septiembre 2009

Arizona corta la buena racha de San Diego.

Arizona reaccionó a la derrota sufrida el pasado viernes, y terminó ganando a los Padres, en una serie, que yo personalmente creía ganada. Pero sin embargo el fin de semana no se dió bien, a pesar de ver como Adrian González conectaba su cuadragésimo Home Run de la temporada.

 

4b552524-4e08-46b5-84bc-f412abe32190.jpgTanto en el partido que acaba de terminar, como el partido de ayer, la victoria se escapó cuando parecía que estaba muy cerca. Y es que un Gran Slam el sábado y hoy unas terribles sexta y séptima entradas, han dado al traste con los esfuerzos de los Padres de vencer la serie. Hoy, ni Mujica, ni Russell, ni Thatcher, han logrado parar a los D´Backs, que han endosado un contundente 7-4 a San Diego. Mujica que ha estado en algo más de cinco entradas (5 1/3), ha encajado ocho hits, y sufrido cuatro carreras en contra, mientras que Russell y Thatcher (que no lograron completar una entrada completa ninguno de los dos), no pudieron ayudar en la remontada del equipo.

 

3acC65Lh.jpgHoy, Eckstein y González fueron quienes más activos se mostraron al bate. Un hit de Eckstein, unido a un error de Arizona, propicio la primera carrera del partido. Gwynn que se encontraba en primera base logró el uno, pasando Eckstein a tercera base. Luego el HR de González colocaba el 3-0 momentaneo, y sin eliminados en la parte alta de la cuarta entrada. Luego veríamos que la ventaja no la aprovecharíamos. 

q8G22kid.jpgPero también hemos tenido la anécdota de la semana, cuando los Padres encajaban el empate a tres en marcador. Los árbitros daban validar a un HR de Arizona (Chad Tracy), que intentó salvar Gwynn, pero sin éxito, y en donde una espectadora, intervino en la jugada. Para ser sincero, aunque es cierto que intervino, su actuación no evitó que Gwynn atrapase la pelota. En mi opinión, se iba a marchar de todos modos. Sin embargo, su intervención, motivó la revisión de la jugada, por parte de los árbitros, que finalmente dieron el HR. Además Tony, tuvo el amable detalle de darle la pelota a la aficionada que se había entrometido en su camino.

Ahora quedan sólo cinco partidos para el final de la temporada. L.A. y San Francisco esperan a los Padres. L.A. con la vista puesta en los Playoffs, y San Francisco, con la vista puesta en el 2010. Igual que San Diego.

Berkut Martin 2.JPG

Un partido completo.

Ayer Correia lograba su decimosegunda victoria de la temporada y la número 72 del equipo en lo que va de año, en un partido en el que dominó las nueve entradas. Dejó a cero a Arizona, cediendo solo seis hits. Lo cierto es que no recuerdo bien cuando fue la última vez que un lanzador de San Diego, completaba un partido. Recuerdo un partido en Abril de 2008, frente a L.A. en el PETCO Park, en el que Peavy llevó a victoria a los Padres por 4-1, y aunque haya habido otro, desde entonces hasta ahora, no consigo recordarlo.

489acd79-cb75-4b0d-8c6f-3cbcf5f65120.jpgY es que el cuerpo de pitchers de los Padres, ha cambiado tanto desde hace un tiempo a esta parte… No hay que irse demasiado lejos en el tiempo, para ver como en el montículo, defendían los colores de los Padres Young, Peavy, Maddux, Baek, Hoffman…Y ahora con Young y Baek lesionados, Peavy y Hoffman traspasados y Maddux retirado,y con Bell de closer y con Latos en la rotación, vemos que las cosas en el montículo han cambiado mucho.

Antes teníamos un equipo de lanzadores, que eran garantía de poder estar arriba en la clasificación, porque el promedio anotador de los Padres, no era demasiado alto. Pero los pitchers, nos mantenían competitivos. Sin embargo, la época de esos lanzadores, ya pasó en San Diego, y un nuevo equipo de pitchers defiende ahora a los Padres. Jóvenes, que van iniciando una reconstrucción que el equipo necesitaba. Así que ver como lanzadores jóvenes como Latos o Richard, se combinarán con otros expermientados como Young, Baek o Correia, me hace volver a tener esperanzas de que los Padres, vuelvan a tener un equipo de pitchers temible en la Liga Nacional. Además el equipo siempre se ha caracterizado por conseguir buenos lanzadores, sin tener que tirar la casa por ventana, o sea desequilibrar el presupuesto. Lo cierto es que confío mucho en la calidad de los jóvenes talentos que están surgiendo en San Diego, y no sólo en los del montículo.

Otra cosa en la que quiero incidir, es en la importancia que en los últimos partidos, han tenido los robos en segunda base. Tanto en el partido final de la serie frente a Colorado, con un robo de base de Headley, que le permitió anotar el 5-3, como ayer frente a Arizona, que un robo de base de Gwynn también le permitió anotar (en ambos casos con dos eliminados), la estrategia permitió la victoria para los Padres (o al menos la facilitó). Y es que esta faceta del juego es fundamental en un equipo al que le falta pegada. Aunque reconozco que se ha mejorado. Pero en el partido al que me he referido frente a Colorado, desaprovechamos hombres en tercera base, porque no conseguimos anotar. Y ese mal lo tuvimos el año pasado y en el comienzo de éste, demasiado a menudo.

 

0ae0a961-c44e-44eb-9c0d-9127bce667c8.jpgPara el 2010 es fundamental mejorar el porcentaje de bateo, y sobre todo mejorar el porcentaje de anotación cuando tengamos a jugadores en las bases. Empezar a ver como mejoramos en ésto, mejorar en el porcentaje de robos de base en contra, y la paciencia que tenemos que tener con los lanzadores, son la clave del éxito en el 2010. Ya lo dije y lo repito, no quizás para lograr los playoffs, pero sí para asentar las bases para lograrlo muy pronto.

Berkut Martin 2.JPG

Tres series, ocho partidos…y se terminó.

Y van 71 victorias, con la que se logró anoche, y eso que las cosas no empezaron bien. Cuando González no atrapó la pelota y permitió que el primer bateador de Colorado se colocara en base, parecía tener mala pinta. Y así fue. Tres bateadores más tarde, Colorado conseguía un HR y se ponían 3-0 y un solo eliminado. Tulowitzki , cazó a Richard, y la cosa se ponía fea.

En cuanto al bate se refiere, hasta la quinta entrada, sólo destacó un triple de Oscar Salazar, en la segunda entrada y con dos eliminados, pero no se materializó en nada. En la quinta, sí que los Padres lograrían recortar distancias, cuando Hundley (muy entonado ayer), conectó un HR de una sola carrera. Esta entrada ya no daría para más.

Pero fue en la octava cuando San Diego completó la remontada, y gracias a un hit de Hundley, Headley (que se había colocado en segunda base con dos eliminados), anotó el 4-3. Pero la clave estuvo en el robo de base que consiguió Hundley, inmediatamente después. Se lograba poner en segunda base y gracias al posterior hit de Gwynn, los Padres lograrían a la postre la victoria.

Y con todo esto el balance ya es de 71-83 y otra serie más que ganamos. Y a tan solo ocho partidos del final de la temporada, ya son ocho las victorias de mejora, respecto del 2008. Tres partidos frente a Arizona, dos frente a Los Ángeles y el final de fiesta frente a San Francisco. Cada vez queda menos para empezar a trabajar en la off-season, y forjar un equipo, que logre mejorar en el 2010, aun más de lo que conseguimos este año.


Berkut Martin 2.JPG

Alejando fantasmas en Denver.

Ya os lo decía ayer. Los Partidos frente a Colorado, siempre nos evocan al pasado. Sin embargo, hay que pasar página, y desde luego, los Padres, ayer lo hicieron. Pasaron página de la derrota por 11-10 del primer partido de la serie, y empataron la misma, al vencer a Colorado, por 6-3.

Y si hubo un protagonista especial en el día de ayer, ese fue Will Venable. Sus cuatro turnos de bato se tradujeron en dos hits, cuatro carreras impulsadas y dos anotadas, además de una base por bolas. Venable bateó un HR de una sola carrera en la segunda entrada, su decimosegundo de la temporada, y logró un doble que se trasformó en tres carreras para los Padres, en la quinta entrada, contra el lanzador de los Rockies, Jason Marquis, el cual ya lleva tres intentos fallidos de conseguir su decimosexto triunfo. Se le resiste, y es que en el partido de ayer encajó las seis carreras de los Padres en las 4.2 entradas que estuvo en el montículo.

Y todo esto ocurrió en el escenario del crimen. Aquel aciago día del 1 de Octubre de 2007, la historia tal vez pudo cambiar. Pero la realidad nos trajo a lo que vivimos ahora: una reconstrucción que empieza a tener visos de poder conducirnos a lograr grandes gestas, para los Padres. Y aunque todavía tengamos que ser pacientes, las esperanzas de un futuro mejor, empiezan a nacer aquí y ahora. Volver a contar para los playoffs, tal vez sea demasiado precipitado para el 2010, pero podremos empezar a ver si, como yo creo, vamos por buen camino, para lograr en un futuro próximo, el sueño de todos los fans de los Padres. El anillo. El tiempo dirá si lo logramos o no. Pero lucharemos sin cuartel para conseguirlo. De eso no me cabe duda.

Colorado siempre trae malos recuerdos.

Es inevitable. Aquel partido cambió de manera drástica el rumbo de los Padres.

Y ayer perdimos. Hoy por hoy, Colorado es mejor equipo que los Padres, y la serie se antoja difícil de ganar. A pesar de todo, el espíritu combativo, que durante el 2009 hemos demostrado, el no rendirse jamás y luchar hasta el final, me hace concebir esperanzas.


 
92be4dd2-6cf8-40d3-a509-9027edc657b1.jpgMujica, ni siquiera en tres entradas, ya recibió ocho hits y seis carreras en contra, y el carrusel de lanzadores, no hizo bien a los Padres, de cara a afrontar los dos partidos que le quedan a esta serie. Pero más lanzadores intervinieron en el partido para los Rockies.  Hasta ocho lanzadores aparecieron en el montículo de los Rockies, y aunque su actuación fue bastante buena, hasta la novena entrada, quien sabe si el cansancio del bullpen puede beneficiar a los Padres en los dos próximos partidos.

52233db6-388b-4f34-9a8e-b3f1f50e8dff.jpgTras empezar muy activos al bate en las tres primeras entradas, en donde el partido iba empataba a seis, las cosas cambiaron y los Padres empezaron a ir a remolque, hasta que llegó la novena entrada.

Con cinco carreras de desventaja, San Diego reaccionó y consiguió cuatro carreras, que dejaba corta la remontada, pero mostró el espíritu ganador y luchador incansable, que se empieza a intuir en los Padres de cara al 2010. Lo peor sin duda la lesión de Edgar González, tras dislocarse el hombro izquierdo. Una lesión que asemeja a otra que ya tuvo en el pasado, pero que no parece que le deje fuera del equipo más de dos partidos.

Precisamente Edgar estuvo muy activo al bate, con dos hits y tres carreras impulsadas, al igual que se hermano adrian que con tres hits y dos carreras impulsadas.

 

Ambos destacaron para San Diego, en donde quien más brilló fue una vez más Oscar Salazar con dos hits y cuatro carreras impulsadas. En los últimos tres partidos, ha acumulado catorce turnos de bateo, logrando siete hits, dos carreras anotadas y ocho impulsadas.

 
 
57085961-dc1d-4ceb-8f9d-a721d9196f76.jpgEn el próximo partido frente a Colorado, Stauffer intentará conseguir su quinta victoria de la temporada. En frente, Marquis defenderá a los Rockies en busca de su decimosexta victoria. Espero que lo que se logre es la victoria número 70 para los Padres este año.

Los Padres ganaron la serie en Pittsburgh.

La victoria número 69 llegó, y como no podría ser de otra manera, llegó en Pittsburgh. Al margen del primer partido de la serie, en el resto de encuentros, los Padres demostraron que, hoy por hoy, son superiores a los Pirates.

El partido sin embargo se tuvo que decidir en entradas extra, y es que tras tener el partido atado y bien atado, los Padres cedieron una ventaja de cuatro carreras, para terminar empatando a seis, al final de la novena entrada.

Todo parecía resuelto cuando el marcador, reflejaba un contundente 6-2 a favor de San Diego, antes comenzar la parte baja de la octava entrada. Pero aquí el bullpen flaqueó, y tras muchos partidos a un muy buen nivel, cedió toda la ventaja, cuando primero Gregerso,n no consiguió terminar la parte baja de octava, cediendo dos hits, y encajando tres carreras, y después Bell, cuando no aguantó el resultado y perdió la posibilidad de lograr otro save más, cediendo dos hits y encajando la carrera del empate.

 

iZ5qGaj9.jpgPero todo cambió a partir de entonces. En la parte alta de la undécima entrada, los Padres arrasaron, literalmente, a unos Pirates, que ya habían agotado la capacidad de reacción que les quedaba. Cinco carreras sentenciaban un partido, que desde el montículo, primero Gallagher (que terminó siendo el pitcher ganador) en la décima y después Russell, en la undécima, no concedieron ninguna alegría más a Pittsburgh.

Y los números son bastante interesantes en los últimos tiempos. Los Padres han ganado 12 de sus últimas series. Si los Padres hubiesen empezado la temporada, como la están terminando…quien sabe. Lo cierto es que el balance no es otro que 69-82, y lo que nos queda es pensar, que esto no sea más que el comienzo de lo que nos espere en el 2010. Unos grandes Padres, que no sólo piensen en seguir progresando en el camino de la reconstrucción, sino algo más: la postemporada. O al menos abonar el terreno para lograrlo muy, muy pronto.

Berkut Martin 2.JPG

Estuvimos grandiosos en Pittsburgh.

Ya lo creo que sí. Estuvimos grandiosos. Con un Correia que lanzó siete entradas para ceder sólo seis hits y lograr cinco strike outs, el equipoal bate, se mostró casi intratable.

Los dos errores que los Pirates cometieron, les terminaron pesando como un losa, y en esta ocasión los Padres no desaprovecharon la oportunidad, y le terminaron endosando un 4-0 a unos piratas que van a terminar siendo saqueados por los Padres, y además en su casa.

Hasta siete jugadores de San Diego, lograron al menos un hit, en el partido de ayer, donde donde destacó Salazar, con tres hits en cuatro turnos de bateo.

Sólo en un momento del partido, los Padres, sintieron la presión del acoso pirata, para no caer con extrepito en casa. Fue en la parte baja de novena, y con un sólo elminado, Gallagher, vió como se le iban llenando las bases, pero Bell (que le sustituyó), con dos strike outs, resolvió la situación, el partido y logró su save número 39 de lo que llevamos de temporada.

 

VGPoimZ6.jpgA tan sólo 12 partidos para el final del 2009 (al menos para los Padres), ya son 68 las victorias que acumulan los Padres este año. Ya van cinco victorias más que en todo el 2008, y hoy tenemos otra oportunidad de poder sumar una victoria más y ganar la serie frente a los Pirates, con LeBlanc al frente, en el montículo, y con todas las papeletas de conseguir su tercera victoria de la temporada (la que sería cuarta de su carrera), frente a un equipo que va suma 19 derrotas en los últimos 22 partidos.

A pesar de parecer que las victorias, en este tramo final, no son del todo importantes, ya que no somos un contendiente para los playoffs (y en parte es cierto), las victorias que nos hagan tener un buen balance al final del año, harán que terminemos con una moral, que bien se puede prolongar hasta el 2010, y que el crecimiento que estamos experimentanto, desde el 2008, se incremente aun más el año que viene. Y…quien sabe, tal vez los playoffs no esten tan lejanos en el horizonte como pudiera parecer, para un equipo en reconstrucción. Así que hay que luchar y apoyar al equipo hasta el final. Es importante.

Berkut Martin 2.JPG

Los Piratas no saquearon San Diego.

Tras comenzar mal serie frente a los Pirates, en el segundo partido los Padres, lograron la victoria, igualando la serie y optando a la victoria en la serie de este fin de semana.

No fue un partido en donde los equipos se mostraran especialmente finos en ataque, y es que tras ocho entradas, el empate a uno lucía en el marcador, hasta que llegó un globo de sacrificio de Henry Blanco, y con él llegó la carrera de la victoria.

 

SKmQKg6o.jpgLo que muestra la sensacional actuación de los pitchers, en el partido de ayer. Vimos tan sólo cinco hits para cada equipo y sólo Venable logró repetir en esta faceta del juego. Richard estuvo en el montículo durante seis entradas, cediendo sólo cuatro hits y tres bases por bolas, lo que hace pensar que la excasa aportación del equipo al bate, hizo peligrar la victoria, pero el bullpen aguantó el tipo y la carrera de la victoria terminó llegando. Bell logró su save número 38 de la temporada, además de una manera muy contundente, con tan sólo un hit en su haber (sólo un jugador en primera base), y un strike out.

Con todo esto el balance de lo que llevamos de temporada es de 67-82. Cuatro victorias más que en todo el 2008, todavía quedan trece partidos para el final del 2009. Sin duda una muestra más de la mejora que los Padres están experimentando en los últimos tiempos. Fe para el 2010.

Berkut Martin 2.JPG

Se rompió la racha.

Pero no demasiado. Y es que tras un buen de mes de Septiembre, en la última semana, no han acompañado del todo los resultados. Perdimos la serie frente a Arizona, y no comenzaron demasiado bien las cosas en la serie frente a los Pirates.

Las cosas al bate empiezan a funcionar mejor de lo que lo hicieron en la primera mitad de la temporada, pero en estos últimos días, no se nos han dado demasiado bien.

Especialmente las aportaciones de Gwynn y Cabrera, están resultando de lo más interesantes, de cara a comprobar de lo que serán capaces los Padres en el 2010, sin olvidar a Kyle Blanks, entre otros, por supuesto. Y es que me siento especialmente optimista de cara al año que viene, después de ver como los Padres han remontado, el vuelo y las expectativas, que se le presuponía a mi equipo justo antes del All-Star, y mucho menos justo después de él.

 

iGRcNJBB.jpgSin embargo las cosas parecen que van mejorando. Te hace pensar que si las cosas hubiesen salido mejor en la primera mitad de la temporada, quizás…Es sólo pensar en voz alta, o mejor dicho, expresar en voz alta mis deseos. Pero en definitiva, el 2009, es ya casi historia para los Padres, y es en el 2010, en lo que ya empezamos a pensar los que amamos a San Diego.

Lo dije desde el principio de la temporada, y lo sigo manteniendo. Los Padres están en su particular travesía por el desierto, y lamentablemente, parece que el 2010, será otra estación más en esta travesía, la de la reconstrucción. Pero las cosas parecen que mejoran, y si San Francisco y Colorado, están luchando por la Wild Card, después del 2008, en donde no lo hicieron del todo bien, quien dice que no sea el año que viene, el año en donde los Padres no vuelvan a ser un contendiente para la postemporada. Lástima que los Dodgers, estos Dodgers, estén en nuestra división. Eso recorta las posibilidades notablemente, pero cuando se abra el mercado, tras la temporada…, quien sabe, como cambien las cosas.

Con esto no quiero decir que San Diego vaya a pujar por fichajes desorbitados (económicamente hablando), pero el Front Office, siempre se ha caracterizado en acertar en los fichajes, sobre todo hasta el 2007, y con los lanzadores.

Pero el tiempo, y la suerte con las lesiones, dictarán sentencia de como irán las cosas en el futuro. Por el momento, optimismo de ver como van los Padres a día de hoy, un poco de coraje, de pensar, que las cosas tal vez podrían haber ido un poco mejor, disfrutar de lo que nos queda de beisbol en 2009 (que ya queda poco, pero lo mejor), y esperar algún regalo (merecido) del COI para poder volver a ver al beisbol en los JJOO en el 2016.

Y tras todo eso, a empezar con lo que el 2010 nos deparará. Una sorpresa para San Diego, y otra postemporada para poder volver a luchar por el anhelo de los Padres (el anillo de campeón), sería un bonito sueño con el que soñar esta noche y todo el año que viene.

P.D. Un muy especial agradecimiento a Antonio Rodríguez, del blog LA NACION MEDIAS ROJAS. Que hayas dedicado unas palabras de apoyo a mi blog, que empieza a despejar, con la intención de satisfacer mi pasión por los Padres, es de agradecer enormente. Sin duda, yo también seguiré tu blog con mucho interés, paisano. Desde Andalucía un cordial saludo.
Berkut Martin 2.JPG

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.