Un partido completo.

Ayer Correia lograba su decimosegunda victoria de la temporada y la número 72 del equipo en lo que va de año, en un partido en el que dominó las nueve entradas. Dejó a cero a Arizona, cediendo solo seis hits. Lo cierto es que no recuerdo bien cuando fue la última vez que un lanzador de San Diego, completaba un partido. Recuerdo un partido en Abril de 2008, frente a L.A. en el PETCO Park, en el que Peavy llevó a victoria a los Padres por 4-1, y aunque haya habido otro, desde entonces hasta ahora, no consigo recordarlo.

489acd79-cb75-4b0d-8c6f-3cbcf5f65120.jpgY es que el cuerpo de pitchers de los Padres, ha cambiado tanto desde hace un tiempo a esta parte… No hay que irse demasiado lejos en el tiempo, para ver como en el montículo, defendían los colores de los Padres Young, Peavy, Maddux, Baek, Hoffman…Y ahora con Young y Baek lesionados, Peavy y Hoffman traspasados y Maddux retirado,y con Bell de closer y con Latos en la rotación, vemos que las cosas en el montículo han cambiado mucho.

Antes teníamos un equipo de lanzadores, que eran garantía de poder estar arriba en la clasificación, porque el promedio anotador de los Padres, no era demasiado alto. Pero los pitchers, nos mantenían competitivos. Sin embargo, la época de esos lanzadores, ya pasó en San Diego, y un nuevo equipo de pitchers defiende ahora a los Padres. Jóvenes, que van iniciando una reconstrucción que el equipo necesitaba. Así que ver como lanzadores jóvenes como Latos o Richard, se combinarán con otros expermientados como Young, Baek o Correia, me hace volver a tener esperanzas de que los Padres, vuelvan a tener un equipo de pitchers temible en la Liga Nacional. Además el equipo siempre se ha caracterizado por conseguir buenos lanzadores, sin tener que tirar la casa por ventana, o sea desequilibrar el presupuesto. Lo cierto es que confío mucho en la calidad de los jóvenes talentos que están surgiendo en San Diego, y no sólo en los del montículo.

Otra cosa en la que quiero incidir, es en la importancia que en los últimos partidos, han tenido los robos en segunda base. Tanto en el partido final de la serie frente a Colorado, con un robo de base de Headley, que le permitió anotar el 5-3, como ayer frente a Arizona, que un robo de base de Gwynn también le permitió anotar (en ambos casos con dos eliminados), la estrategia permitió la victoria para los Padres (o al menos la facilitó). Y es que esta faceta del juego es fundamental en un equipo al que le falta pegada. Aunque reconozco que se ha mejorado. Pero en el partido al que me he referido frente a Colorado, desaprovechamos hombres en tercera base, porque no conseguimos anotar. Y ese mal lo tuvimos el año pasado y en el comienzo de éste, demasiado a menudo.

 

0ae0a961-c44e-44eb-9c0d-9127bce667c8.jpgPara el 2010 es fundamental mejorar el porcentaje de bateo, y sobre todo mejorar el porcentaje de anotación cuando tengamos a jugadores en las bases. Empezar a ver como mejoramos en ésto, mejorar en el porcentaje de robos de base en contra, y la paciencia que tenemos que tener con los lanzadores, son la clave del éxito en el 2010. Ya lo dije y lo repito, no quizás para lograr los playoffs, pero sí para asentar las bases para lograrlo muy pronto.

Berkut Martin 2.JPG

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: