que mudó el equipo del viejo Lane Field, al Westgate Park, una instalación de 8.200 asientos situados en lo que hoy es la zona de Fashion Valley de Mission Valley. En 1960, Smith trajo a Eddie Leishman como Gerente General / Presidente. Leishman, que había ayudado en el trabajo con las jóvenes promesas de los Yankees por diez años, fue traído con la idea de traer al equipo a las Grandes Ligas. Los Padres ganaron la PCL en 1962, 1964 y 1967, y tras ello llegaría la magnífica era de las Grandes Ligas en The Finest City.


utregalado.jpg

Los San Diego Padres, a lo largo de su historia estuvieron a afiliados a diversos equipos de las Grandes Ligas, antes de convertirse en uno de ellos, y así pues, estuvo afiliado en 1936 a los Boston Red Sox, en los años 1949-51 y 1957-59 a los Cleveland Indians, en los años 1960-61 Chicago White Sox, en los años 1962-65 a los Cincinnati Reds, y por fin en los años 1966-68 a los Philadelphia Phillies.

Pero fue ya a partir de 1967, cuando San Diego lograba su inclusión en la MLB, cuándo comenzaría la verdadera y mayor aventura que la ciudad de San Diego, haya vivido en el beisbol. Las Grandes Ligas a partir de 1969.

FELIZ NAVIDAD.

 

De todo corazón, le deseo a todo el mundo, una Feliz Navidad.

Desde mi blog, Padres hispanos, espero que todos los deseos de buena voluntad, se cumplan en todo el mundo, y que el mensaje de aquel nació en estas fechas que hoy celebramos, se cumpla. Un mensaje de amor y fraternidad, unos valores que toda la humanidad necesitada ahora más que nunca.

Ojalá y que todo el mundo pudiese pasar esta Navidad con los suyos, en paz y armonía. Eso es lo que de todo corazón les deseo a todos. Que disfrutemos de aquellos a los que amamos, y honremos a los que anidan en nuestros corazones, y que recemos todos juntos, alzando la voz al unísono para que una sola plegaría llegue hasta el cielo: Paz y amor a todos.


feliz-navidad.jpg

Porque todos somos hermanos y a nuestros hermanos siempre les tenemos que desear lo mejor. No importa que sea nuestro vecino de la casa de al lado u otro humano que viva en cualquier otro país del mundo.

Por eso desde aquí, yo les deseo a todos FELIZ NAVIDAD.

 

Berkut Martin 2.jpg

El 2009 ya es historia: la Dirección.

Sin duda ha sido un año de cambios en los Padres, en lo que se refiere a la dirección del equipo, porque si bien el equipo de entrenadores ha visto como lograban estabilidad y continuidad a su proyecto, tanto el dueño, como el General Manager han cambiado.

En medio de la tormenta de la reconstrucción, en la que estaban inmersos los Padres, a principios de temporada, surgía la figura de Jeff Moorad, para conducir el destino de los Padres en los próximos años.

En los primeros mese del año conocíamos que la primera parte de la venta del equipo, al grupo que lidera Moorad, se había completado, y el 100% de las acciones de los Padres las adquirirían en los próximos cinco años.


padres-moorad.jpgMoorad llegaba en un momento delicado para el equipo, tras una nefasta temporada 2008, y con todos los indicios, señalando que este año sería más de lo mismo. Los últimos resultados de los Padres, en el 2008, habían sido descorazonadores, pero la experiencia que demostró en Arizona, donde contribuyó a hacer de un equipo de mercado mediano, un equipo competitivo, capaz de lograr un anillo, se mostraba como un signo espezador para la parroquia de los Padres, que esperamos como agua de Mayo, que pueda solventar la comprometida situación en la que se haya San Diego, tras aquel amargo 1 de Octubre de 2007.

Pero no era la única cara nueva para San Diego, esta temporada, y es que una era se había terminado, y no sólo el anterior propietario se marchaba, sino que al final de la presente temporada, Kevin Towers, también lo hacía, y llegaba desde Boston, Jed Hoyer.

Hoyer, originario de Plymouth, que ya fue campeón de las series Mundiales, formando parte del Front Office de Boston, cuando los Medias Rojas ganaron la Serie Mundial en 2004 y 2007, ahora tiene frente así un nuevo reto. Lograr llevar a mis queridos Padres a lo más alto.


 
Imagen Thumbnail para Hoyer GM.jpgHoyer y Ben Cherington sirvieron brevemente como co-directores generales de los Medias Rojas en el otoño de 2005, apoyando al GM de los Boston Red Sox, Theo Epstein.

Hoyer ya estuvo cerca de ocupar un puesto de GM, en la MLB, pues fue entrevistado a comienzo del 2007, por los Piratas de Pittsburgh en 2007 y declinó una entrevista con Seattle en 2008. También fue entrevistado para GM de los Nacionales, antes de que el equipo contratara al candidato Mike Rizzo.

Hombre muy meticuloso, le gusta manejar, cuantos más datos mejor, para poder tomar decisiones, haciendo de él el candidato híbrido que puede equilibrar muy bien el análisis estadístico con los informes de sus ojeadores.

Moorad ya comentó, que quería para el equipo, un enfoque más estratégico, de su General Manager, y Hoyer, ahora tiene delante de sí un enorme trabajo por delante para cumplir las grandes expectativas que Moorad ha depositado sobre él.

Tendrá entre manos un equipo joven que  terminó de maravilla la temporada que acabamos de terminar. Con un balance de 37-25 desde 28 de julio, terminaron de manera excelente, un año en el que las cosas no terminaron de salir como se habían planeado. El comienzo de temporada no hacía presagiar el magnífico sabor de boca que los Padres nos dejaron al final, pero al final se entonaron y dejaron un aire de optimismo en la franquicia para afrontar el futuro.

Ahora con un equipo joven entre manos, en plena reconstrucción, y teniéndose que enfrentar al mismo obstáculo que se enfrentó Towers durante los años en los que estuvo como GM de San Diego, una nómina  de un equipo de mercado mediano, que no le permitirá demasiadas alegrías en cuanto a fichajes se refiere (la nómina para la próxima temporada será probablemente en el rango de 40 millones de dólares), las decisiones que tendrá que tomar Hoyer, no serán fáciles, porque son muchas las cartas que están ahora encima de la mesa, como apostar por la gente joven (por la quería apostar Towers), o jugar con algunos traspasos para potenciar al equipo en donde tiene carencias, etc.

Después de terminar las reuniones invernales de General Managers, ningún traspaso se ha producido, aunque si existen dudas del futuro dentro de los Padres, de jugadores como Adrian González (que suena con fuerza para reforzar a Boston), Heath Bell o Kevin Kouzmanoff. De momento destaca el acuerdo que llegó con Kevin Correria para que siga en el montículo de los Padres, y la incorporación que ayer se hizo oficial de Dusty Ryan, desde Detroit (lo que deja un poco en incertidumbre la búsqueda de un catcher veterano que era lo que en principio se estaba buscando).

Bud_Black_in_the_dugout.jpg

Sin embargo lo que no ha cambiado respecto del 2008 al 2009, no tampoco lo hará respecto del 2010. Bud Black realizará su cuarta campaña como manager de los Padres, y de hecho era la única condición que Moorad iba a imponer a cualquiera que fuese el nuevo General Manager del equipo, dentro de esa búsqueda que finalmente finalizó con la contratación de Jed Hoyer. Balck que logró 89 victorias en el 2007 (quedándose el equipo a las puertas de los playoffs), 63 victorias en el 2008 (en un nefasto año) y 75 victorias en el 2009 (con un final de temporada realmente magnífico), tiene sin duda el respaldo de Moorad y de Hoyer, para seguir construyendo un equipo que vuelva a ser un contendiente en la división Oeste de la Liga Nacional, y para ello contará con los ayudantes que ha tenido en la pasada campaña.

Ya Bud black, dijo en la última semana de la temporada regular que esperaba que su cuerpo técnico, al completo, estuviese de regreso para la temporada 2010, y eso se hizo oficial acordando la prórroga por un contrato de un año para la temporada 2010 con su personal actual.

El entrenador de banquillo Ted Simmons, el entrenador de bateo Randy Ready, el entrenador de lanzadores Darren Balsley, coach de primera base Rick Rentería, coach de tercera base Glenn Hoffman y el coach del bullpen Darrel Akerfelds, estarán a disposición de Bud black, la próxima temporada, en los mismos puestos que tenían en 2009.
Ya Bud Black, prorrogó su contrato hasta el año 2010, con una opción del club para el 2011, el pasado 7 de agosto. 

Simmons completará su 11 º año con San Diego y el segundo como entrenador del banquillo y para R. Ready, será su séptima temporada de trabajo en la organización de Padres y primera temporada completa como entrenador de bateo, después de haber sido ascendido a su actual cargo el 31 de julio después de su paso en la Triple-A Portland (Ready ha sido tentado de marcharse a Houston).

Balsley regresará para realizar su séptima temporada completa como entrenador de lanzadores de los Padres después de ser nombrado para el cargo el 17 de mayo de 2003.  Desde que comenzó su primera temporada completa como entrenador de lanzadores en el 2004, los Padres han conseguido un 4.08 de efectividad, la quinta mejor en la Liga Nacional y guió a la plantilla de San Diego a convertirse en la mejor de las Grandes Ligas, con una ERA de 3,70 en 2007, y la ERA más baja de la Liga Nacional, con un promedio de 3,87 en el año 2006, marcando las dos primeras veces en la historia de la franquicia, en que el equipo ha liderado la liga en efectividad.

Para Rentería será su tercera temporada como coach de primera base de los Padres. Pasó las últimas cuatro temporadas en el sistema de las Ligas Menores de los Padres, en Class A Lake Elsinore (2004-06) y Triple-A Portland (2007).

Hoffman, el hermano mayor de Padres de ex closer Trevor Hoffman, regresará para su quinta temporada como entrenador de tercera base. El 2010 marcará su campaña 12 como entrenador de las Grandes Ligas y 35 en el béisbol profesional.

Y por último, Akerfelds disfrutará de su novena temporada completa como entrenador de bullpen de los Padres. A sus 47 años de edad, está en el Staff de los Padres desde el 11 de junio de 2001.

Después todo esto, Bud Black, podrá planificar con el equipo de técnicos que él quería el próximo 2010. Pero lo que todavía no sabemos es si podrá contar con todos los jugadores que él desearía. Eso lo averiguaremos pronto.


Berkut Martin 2.jpg

 

El 2009 ya es historia: Los Pitchers.

En estos tiempos en los que los Padres tratan de apurar lo que resta de 2009, para reforzar al equipo, todavía hay algunas dudas en cuanto a la loma se refiere. Después de que kevin Correia renovase para el 2010, todavía no sabemos si Heath Bell continuará o no con el equipo ni tampoco que pitchers vendrán a reforzar el cuadro de lanzadores de los Padres echando un vistazo a lo vivido en el 2009, lo que los Padres han de lograr para sus lanzadores, es sobre todo estabilidad.

Hasta 15 lanzadores titulares han llegado a utilizar los Padres en el 2009, lo cual no ha sido una muestra a la estabilidad que Hoyer está buscando para el año que viene.


388px-Heath_Bell_San_Diego_Padres_01.jpgHa sido una temporada, en lo que al montículo se refiere, en donde han destacado la marcha a principio de temporada de Trevor Hoffman que se marchó a Milwaukee, el traspaso de Jave Peavy a Chicago White Sox, a mediados de temporada, la lesión de Chris Young, y la magnífica labor que realizaron tanto Correia, como Bell.

Finalmente los Padres fueron el tercer peor equipo de la Liga Nacional, en número de victorias por parte de los lanzadores titulares.

Pero para el 2010, lanzadores como Latos, un sano Chris Young, Correia, al igual que Mujica, Stauffer, Richard y LeBlanc, podrían dar a los Padres una estabilidad en el montículo, mayor que la que hemos vivido en el 2009 (eso sin contar que los Padres están buscando reforzar esta faceta del juego).

De todos los lanzadores que empezaron en la rotación titular de los Padres en el 2009, sólo Correia, logró terminar en ella, lo que unido a la gran campaña realizada, con 12 victorias en 33 aperturas y 198 entradas, le valió la reciente renovación con los Padres, para el 2010.

Pero sin duda alguna lo que ha caracterizado al 2009, ha sido la apuesta por gente joven como Mat Latos, para liderar el futuro de la franquicia. Latos mostró destellos de brillantez, tras haber dado el salto a las grandes ligas en 2009, después de haber comenzado el año en la Liga del Medio Oeste – Clase A. Impresionó con su velocidad, movimiento y su intrepidez.

Pero sin duda, al margen de todo esto,  el fichaje que tanto esperamos en San Diego, tras la marcha de Peavy, es el regreso de Chris Young. Las lesiones le han asaltado, en cierto grado en cada uno de los últimos tres años. En 2007, tuvo problemas musculares, hace un año, Young hizo 18 aperturas, pero el golpeo en su cara, de una bola por parte de Albert Pujols, le obligó a alejarse de los montículos. Ya en 2009, Young hizo 14 aperturas después de necesitar una cirugía menor en el hombro que lo tendrá listo para el inicio de la temporada 2010.

El bullpen, sin embargo, funcionó mejor, y sin duda fue una de las facetas del juego en donde mejor se movieron los Padres, la campaña pasada. El mejor sexto bullpen de la Liga Nacional, con una efectividad de 3,75, con un registro de entradas mayor que cualquier otro equipo en la Liga Nacional, con 571.

Y todo esto teniendo en cuenta los Padres entraron en la temporada habiendo perdido al mítico Trevor Hoffman, que fichaba por los Cerveceros de Milwaukee y promocionando a closer a Heath Bell, quien nunca había desempeñado ese rol antes, en las Grandes Ligas. Pero sin embargo, Bell hizo su primer All-Star Game, lideró la Liga Nacional en saves (42) y demostró ser un sustituto ideal para Hoffman. Pero no sólo Bell, se lució, ya que Luke Gregerson y Mike Adams (que se recuperó muy bien de una operación de hombro), también brillaron.

Sobre los hombros de los mencionados, además de Edward Mujica,Joe Thatcher, Mike Adams,Luis Perdomo, Ryan Webb, Adam Russell, Sean Gallagher, Aaron Poreda, Greg Burke, y otros que puedan llegar, está la responsabilidad de poder dar a los Padres, mayor estabilidad en el montículo, de la que han tenido en el 2009, y así poder lograr que la mejora que se ha conseguido este año, respecto del 2008, sea mayor en el 2010.


Berkut Martin 2.jpg

Chase Headley, Kyle Blanks, Tony Gwynn…¿Coco Crisp y Jacoby Ellsbury?

Después de anunciasen los premios TYIB 2009, donde los Padres no obtuvieron ningún galardón, y del anuncio de la incorporación a la organización de los Padres de Jaron Madison, como director de scouting, en San Diego sigue la rumorología instalada en el seno de los Padres.

Para poder discernir algo de las posibles incorporaciones que pudiesen llegar desde Boston (si finalmente se accede al traspaso), hay que mirar también, a ver lo que ocurre finalmente con algunos agentes libres, que están siendo tanteados por los Padres, y uno de ellos es Coco Crisp.


mlbf_4534001_th_13.jpgSiempre que he hablado del tema de un posible traspaso de Gonzo o de Kouzmanoff, me he centrado siempre en otros dos jugadores: Headley y Blanks. Es cierto que ahora, en el Depth Chart  de los Padres, Headley, es el dueño de la izquierda y Blanks dueño de la derecha del jardín, pero en mi opinión el nuevo centerfielder que llegue al equipo, desplazará a Gwynn a la derecha del jardín, y podrían quedarse Headley y Blanks compitiendo por la izquierda del jardín, a expensas de que Gonzo o Kouzmanoff puedan ser traspasados. Pero, después de esta reflexión: ¿qué centerfielder será en nuevo dueño del centro del jardín en el PETCO Park?

En fin, todo depende del desembolso económico que pudiera suponer el fichaje de Crisp, lo que demande Hoyer a los Medias Rojas en un posible traspaso de Gonzo, y lo que ellos estén dispuesto a dar, y por su supuesto las distintas ofertas que pudieran llegar bien por Kouzmanoff o bien por Bell. Todo ello influye, y con el paso del tiempo, con cada movimiento que se haga de las piezas de este gran puzzle, los Padres pueden replantearse la forma de actuar para que todo encaje.

Sin duda por San Diego, corren tiempos de incertidumbre, y si por un lado podemos pensar que cuanto más movamos las piezas del equipo, más se perderá la inercia positiva del final de la temporada pasada, por otro lado, si no reforzamos al equipo en los puestos que necesita mejora, no mejoraremos lo suficiente el balance del presente año. Y esas incorporaciones, han de venir más por traspasos de jugadores, que por la vía de los Agentes Libres. Por el tema de la economía, principalmente.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.